Tecnología | Noticias | 17 MAR 2020

Windows 10 supera los mil millones de usuarios

Un año y medio tarde y gracias al retiro de Windows 7, Windows 10 llega a la cifra prevista de usuarios en todo el mundo.
Windows, microsoft
Créditos: Getty Images / Microsoft
Gregg Keizer

Microsoft ha afirmado que Windows 10, cuyas actualizaciones se han reducido desde que los usuarios pueden elegir, se encuentra en mil millones de dispositivos, un hito que la compañía dijo que alcanzaría entre un año y medio y dos años y medio antes.

"Más de mil millones de personas en 200 países han elegido Windows 10, lo que significa más de mil millones de dispositivos Windows 10 activos", afirmó Yusuf Mehdi, vicepresidente corporativo, en una entrada del 16 de marzo en un blog de la compañía.

La mayor parte de esos dispositivos eran sin duda PC de escritorio y portátiles, aunque Microsoft también contaba con consolas de juegos Xbox, que ejecutan una versión de Windows 10, así como dispositivos extremadamente especializados, como el Surface Hub.

Microsoft fijó el objetivo del billón o del fracaso meses antes de lanzar Windows 10. En abril de 2015, el director ejecutivo del sistema operativo de la firma de Redmond, Washington, Terry Myerson, dijo: "Nuestra meta es que dentro de dos o tres años del lanzamiento de Windows 10 haya mil millones de dispositivos que ejecuten Windows 10". Windows 10 fue lanzado a finales de julio de 2015, por lo que la marca de dos años de Myerson habría sido julio de 2017 (hace 32 meses) y su objetivo de tres años, julio de 2018 (hace 20 meses).

En ese momento, los analistas dijeron que el ambicioso objetivo de Microsoft era en realidad conservador o ciertamente alcanzable. Sin embargo, menos de un año después del debut de Windows 10, Microsoft vio imposible el objetivo de los mil millones de dispositivos.

Las pérdidas y el enfoque

"Debido al enfoque de nuestro negocio de hardware telefónico, nos llevará más tiempo que el final del año fiscal 2018 alcanzar nuestra meta de mil millones de dispositivos activos mensuales", dijo un portavoz de la compañía.

El "enfoque" que el portavoz mencionó fue una referencia al desastroso camino que Microsoft forjó para su negocio de telefonía móvil. Menos de dos años después de anunciar la adquisición de los activos de teléfonos de Nokia - y sólo semanas antes de lanzar Windows 10 - Microsoft admitió que la medida fue una catástrofe de una pérdida de 7.600 millones de dólares.

El colapso resultante de la estrategia de Microsoft para los teléfonos inteligentes, junto con un cráter de las ventas de PC de los consumidores –todo lo que mantenía a flote ese negocio eran las ventas comerciales mientras las empresas se preparaban para Windows 10– puso los mil millones fuera de alcance.

No era la primera vez que un crujido de números de Microsoft lo llevó a establecer metas elevadas. En 2012, el entonces director ejecutivo Steve Ballmer pareció decir que el inminente Windows 8 estaría en 500 millones de dispositivos en su primer año. Aunque Microsoft luego sostuvo que los comentarios de Ballmer habían sido malinterpretados. Él y otros en Microsoft siguieron argumentando que las actualizaciones de Windows 8 crearían una audiencia lucrativa para los desarrolladores de aplicaciones. Al final, Windows 8 fue juzgado como un fracaso, llegando a un máximo de menos del 18% de todos los dispositivos de Windows, una cresta más baja que incluso Windows Vista seis años antes.

El número mágico

La afirmación de los mil millones de dispositivos de hoy en día se acercó notablemente a una estimación de Computerworld basada en datos del proveedor de análisis Net Applications. Según los datos de febrero de la compañía californiana, Windows 10 representaba el 65,1% de todas las versiones de Windows. Microsoft ha promocionado durante mucho tiempo el número de 1.500 millones como la base instalada de PCs con Windows. El 65,1% de los 1.500 millones de febrero representaba aproximadamente 976 millones de ordenadores personales de sobremesa y portátiles, a sólo una docena de millones del número mágico de Microsoft.

Windows 10 sólo tiene por delante el mar abierto. Con Windows 7 ya retirado del soporte y Windows 8/8.1 ya bajo una cuota del 5%, no pasará mucho tiempo antes de que 10 sea el último Windows en pie.

No fue coincidencia, por supuesto, que Windows 10 alcanzara el punto de referencia de los mil millones después de que el veterano Windows 7 fuera dejado de lado. Uno podría concluir, entonces, que Microsoft sólo podría haber alcanzado su objetivo de tiempo si hubiera adelantado el retiro de Windows 7 dos años.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios