Tecnología | Noticias | 22 JUN 2020

Tecnología, la clave del turismo para sobrevivir a COVID-19

Este fin de semana, con la finalización del estado de alarma ha dado comienzo una ‘nueva normalidad’ donde el turismo tiene ante sí el reto de, de mano de la tecnología, salvar la temporada y sobreponerse al duro revés que ha supuesto la crisis del coronavirus.
hotel
Cristina Cueto García

Parece que fue ayer cuando aún estábamos a mitad de enero planeando qué hacer en las vacaciones de verano cuando de repente un coronavirus se extendió por todo el mundo, convirtiéndose en pandemia, paralizando a toda la sociedad durante más de tres meses y dando un giro de 180º a nuestras vidas. En cuestión de días, todos los planes vacacionales se vieron cancelados y la incertidumbre invadió al sector turístico, uno de los pilares fundamentales de la economía española, que aporta el 12% del PIB total de España y el 13% del empleo. A nivel global el impacto no es inferior, ya que desde el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (el foro económico mundial del turismo) estima que se van a perder 50 millones de empleos globalmente. 
Entre el fin de la cuarentena y la inmunización, se abre un periodo en el que la seguridad y la salud van a tomar mayor relevancia e importancia, por lo que los alojamientos turísticos, hoteleros y extrahoteleros, tendrán que ser capaces de ofrecer una seguridad visible sin parecer un hospital, ya que el comportamiento y las demandas del turista que viaje no serán los mismos que antes.
Todo este nuevo escenario, obliga a los establecimientos turísticos a adaptarse a las nuevas normas y protocolos sanitarios tras la pandemia. Unas reglas que vienen marcadas por el distanciamiento social y la reducción del contacto entre personas. 

Acaba de finalizar el estado de alarma y ya iniciamos esa ‘nueva normalidad’ de la que tanto venimos escuchando. En este contexto, el sector turístico tiene ante sí el reto importante de salvar la temporada veraniega, pero también tiene una oportunidad única de, aprovechando las circunstancias, acelerar su transformación digital. Se trata, como indica Alberto Bellé, analista de IDG Research, de reducir las barreras a algo que todos los turistas quieren: viajar. “La tecnología es clave para esto, y hay soluciones existentes que lo permiten, así como un creciente número de startups que ayudan en el camino”. 
“Contamos desde hace años con la tecnología y desarrollo necesario para dar un servicio tanto en apartamentos turísticos como en hoteles con contacto cero. Sin embargo, el sector era comedido en sus inversiones en este sentido y se daba preferencia al trato humano. Los nuevos protocolos para evitar el contagio van a ‘obligar’ en muchos casos a esta digitalización”, explica Sergio Gil, CEO y cofundador de Hoomvip y Hotelvip.

¿De qué tecnologías se puede valer el turismo?

Actualmente el mercado ya cuenta con soluciones para el autocheck-in y gestión integral de alojamientos turísticos y hoteles, e incluso, ya hay aplicaciones móviles que permiten los procesos de check-in y check-out sin pasar por recepción. También a través de sus smartphones, los huéspedes podrán tanto abrir la puerta o puertas necesarias como acceder a otros servicios, y que en estos momentos están viendo cómo se incrementa notablemente su demanda. 
“Sin duda, las nuevas tecnologías nos están ayudando a poner en marcha muchos protocolos necesarios debido a la expansión de COVID-19”, comenta Gil.
Elementos como el big data o la inteligencia artificial, que ya se venían utilizando, como detalla Adolfo Borrero, presidente de la Comisión de Smart Cities de AMETIC, para manejar los flujos turísticos, antes masificados en muchos destinos, ahora se emplean para mantener la distancia social y limitar los aforos, ayudados por cámaras inteligentes que procesan la situación localmente. “Son las mismas tecnologías que se estaban usando para aumentar la competitividad del turismo que ahora encaran un nuevo problema: la recuperación y la transformación del sector”.
Otro ejemplo es la utilización del IoT mediante el despliegue de sensórica que ayuda a una nueva situación contactless en la que la digitalización es totalmente necesaria. “La implantación de los protocolos de seguridad necesita el uso de la tecnología digital para su aplicación y seguimiento. Las aplicaciones de trazabilidad y contactos van a extenderse mediante el uso del bluetooth o los ultrasonidos, que facilitan los pedidos y el pago electrónico en los establecimientos turísticos”, añade Borrero.

Ampliación de la brecha entre grandes operadores y pymes

En lo que se refiere a situación de la digitalización del sector turístico español, Borrero explica que, si bien los grandes operadores del sector ya estaban fuertemente digitalizados y ahora refuerzan este nivel de digitalización de una manera más intensa, son las pequeñas empresas turísticas que no tenían recursos para hacerlo, las más afectadas porque la crisis ha mermado más si cabe la posibilidad de invertir en digitalización. “Por ello es necesario un plan de choque para que este gap no aumente más y se puedan transformar”.

 

Reportaje completo aquí

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios