Estudios
Open source

Software para todo el mundo; la importancia de los trabajos con código abierto

Los sistemas de código abierto u open source forman parte del corazón de la infraestructura de nuestra sociedad digital, pero pueden llegar a sufrir importantes problemas de sostenibilidad porque mucha gente los utiliza, pero muy pocos contribuyen a su desarrollo.

open source

Cualquier usuario del mundillo digital ha oído hablar de código abierto u open source, que es el software cuyo código fuente se ha puesto a disposición de todo el mundo, de manera gratuita y cuenta con licencias que facilitan su reutilización, su copiado, adaptación o modificación por terceros, para desarrollar software en contextos diferentes.

El código abierto también se ha convertido en un estilo de trabajo y un movimiento colectivo de resolución de problemas. El trabajo colaborativo es una de las principales características del software abierto, que al tratarse de un modelo de producción descentralizado, depende de la revisión por pares (procedimiento de control de calidad independiente) y de la contribución de las comunidades de programadores.

Y esa comunidad es la que hay que mimar y perfeccionar. Según una investigación de Javier Cánovas, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) e investigador del grupo Systems, Software and Models Research Lab (SOM Research Lab), del Internet Interdisciplinary Institute (IN3), junto con el profesor de investigación ICREA y líder del mismo grupo Jordi Cabot, han realizado un amplio estudio que demuestra cómo los proyectos de open source pueden llegar a sufrir importantes problemas de sostenibilidad porque mucha gente los utiliza, pero muy pocos contribuyen a su desarrollo.

La investigación de la UOC, tras analizar los perfiles de los usuarios involucrados en estos proyectos, ha detectado que cada vez es más importante la presencia de contribuidores que no desarrollan código, que cuentan con cierta especialización y que "desmitifican la idea de que solo los desarrolladores dirigen proyectos de código abierto", según los autores del estudio.

El profesor Cánovas explica que la estructura de los proyectos de código abierto depende fundamentalmente de la comunidad de contribuidores, que los mantienen vivos y colaboran entre ellos, y que básicamente “lo forman comunidades se centran en el estudio de perfiles de usuarios encargados de programar y hacerse cargo de otras tareas técnicas, como revisar o combinar código”.

El error es pensar que los proyectos los sacan adelante solo informáticos, ingenieros y desarrolladores con perfil técnico. “Esta es solo una visión parcial —aclara Cánovas—. Lo que realmente constituye y hace avanzar un proyecto de open source, es el impulso de una comunidad de usuarios que se encargan de una gran variedad de tareas (como marketing, promoción y diseño) y que también ayudan a redactar documentación o participan en las discusiones sobre la evolución futura del proyecto"

El peso de lo que no es código

Los responsables de la investigación han observado que en la mayoría de los proyectos, los esfuerzos para atraer e incorporar a nuevos colaboradores se dirigen a los desarrolladores, pero así se pierde la oportunidad de atraer a otros tipos de perfiles que podrían ser más fáciles de incorporar, y que también ayudan al avance y la sostenibilidad del proyecto a largo plazo".

Hay usuarios que solo colaboran en el proyecto con actividades no técnicas, que complementarían el trabajo de las personas dedicadas a la programación y el desarrollo de código, las cuales, por el contrario, tendrían poca implicación en otras tareas. Serían las labores no relacionadas con código (no técnicas) como reportar un problema, recomendar un cambio de mejora, participar en una discusión o simplemente reaccionar a comentarios de otros (por ejemplo, con un emoji para comunicar la aceptación de una propuesta) están muy presentes en los sistemas de código abierto.

Con la investigación, los expertos de la UOC pretenden optimizar y la promocionar la colaboración de los contribuidores en los sistemas de código abierto, estudiar la dimensión temporal, o cómo el estado de un proyecto y su comunidad evolucionan a lo largo del tiempo, estudiar los mecanismos para atraer a nuevos colaboradores a los proyectos de código abierto, ver nuevas formas visibilizar las contribuciones de los miembros de la comunidad o proponer soluciones para definir las normas (o modelos) de gobernanza de la comunidad.

La investigación ha profundizado en cómo se organiza la colaboración en los sistemas de código abierto, los investigadores analizaron los cien proyectos NPM más importantes (NPM es el gestor de paquetes de Node.js, uno de los servidores de aplicaciones web más populares) localizados en GitHub, una de las plataformas de codificación social más relevantes.



Especial Sanidad

Be Data Ready

Eulalia Flo Cloud

Communications Platform for Business

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research