Tecnología | Noticias | 20 MAR 2019

Nueva multa a Google por parte de la Comisión Europea

Se trata de la tercera multa antimonopolio que la Comisión Europea ha impuesto a Google. En esta ocasión debido a un abuso de posición dominante en el mercado.
google
Redacción

La Comisión Europea ha multado a Google con 1.490 millones de euros por infringir las normas antimonopolio de la UE. 

La multa se debe a un abuso de posición dominante en el mercado al imponer una serie de cláusulas restrictivas en los contratos con sitios web de terceros que impedían a los rivales de Google publicar sus anuncios de búsqueda en estos sitios web.

La comisaria Margrethe Vestager, responsable de la política de competencia, ha declarado que la "mala conducta de Google" duró más de 10 años y negó a otras empresas la posibilidad de competir por sus méritos y de innovar, y a los consumidores, los beneficios de la competencia.

Se trata de la tercera multa antimonopolio que la Comisión Europea ha impuesto a Google. En junio de 2017, se multó a Google por su comportamiento ilegal en los servicios de comparación de precios. Y en julio de 2018, por su comportamiento ilegal en relación con el sistema operativo móvil Android y las aplicaciones y servicios móviles.

Según se daba a conocer esta noticia, Google se apresuraba a responder con el siguiente mensaje a través de Kent Walker, SVP, Global Affairs & Chief Legal Officer: “siempre hemos estado de acuerdo en que los mercados sanos y competitivos son algo que nos interesa a todos. Hemos hecho gran cantidad de cambios en nuestros productos para cumplir con las preocupaciones de la Comisión Europea. En los próximos meses, llevaremos a cabo nuevas actualizaciones para dar mayor visibilidad a nuestros competidores en Europa”.

Estrategia de Google para la intermediación de publicidad en buscadores online

A través de AdSense for Search, Google proporciona anuncios de búsqueda a los propietarios de sitios web de "editores". Google es un intermediario, como un agente de publicidad, entre anunciantes y propietarios de sitios web que desean beneficiarse del espacio que rodea a sus páginas de resultados de búsqueda. Por lo tanto, AdSense for Search funciona como una plataforma de intermediación de publicidad en buscadores online.

Los competidores de la publicidad en buscadores online como Microsoft y Yahoo no pueden vender espacio publicitario en las páginas de resultados de los motores de búsqueda de Google. Por lo tanto, los sitios web de terceros representan un punto de entrada importante para estos otros proveedores de servicios de intermediación de publicidad en buscadores online para hacer crecer su negocio y tratar de competir con Google.

La Comisión ha revisado cientos de acuerdos de este tipo en el curso de su investigación y ha llegado a la conclusión de que:

  • A partir de 2006, Google incluyó cláusulas de exclusividad en sus contratos
  • En marzo de 2009, Google comenzó a sustituir gradualmente las cláusulas de exclusividad por las llamadas cláusulas de "Premium Placement"
  • También en marzo de 2009, Google incluyó cláusulas que exigían a los editores que solicitaran la aprobación por escrito de Google antes de realizar cambios en la forma en que se mostraban los anuncios de sus rivales

Por lo tanto, Google impuso en primer lugar una obligación de suministro exclusivo, que impedía a los competidores publicar anuncios de búsqueda en los sitios web comercialmente más importantes. A continuación, Google introdujo lo que denominó su estrategia de "exclusividad relajada" destinada a reservar para sus propios anuncios de búsqueda las posiciones más valiosas y a controlar el rendimiento de los anuncios de la competencia.

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios