Tecnología | Noticias | 18 NOV 2019

¿Que nos deparará la inteligencia artificial?

Sectores como la industria, los transportes, las finanzas o la salud entre otros muchos van a ver como crece con rapidez la presencia de la inteligencia artificial en los próximos años.
Inteligencia artificial
Redacción

Es una de las tecnologías que más interés despierta, está en boca de todas las grandes compañías pero ¿es ya una realidad la inteligencia artificial? ¿cuánto le falta? ¿cuáles son las expectativas respecto a la misma? ¿dónde queda la ética?

Sectores como la industria, los transportes, las finanzas o la salud entre otros muchos van a ver como crece con rapidez la presencia de la inteligencia artificial en los próximos años. 

Según la empresa de robótica colaborativa y estructuras inteligentes, Airtificial, para el año 2025 el mercado de la inteligencia artificial alcanzará los 52.700 millones de euros, 9 veces más de lo que se invierte hoy en este sector, donde se mueven casi 6.000 millones de euros. Ante esta situación venidera, la Comisión Europea ha reunido a 52 expertos independientes para debatir unas directrices éticas que habrá que seguir en el desarrollo y el uso de la inteligencia artificial.

"Todo descubrimiento, nueva creación o nueva capacidad que desarrollamos para generar un nuevo poder o una nueva posibilidad de hacer las cosas conllevan la pregunta de quién hará uso de ellos y qué dirección les queremos dar, porque todo puede utilizarse para generar bienestar o para destruir" explica Miquel Seguró Mendlewicz, profesor colaborador de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC.

Ante esta tecnología, que si bien aún no está plenamente desarrollada, ya se atisba su fuerza, se considera necesaria una reflexión ética sobre la inteligencia que se plantee preguntas como "qué es la inteligencia, qué es artificial, quién hace este artificio, por qué, para qué, si el objetivo es generar más justicia social y más bienestar o generar una competencia neocapitalista para ver quién se desarrolla mejor por medio de las capacidades que esta inteligencia pueda ofrecer, si es para el bien público y, por tanto, quedará en manos del estado o no" comenta el profesor.

De momento parece que la ética de la inteligencia artificial se queda, más que en la respuesta, en la pregunta

Según Seguró, los principales retos para la ética de la inteligencia artificial pueden resumirse en cuatro:

  • La inteligencia artificial no es neutral, responde a unos intereses y a unos usos.
  • Detrás todo está la responsabilidad humana.
  • Inteligencias hay muchas y habría que definir qué tipo de inteligencias queremos generar.
  • Es necesario concretar el uso político que se va a hacer de esta inteligencia y quién va a vigilar que se use de manera equitativa.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios