5G
Telecomunicaciones
Open source
Red Hat
Telefónica

Redes abiertas: una apuesta clara en el sector de las telecomunicaciones

Con el objetivo de dar un mayor impulso a la digitalización de los servicios de telecomunicaciones, los operadores de red están apostando cada vez más por arquitecturas de redes abiertas, un nuevo modelo que les permite reducir la excesiva dependencia que tienen con algunos suministradores de equipos, restringiendo la flexibilidad de sus infraestructuras.

abierto
Créditos: Richard Balog (Unsplash)

En la medida en la que el 5G se incorpora a nuestras vidas, aumenta la complejidad de la red y sus necesidades para soportar nuevas aplicaciones y servicios. Este nuevo escenario ha provocado que, en los últimos años, haya una apuesta cada vez más firme por arquitecturas de redes abiertas (open networks), capaces de mejorar la flexibilidad y el rendimiento de las redes y ayudar a las empresas a generar nuevos servicios y a mejorar la experiencia de los usuarios. Se trata, en definitiva, de reforzar la competitividad de los mercados. 

 

Un cambio de paradigma

Hasta hace muy poco, las redes de telecomunicaciones se desplegaban a través de estaciones base integradas donde las radios, el hardware y el software era proporcionado por un único proveedor. Gracias a este nuevo paradigma, los operadores podrán desplegar sus redes con componentes de diferentes proveedores, incrementando la innovación, mejorado la respuesta a las necesidades de sus clientes y reduciendo sus costes.

No hay duda de que supone un modelo disruptivo y, en este modelo, Telefónica ya se ha situado como uno de los principales players. De acuerdo con Juan Carlos García López, director de innovación tecnológica y ecosistemas de Telefónica, “open networks supone un nuevo paradigma para construir y operar redes. Basada en la desagregación del sistema de red en componentes modulares, el cambio fundamental se basa en que anteriormente estos sistemas los suministraba un solo fabricante en una solución monolítica y ahora se pueden crear a partir de módulos de varios suministradores con interfaces estandarizadas que facilitan su integración”. Gracias a esta nueva arquitectura, ahora los operadores pueden abrir esa cadena de suministro a compañías más pequeñas y especializadas en determinados componentes,  “obtener sistemas más eficientes y facilitar la innovación a un ecosistema más amplio de suministradores”, apunta.  

Juan Carlos García López, director de innovación tecnológica y ecosistemas de Telefónica

 

El hecho de que el hardware deje de ser propietario y pase a ser general ayuda, además, a “eliminar heterogeneidad en el equipamiento, permitiendo su compartición y mejorando en simplicidad”, explica García López. Que las funciones de red pasen a estar basadas en una serie de módulos software que corren sobre ese hardware general permite que cualquier despliegue de nuevas funcionalidades sea mucho más rápido, reduciendo el tiempo en la entrega de los servicios. En esta misma línea, esta nueva naturaleza software de las funciones de red “nos permite el uso de un gran número de herramientas y procedimientos provenientes del mundo IT y que ahora trasladamos al mundo de las telecomunicaciones”.

Los contenedores, y en concreto Kubernetes, se han convertido en el modelo de desligue por defecto de la industria de IT. Pero aún tienen un gran recorrido por delante en las redes de telecomunicaciones. Para García López, la clave está en la flexibilidad que aporta para ocultar la complejidad de todo el hardware y de los sistemas operativos”. De hecho, desde el año pasado Kubernetes ya es una tendencia en el mundo de las telco, y “aunque habrá que trabajar para adaptar ese entorno a funciones de red para cubrir las exigencias del sector, será el mecanismo fundamental para esta virtualización”.

Darrell Jordan-Smith, vicepresidente senior de industrias y cuentas globales de Red Hat

El garantizar un escenario de confianza es clave para el éxito del despliegue de la tecnología de open networks, por ello, según Darrell Jordan-Smith, vicepresidente senior de industrias y cuentas globales de Red Hat, una de las compañías claves en el panorama que abre el uso del software Open RAN, que se ejecuta en contenedores con software suministrado por esta compañía, entre otras, “para asegurar un ecosistema confiable estamos trabajando mucho con el objetivo de garantizar que nuestros partners puedan interactuar con nosotros y avanzar más rápido en la implementación de sus aplicaciones y servicios, no solo en un entorno de laboratorio sino en producción y ayudando a administrar el ciclo de vida alrededor de la aplicación y de los servicios en su totalidad”. 

En definitiva, para el director de innovación tecnológica y ecosistemas de Telefónica, las redes abiertas “suponen el cambio más relevante que está sucediendo en los dos últimos años. Ha pasado de ser algo experimental a convertirse en soluciones con características comerciales”.

 

Mayor complejidad

La introducción de redes abiertas genera una mayor complejidad en la que han de tomar medidas los operadores. “O desarrollamos capacidades para integrar todos esos módulos —antes lo hacía el fabricante en el sistema monolítico— o generamos un nuevo modelo con un partner que haga esa integración si no tenemos esa capacidad”, explica García Lopez. 

En esta línea, es importante avanzar en el desarrollo de modelos de operación más automáticos, apoyado en un conjunto de herramientas de código abierto y de la aplicación de técnicas de inteligencia artificial y aprendizaje para la detección temprana de comportamientos anómalos, el aseguramiento del servicio y la gestión de capacidad”, señala.

En este sentido, según Jordan-Smith, “el open source será la clave del éxito de las redes abiertas porque no solo democratiza el uso de la tecnología, sino que garantiza el avance constante”. 

 

El papel de ‘edge computing’

Uno de los conceptos que más terreno está ganando en el mundo de las telecomunicaciones, y en particular en el de las arquitecturas de red, es edge computing, un elemento que va a ser fundamental para muchos servicios que prometen tecnologías como el 5G. Es más, se estima que el 80% de los nuevos casos de uso del 5G requerirán de edge computing

El edge computing acerca el procesamiento informático a la ubicación física del usuario o a la fuente de los datos. Al establecer servicios de computación cerca de esas ubicaciones, los usuarios obtienen servicios más rápidos y confiables, y las empresas aprovechan la flexibilidad del cloud computing, que en el edge ofrece las prestaciones de la computación local. Gracias al edge computing, una empresa puede usar y distribuir un conjunto común de recursos en una gran cantidad de ubicaciones.

Pero ¿por qué es tan importante este nuevo concepto en el terreno del 5G? Según García López, para conocer su relevancia “hay que entender que el tiempo de respuesta de una aplicación (latencia) depende de tres factores: en primer lugar, lo que se retrasa la señal en el acceso desde el dispositivo a la red. El segundo factor es lo que tarda la señal dentro de la red hasta el centro de datos y, el tercero, el tiempo que tarda en procesarse la aplicación en el centro de datos y, por supuesto, el tiempo de vuelta de la respuesta”. 

De esos tres tramos, 5G está reduciendo la latencia en el primero de ellos, es decir, en el acceso. Por su parte, edge computing reduce significativamente el tiempo de respuesta en el segundo de los factores, ya que el centro de datos está más cerca del dispositivo. Llegados a este punto, “cuando combinas la reducción de respuesta en el primero y segundo de los escenarios, consigues capacidades o latencias muy bajas y empiezas a facilitar el despliegue de aplicaciones que antes no eran posible, como realidad virtual, realidad aumentada, robótica conectada, conducción asistida, video-vigilancia inteligente o vídeo inmersivo, entre muchas otras”. 

En este campo, Telefónica es una de las operadoras mejor posicionadas. “Tenemos una red de fibra de calidad, con un retardo en el transporte muy pequeño, y una gran velocidad gracias al 5G. Si a esto le añadimos que contamos con una unidad de cloud con un crecimiento muy importante, capaz de prestar estos servicios desde localizaciones próximas al cliente y experta en asesorar a los clientes en cómo mover sus aplicaciones y servicios a la nube, el resultado es una excelente posición en el mercado”, subraya Juan Carlos García. 


 

El rol del ‘open source’ para redes abiertas

De acuerdo con el informe “The State of Enterprise Open Source: A Red Hat Report, Red Hat/Illuminas 2020. State of Open Source for Telecommunications”, el 83% de los líderes IT de la industria de las comunicaciones cree que el open source empresarial es utilizado por las empresas más innovadoras en todo el mundo. En palabras de Darrell Jordan-Smith, vicepresidente senior de industrias y cuentas globales de Red Hat, “como proveedores de software líderes en código abierto empresarial, estamos muy involucrados en las comunidades 5G o edge computing que son las que a través de proyectos open source crean el código que soluciona los desafíos y requerimientos específicos de la industria”.  

Red Hat se encuentra entre los mayores contribuidores de proyectos open source, “lo que nos da una visión de hacia dónde se enfoca la comunidad, permitiéndonos apoyarla con los casos de uso donde podrán ser aplicadas estas tecnologías, tanto en el core como en el edge más lejano”. 

 



Revista Digital

40 Aniversario Computerworld

web 40 años computerworld Tendencias

Próximos Webinars

Webinars Ondemand

Webinars

Be Data Ready

Communications Platform for Business

Clientes Soluciones
Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: