Tecnología | Noticias | 20 MAY 2020

¿Sobrevivirá el 'open source' a la pandemia?

Muchos proyectos importantes son mantenidos por desarrolladores voluntarios que pueden tener ahora necesidades más apremiantes que estos proyectos sin ánimo de lucro.
open source
Matt Asay

El open source ha estado en auge durante décadas, pero tiende a funcionar particularmente bien en tiempos de dificultades financieras, como la que está empezando a aflorar. "Las comunidades de código abierto tienen el poder de sostenerse durante una crisis económica, e incluso de crecer" explica el fundador de Drupal, Dries Buytaert. 

Pero esa perspectiva corporativa puede pasar por alto - como sugiere Donald Fischer, CEO y cofundador de Tidelift - a los "mantenedores independientes de open source", es decir, a los desarrolladores que escriben y mantienen el código abierto que muchas compañías utilizan para construir sus aplicaciones. ¿Qué sucede cuando la supervivencia financiera o emocional supera a la diversión?

Codificación bajo coacción

Casi toda mi carrera laboral he trabajado desde casa y durante 15 años esto ha sido una alegría, no obstante las últimas semanas han sido todo lo contrario. He estado trabajando a distancia durante 2 años y medio. Los últimos dos meses y medio me han dejado más agotado que nunca. Este es tu recordatorio de que no estás trabajando a distancia. Estás trabajando a distancia durante una crisis de salud global.

 La fuerza del código abierto es la comunidad, ahora más que nunca

Esta misma presión se aplica a quienes se dedican a mantener vivo el open source, según Fischer. "Hoy en día los mantenedores independientes están, como mucha gente, bajo más presión de tiempo y financiera que hace sólo un mes o dos. La mayoría de estos creadores trabajan en sus proyectos de forma paralela - no como sus principales trabajos diarios - y para muchos, las obligaciones personales y profesionales son anteriores al trabajo de código abierto".

Resulta que los desarrolladores de código abierto son personas, sujetas a las mismas presiones humanas que el resto de nosotros. La diferencia, por supuesto, es que ellos también escriben el código del que el resto de nosotros dependemos. De forma gratuita.

Más tiempo, menos energía

Así, no es sorprendente que Jordan Harband, mantenedor de más de 250 paquetes de JavaScript, le dijera a Fischer: "Creo que la gente tendrá más tiempo para contribuir, pero menos energía para hacerlo". La mayor parte estará atada a lidiar con la psicología de estar atrapado en su casa, quizás trabajando recientemente fuera de una oficina, o peor, no trabajando en absoluto, y tratando de averiguar cómo pagar las cuentas". En otras palabras, el código abierto sigue siendo divertido, pero parte de esa "diversión" puede ser absorbida por el estrés del momento. Entonces, ¿qué hacer?

El código abierto sigue siendo divertido, pero parte de esa "diversión" puede ser absorbida por el estrés del momento

Una cosa que me da esperanza de que las comunidades de código abierto saldrán de la pandemia más fuertes que nunca no es una cuestión de "abierto" o "fuente", sino esa última palabra, "comunidad". En mi reciente conversación con Stenberg, habló de la energía y las ideas que obtiene de la comunidad de contribuyentes de Curl: "Son realmente los contribuyentes los que forman la mejor parte de la comunidad para mí. Son el equipo con el que me reúno y con el que me comunico, con el que reboto ideas y pruebo cosas para averiguar dónde ir después y cómo arreglar las cosas más complicadas".

En resumen, aunque Fischer tiene toda la razón en que deberíamos preocuparnos por los muchos mantenedores individuales de código abierto, la gran esperanza en este lío es que no estén realmente solos. Al menos, no todos ellos. La fuerza del código abierto es la comunidad, ahora más que nunca.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios