Tecnología | Noticias | 30 SEP 2019

Siete errores graves que harán fracasar tu proyecto de SGC (y cómo evitarlos)

Tags: Internet
En el mercado digital actual, tu web es el lugar para comunicarte con tu público, de ahí que sea clave ofrecer la mejor experiencia de usuario posible.
oficina, ejecutivos
Redacción

En muchos casos el éxito o el fracaso de tu iniciativa de crear un SGC (Sistema de Gestión de Contenidos) dependerá no únicamente de la tecnología que elijas –aunque es obvio que tiene un papel clave–, el éxito más bien puede depender de la creación de una estrategia de gestión sólida, una gestión de proyecto pragmática y una ejecución eficiente.

 

Gestiona un producto, no un simple proyecto

El error más común es considerar sólo el proyecto inicial. El truco está en que tu sitio web, tu aplicación móvil o cualquiera de tus aplicaciones necesitan ser tratadas como productos en desarrollo. Busca aplicar un proceso iterativo para desarrollar tu sitio web, realizando pequeñas mejoras en períodos cortos de tiempo.

Construir tu proyecto de manera incremental te permite adaptar y medir su eficacia y poder mejorarlo hasta el punto de que tus activos digitales ofrezcan realmente el valor que esperas.

 

Gestión del alcance

Desde el principio tienes que ser claro en lo que se necesita, no en lo que se quiere. Selecciona un SGC diseñado para lo que necesitas y aférrate a eso. Aplica las buenas prácticas que conozcas o hayas leído y trata de no alejarte demasiado de ellas. 

 

El móvil importa

El tráfico móvil web es la mitad del tráfico web en todo el mundo. Adoptar frameworks para el front-end con diseño responsive, como Bootstrap o Foundation son dos de las maneras posibles de hacerlo. Los dos cuentan con enfoques muy comunes para el desarrollo de plantillas compatibles con dispositivos móviles.

 

La migración de contenido es siempre un reto

No subestime la complejidad de la migración de contenido y no tenga objetivos poco realistas para la automatización. Debe tener en cuenta si es necesario reescribir y eliminar el contenido, no cumple con un determinado estándar o si se ha copiado directamente de los medios tradicionales. 

 

Los 'workflows' no siempre merecen la pena

Workflows. Que no son realmente necesarios. En la mayoría de los casos, el contenido se gestiona mejor fuera de la red, fuera del SGC. Si no forma parte de una organización de medios ni necesita un cumplimiento o procesos de traducción a gran escala, no pierda el tiempo evaluando los flujos de trabajo; es probable que no los necesite.

 

Las integraciones pueden alterar tu planificación

Las integraciones llevan tiempo. Asimismo, necesitan de un mantenimiento constante para mantenerse activas y funcionando. Definiendo y describiendo lo que quieres conseguir, preferentemente con los escenarios específicos, puede entenderse perfectamente de lo que es capaz una plataforma. Y por supuesto, muchas integraciones tendrán realizarse conforme tu proyecto vaya madurando, pero al inicio, concéntrate en entre tres a cinco de sus puntos de integración más importantes y sumérgete primero en esos escenarios.

 

La complejidad de la personalización

Como comprador potencial de un SGC, es importante que entiendas tus necesidades para que puedas elegir una solución que se alinee con tus objetivos de negocio.

 

¿Tienes curiosidad por cómo acelerar la transformación digital? El 3 de octubre, eZ Systems organizará un panel de discusión centrado en este tema.

 

CONTENIDO OFRECIDO POR EZ



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios