Tecnología
Mujeres

8M: el papel de la mujer en el sector tecnológico

La historia de la humanidad está llena de mujeres valientes que, en su día, decidieron romper las barreras que les impedían entrar en un mundo de hombres. Científicas, programadoras, astronautas… consiguieron sentar las bases para que hoy sectores tan tradicionalmente masculinos como el de las TIC tengan entre sus filas a grandes profesionales liderando las principales organizaciones del país. ¿Está todo conseguido? Los estudios dicen que no, pero los pasos son gigantes. Así nos lo cuentan las protagonistas de este sector.

mujeres pc
Créditos: Christina Wocintechchat (Unsplash).

Solo un 23% de las personas que trabajan en el sector de las Tecnologías de la Información y la comunicación (TIC) son mujeres. Así lo refleja un estudio del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI) en colaboración con el Instituto de la Mujer. Aunque este porcentaje es superior si lo comparamos con años anteriores, aún queda un largo camino por recorrer. Un camino que, de acuerdo con las principales protagonistas del sector, ha de iniciarse en las primeras etapas de la educación de las niñas con el fin de acabar con la idea de que las carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) son cosa de hombres. De hecho, según el informe "Empleo IT y Mujer: 10 profesiones con futuro", elaborado por Infoempleo y la Universidad Internacional de La Rioja, en España sólo el 12% de los estudiantes matriculados en estas disciplinas son mujeres

Con el objetivo de analizar esta realidad y poder extraer las principales claves que permitan reducir esta brecha, ComputerWorld ha podido hablar con las principales protagonistas del sector que, con su día a día, se han convertido en los principales referentes de las profesionales del futuro.

Carme Artigas (Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital): “El único camino es hacer de la digitalización y la tecnología un elemento de igualdad”

Para Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, “sigue existiendo una brecha de género en el sector digital y tecnológico, ya sea desde el ámbito educativo y universitario, como en el del emprendimiento y en el de la empresa”. No obstante, “hemos avanzado en los últimos años en el camino hacia la igualdad real y hay aspectos positivos como grandes empresas tecnológicas cuyos puestos directivos están ocupados por mujeres o, por ejemplo, que España ya cuenta con un mayor número de mujeres investigadoras, el 38,8% frente al 33,8% de la UE”. En cualquier caso, “explica Artigas, “la transformación digital necesita todo su talento y las mujeres debemos ocupar una posición central y protagonista. El único camino es seguir avanzando y hacer de la digitalización y la tecnología un elemento de igualdad”. 

El problema para Artigas reside en que “tenemos una importante barrera en los sesgos inconscientes: que haya menos mujeres en carreras o profesiones STEM no significa que seamos peores estudiantes o profesionales. Debemos derribar estos sesgos que hacen que, por ejemplo, muchas niñas decidan renunciar desde edades tempranas a una carrera tecnológica”. Para ello, la secretaria de Estado de Digitalización cree que es importante romper la brecha de género desde el origen: “Impulsar vocaciones STEM ya desde la educación, canalizar talento, generar confianza entre las mujeres y mostrarnos entre nosotras como referentes”. Pero, también es fundamental “luchar por una transformación cultural en el seno de las organizaciones, rompiendo el techo de cristal que aún persiste para las mujeres, especialmente en el sector tecnológico”. En definitiva, “las mujeres deben ser protagonistas de la nueva realidad para que no nos tengamos que adaptar a un mundo prediseñado por y para el género masculino, sino que diseñemos y seamos creadoras del futuro tecnológico”.

 

Helena Herrero (HP): “Es imprescindible que el sistema educativo se adapte mejor a este cambio social”

De acuerdo con un estudio de la Comisión Europea sobre la mujer en el sector digital, solo 24 mujeres de cada 1.000 se gradúan en estudios TIC, y de ellas, solo seis trabaja en el sector tecnológico. Sin embargo, para Helena Herrero, presidenta de la región sur de Europa de HP, “afortunadamente, esta situación está cambiando y el número de mujeres ha ido creciendo en los últimos años”. Herrero pone de ejemplo a su propia organización: HP en España cuenta con un 37% de mujeres en la plantilla y un 25% en el área de I+D. “Esto se ha conseguido gracias a años trabajando con medidas concretas y poniendo en valor el talento femenino, promoviendo la diversidad en los equipos de trabajo, poniendo en marcha medidas de conciliación y fomentando las vocaciones científico-técnicas entre las jóvenes”. 

Aun así, para Herrero, “la ausencia de vocaciones femeninas en las carreras STEM sigue siendo una asignatura pendiente. Este problema viene, por un lado, por la falta de referentes. Y es que las niñas no tienen ejemplos claros en el ámbito científico, matemático o tecnológico. En este punto, los medios de comunicación juegan un papel muy importante, dada su capacidad para dar visibilidad a las mujeres que desarrollan su trabajo en esos campos”. Por otro lado, apunta Herrero, “es imprescindible que el sistema educativo se adapte mejor a este cambio social. Hay que seguir avanzando en incluir la formación tecnológica desde primaria, con asignaturas de programación o robótica, por ejemplo”.

Al hablar de su experiencia personal, la presidenta de HP confiesa que “no siempre ha sido un camino fácil. Tan solo tenemos que echar la vista atrás y pensar en la situación de la mujer hace dos, tres o cuatro décadas, y nos damos cuenta de todo el terreno que por derecho hemos ocupado y de dónde veníamos, así como de todas las barreras que hemos tenido que superar”. A nivel personal, “nunca me obsesioné con las dificultades a las que me podría estar enfrentando por ser mujer. Si me caía, me levantaba y seguía hacia delante, sin buscar culpables y sin pensar en posibles complejos que a la larga son los que realmente nos limitan”.

 

Ángeles Delgado (Fujitsu): “Durante los últimos siete años se ha doblado la presencia de las mujeres en los consejos y esto traerá un gran impulso”

La presidenta de Fujitsu España cree que estamos ante un momento de grandes cambios y las decisiones se toman de manera más lenta de lo que se debería. “Aún queda a nivel de organización colocar las piezas y empezar a diseñar nuevas estructuras, especialmente en puestos de decisión. Creo que las mujeres estamos destacando y, aunque el compromiso de la igualdad de género va lento, se están detectando los importantes valores que tenemos”. Para Delgado es importante recalcar que durante los últimos siete años se ha doblado la presencia de las mujeres en los consejos y a buen seguro “esto traerá un gran impulso en los próximos años. Las grandes decisiones organizativas en la empresa privada no se toman en momentos de incertidumbre, pero sí fijan los cimientos de lo que ocurrirá, y esto, quiero creer, que destapará el talento y el potencial femenino en las compañías”.

Pero, mientras recorremos este camino, ¿qué podemos hacer para alcanzar la meta con éxito? De acuerdo con la presidenta de Fujitsu, “nos falta impulsar la llegada de mujeres a carreras universitarias que permitan el ascenso empresarial y fomentar, dentro de las compañías, conceptos como la flexibilidad laboral y una mayor conciliación. También es clave aumentar la transparencia en los procesos de selección, impulsar el talento interno dentro de las organizaciones, desarrollar programas de liderazgo y mentoring... Algo con lo que estamos muy comprometidos en Fujitsu”.

En cuanto a los obstáculos que las mujeres se pueden encontrar por el camino, Delgado lleva 14 años trabajando en la multinacional japonesa “y nunca he percibido trabas al respecto”. Es más, cuando Delgado tomó la dirección general de Fujitsu en 2011, el comité de dirección de la empresa en España estaba formado exclusivamente por hombres. “Ahora, ha habido un incremento significativo y más del 30% somos mujeres. Lo que enriquece es la diversidad, más que el hecho de ser mujer u hombre”, concluye.

 

Paloma Peinado (Airbus): “Es fundamental generar más referentes femeninos en el sector TIC”

El sector de las TIC, “desafortunadamente para nosotras, sigue siendo un sector masculino, con un avance positivo en los últimos años, aunque no suficiente, y a los porcentajes me remito”, apunta Paloma Peinado, CIO de Airbus. Una de las causas de este avance lento viene, según Peinado, “del escaso porcentaje de mujeres en carreras STEM. No hay un pool suficiente de mujeres universitarias que puedan incorporarse a nuestro sector. Hasta que no se consigan unos mayores volúmenes de mujeres en esas carreras, la evolución seguirá siendo lenta”. Por ello, es fundamental “generar más referentes femeninos en el sector TIC, hay que dar más visibilidad a mujeres en distintos puestos de responsabilidad y animar así a las nuevas generaciones a que vean este sector como una opción y oportunidad laboral”. 

Según Peinado, “he sido cuestionada para optar a algún puesto de trabajo por el simple hecho de ser mujer y no por mi preparación y capacidades, pero he demostrado que estaban equivocados en sus prejuicios, lo cual ha permitido abrir algunas puertas y oportunidades a otras mujeres. En mis primeros años profesionales, con cierto nivel de responsabilidad, sí he tenido a veces la sensación de que me han exigido más que a otros compañeros a mi nivel. Afortunadamente hemos evolucionado a una cierta naturalidad, viendo mujeres en puestos de responsabilidad, lo que ha normalizado y minimizado el que hayamos tenido que estar casi demostrando de forma continua, que podemos desempeñar cualquier puesto”, concluye.

 

Fanny Pérez (Codere): “Sin tecnología no tenemos futuro”

La CISO de Codere terminó sus estudios en el año 96 y considera que hemos avanzado mucho desde entonces. “Cuando estudiaba informática, solo éramos dos chicas y, aunque es cierto que aún queda mucho por avanzar, depende de nosotros mismos, tenemos que incentivar a los niños, motivarles e inculcarles que la tecnología no sólo es intercambiar mensajes con un móvil, hacer uso activo de las redes sociales o jugar con una consola. Tenemos que acompañarlos en este viaje y enseñarles la maravilla que nos ha brindado el avance tecnológico de los últimos años, el peso de la tecnología en todo lo que nos rodea y cómo forma parte de nuestra vida cotidiana”. Para Fanny Pérez, “tenemos que mostrar el lado atractivo que nos ha dejado la evolución tecnológica mostrando los pequeños detalles que nos rodean, desde el Internet of Things (IOT) hasta el uso de la tecnología en los viajes espaciales, los efectos especiales en el cine o el uso de la inteligencia artificial en los asistentes personales. Las carreras tecnológicas tienen millones de aplicaciones prácticas y sin tecnología no tenemos futuro”. Por ello, si hubiera que dar un consejo a las chicas que están pensando hacia donde dirigir su futuro laboral, Fanny Pérez lo tiene claro: “Que estudien carreras tecnológicas, y en especial temas de ciberseguridad; las necesitamos”.

 

Eulalia Flo (Commvault): “Si no enseñamos a las niñas que pueden soñar con ir al espacio, ensuciarse y subir a lo más alto, seguiremos perpetuando los mismos roles”

Según el informe de Científicas en Cifras del Ministerio de Ciencia e Innovación, el 24% de los investigadores en ingeniería y tecnología de las universidades públicas son mujeres. Este dato, según Eulalia Flo, directora general de Commvault para Iberia, “es un claro avance, sobre todo si tenemos en cuenta que en los medios y en muchos congresos se sigue mostrando que su participación es mínima”. Por supuesto, recuerda Flo, “un 24% sigue siendo un porcentaje bajo”.

Para la máxima responsable de Commvault en España, la solución a estas cifras aún bajas está en “educar en la igualdad desde las primeras etapas. Aunque no se haga de forma voluntaria, los ejemplos que se les ponen a los niños ya reflejan unas expectativas diferentes. Si no les enseñamos a las niñas que pueden soñar con ir al espacio, ensuciarse y subir a lo más alto, seguiremos perpetuando los mismos roles. Y si no mostramos a los niños su papel de cuidadores o les dejamos desarrollar sus emociones, seguiremos contribuyendo a la desigualdad”. 

Echando la vista atrás, y haciendo memoria de los obstáculos a los que ha tenido que enfrentarse como mujer, Flo recuerda que “en los años 90 era muy difícil que se considerara a una mujer joven para un puesto de responsabilidad. De hecho, quedé relegada un par de veces en ascensos que se llevaron compañeros míos varones”.  Esto, afortunadamente, ha cambiado, “aunque todavía tenemos sesgos cognitivos que salen a la luz en muchas ocasiones, a veces incluso de forma deliberada, como que te den menos tiempo en una reunión, el mansplaining o que alguien te menosprecie simplemente por tener un enfoque más humano”.

 

Esther Málaga (Ferrovial): “Debemos ser capaces de construir programas para motivar a las jóvenes y que entiendan que tienen mucho que aportar en el sector tecnológico”

Esther Málaga, CIO de Ferrovial, está convencida de que el sector TIC sigue siendo aun un sector mayoritariamente de hombres, ya que las cifras hablan por sí solas. “Es evidente que hemos avanzado, pero nos queda mucho camino que recorrer. Creo que uno de los problemas que tenemos es que las adolescentes, a la hora de decidir su carrera, sienten que estas carreras no tienen nada que ver con ellas porque no cuentan con referentes y ejemplos que seguir, mujeres líderes en tecnología a las que querer parecerse”. 

Para romper esta barrera, la máxima responsable de los sistemas de información de Ferrovial cree que “deberíamos ser capaces de construir programas a ciertas edades en los que enganchar y motivar a las jóvenes para que entiendan que tienen mucho que aportar en el sector tecnológico, que es muy atractivo, con mucho potencial en el mundo en el que vivimos y en el que, por supuesto, la diversidad, no sólo de género, es imprescindible”. También “deberíamos apostar por programas de mentoring a mujeres jóvenes, acompañarlas en el proceso de crecimiento dentro de las empresas, siempre desde una perspectiva totalmente inclusiva”. 

Según Málaga “siempre se me ha considerado por la persona y profesional que soy, independientemente de mi género. Tampoco lo he tenido más fácil, simplemente he sido una más, que me parece lo acertado”. 

 

Cristina Pitarch (Google): “Es necesario un esfuerzo colectivo, empezando por la educación, rompiendo estereotipos”

Para Cristina Pitarch, directora de ventas para EMEA de Google, “existe una mayor concienciación, pero todavía estamos en el camino de lograrlo del todo. Cada vez vemos más estudios del impacto económico que tiene dentro de la empresa invertir en políticas de diversidad. Se va avanzando quizás más lento de lo que nos gustaría, pero moviéndonos en la dirección correcta”. En Google, por ejemplo, “hay una gran apuesta por avanzar más rápidamente en la representación, por contratar y retener a trabajadores de colectivos infrarrepresentados, como este caso mujeres, y en apostar por una cultura inclusiva, mientras generamos productos y oportunidades económicas para colectivos infrarrepresentados”.

Pero, sin lugar a duda, Pitarch está convencida de que “es necesario un esfuerzo colectivo, empezando por la educación, rompiendo estereotipos”. El sector privado, señala, también “juega un papel esencial en romper barreras, apostando por la formación y la capacitación del talento femenino para poder formar ese futuro de directivas y altas ejecutivas y apostar por construir culturas donde se respete y se admire la diversidad, se ayude a la conciliación familiar y se revisen constantemente las políticas para adaptarlas a las diferentes situaciones”. Por último, “romper con los sesgos es también importante y promocionar y dar visibilidad a mujeres referentes, que las hay, es un deber que cumplir”. 

A nivel personal, Pitarch nunca se ha sentido cuestionada por razón de género, “pero sí que creo que, sobre todo al principio de mi carrera, tuve que luchar contra ciertos estereotipos y trabajar con equipos en los que yo era la única mujer y en los que es muy difícil que se oiga tu voz, por lo que hay que hacer esfuerzo extra para ello”.

 

Rosa Kariger (Iberdrola); “Tenemos que romper las posibles barreras mentales o culturales que puedan tener las niñas con respecto a las profesiones STEM”

“Las cifras lo evidencian, el sector sigue siendo eminentemente masculino”. Así lo cree Rosa Kariger, CISO de Iberdrola, “y más en el ámbito de la ciberseguridad, al que me dedico, donde se combinan dos elementos tradicionalmente masculinos: las TIC y la seguridad. Pero creo que sí hemos avanzado en los últimos años. En parte por las políticas de igualdad que se están aplicando cada vez más en las empresas, pero también porque están evolucionando los métodos de trabajo hacia modelos más transversales, en los que la colaboración de equipos multidisciplinares y diversos constituye una palanca fundamental para la innovación y la adecuada gestión del cambio”.  

Para Kariger, los proyectos TIC, cada vez más, requerirán de profesionales no técnicos, que aporten la visión de negocio, jurídica o ética a la componente puramente tecnológica, “y es ahí donde creo que las mujeres pueden aportar valor. En el ámbito de la ciberseguridad, por ejemplo, nos enfrentamos a problemas cada vez más complejos, cuya resolución requiere combinar múltiples disciplinas y enfoques diversos, y un estilo de liderazgo que facilite la inteligencia colectiva”.  

Para Karinger, algunas veces, las barreras que nos encontramos las mujeres no están en el entorno, sino en nosotras mismas. “Tengo la suerte de trabajar en una empresa que tiene un fuerte compromiso con la diversidad y la inclusión y, afortunadamente, nunca he sufrido discriminación por el hecho de ser mujer. Sin embargo, sí he tenido que luchar contra mis propias barreras mentales: sensación de tener que demostrar más, responsabilidad por estar representando al colectivo de mujeres, dudas sobre mi capacidad para compaginar maternidad y trabajo, etc. Creo que es necesario acabar con la autodiscriminación que este tipo de pensamientos provoca en muchas mujeres, y para ello es fundamental normalizar”.

 

Carolina Moreno (Liferay): “Es fundamental reforzar modelos de hombres y mujeres que se ven a sí mismos con los mismos derechos, deberes y oportunidades”

El sector de las TI es, según Carolina Moreno, vicepresidenta de Ventas de EMEA y directora general para el Sur de Europa de la compañía Liferay, un sector “que ha cambiado mucho en los últimos años y lo sigue haciendo día a día. Somos muchas las compañías que estamos trabajando en planes e iniciativas que buscan la paridad”. En Liferay, por ejemplo, “tenemos un Plan de Igualdad que incluye estas y otras acciones, aunque es cierto que la mayor dificultad está, muchas veces, en encontrar candidatos femeninos para algunos departamentos, pero esperamos que esto siga evolucionando y que en unos años se acorten diferencias”. Actualmente el porcentaje de mujeres en Liferay es del 30% y en áreas de negocio la cifra roza el 40%.

Para Moreno, son muchas las medidas que se pueden poner en marcha para equilibrar la balanza. Una muy importante tiene que ver con “reforzar, en todas las dimensiones económicas, políticas, culturales y sociales, modelos de hombres y mujeres que se ven a sí mismos con los mismos derechos, deberes y oportunidades, sin sesgo de género. Y dentro de este refuerzo, visibilizar a líderes de todos los contextos que no sólo garantizan la plena igualdad en su área de responsabilidad, junto con planes que demuestran una vocación de ejecución, sino que también desincentivan toda actitud y práctica contraria”. 

Carolina Moreno asegura no haberse sentido cuestionada en su trabajo, “pero sí he tenido que insistir y justificar por qué pensaba que era válida para un puesto de trabajo y, al mismo tiempo, por qué mis responsabilidades familiares eran compatibles con el mismo. La parte que creo que ha sido más difícil”.  

 

Patricia Santoni (Meta4, a Cegid Company): “Hemos progresado mucho con iniciativas que tienen como objetivo promocionar y dar más voz a las profesionales mujeres en este sector”

Para Patricia Santoni, directora general de Meta4, a Cegid Company, “tenemos que continuar fomentando la elección de las carreras STEM por parte de las niñas, posibilitar la promoción de más mujeres a cargos de responsabilidad y abrir más los consejos de dirección a las ejecutivas”. Aun así, “durante los últimos años creo que hemos progresado mucho con la puesta en marcha de numerosas iniciativas que tienen como objetivo (y lo consiguen) promocionar y dar más voz a las profesionales mujeres en este sector”. En este sentido, “las que hemos sido pioneras ocupando puestos de máxima responsabilidad en esta industria, hemos querido y aprendido a hacernos cargo de la responsabilidad de concienciación en un sector donde la educación y especialmente la comunicación lo son todo para romper estas barreras”.

Cuando habla de su propia experiencia, Santoni lo tiene muy claro ya que, a pesar de venir de una formación de Empresariales, toda su carrera profesional la ha desarrollado en el sector tecnológico: consultoras, integradores, operadores y fabricantes de software, mundos tradicionalmente muy masculinos. Sin embargo, “en ningún momento me he sentido cuestionada por ser mujer. Las oportunidades más importantes de mi carrera me las han facilitado y me han preparado para ellas jefes/mentores hombres, que apostaban por un estilo de liderazgo diferente para hacer crecer sus organizaciones. En mi caso nunca he sentido que lo haya tenido más difícil por ser mujer”.

 

Carolina Castillo (Microsoft): “Las niñas no deben ponerse límites, hay que animarlas a que exploren la tecnología como opción profesional”

“Pese a los avances, el sector TIC sigue siendo un sector muy masculinizado”, apunta Carolina Castillo, directora de partners de Microsoft España. Por ello, “hay que apostar por formar e incorporar talento con habilidades digitales y por el reciclaje de profesionales capaces de reimaginar España e impulsar el talento femenino”. En esta línea, desde Microsoft “estamos comprometidos en ayudar a reducir la desigualdad de género en un sector que será clave para la recuperación del país. Desde 2016 hemos aumentado un 79% el número de mujeres en puestos de dirección y un 82,7% en funciones técnicas en el negocio principal de Microsoft. Además, en España contamos con paridad en el comité de dirección (cinco hombres y seis mujeres) pero seguiremos trabajando y preguntándonos cómo podemos ser más inclusivos, ya que ha de ser una prioridad a nivel de empresas, de gobiernos, de familia y de sociedad”. 

Aun así, para Castillo, existe un problema en la educación primaria, ya que la predisposición de las niñas hacia las ciencias y las matemáticas cambia de manera relevante en los 11-13 años. “Tenemos que actuar con el sistema educativo y la familia para reducir la presión social en esas edades y acabar con la idea de que las ciencias no son para niñas. Debemos promover entornos de igualdad e inclusión, donde las personas puedan dar lo mejor de sí mismas. Las niñas no deben ponerse límites, hay que animarlas a que exploren la tecnología como opción profesional y hacerles ver que no es ámbito de hombres y que presenta enormes oportunidades”.

Cuando habla de su propia vivencia, Castillo recuerda que estudió ingeniería electrónica en 1990 “y éramos cinco mujeres en una promoción de 100 personas. Lo viví como una experiencia donde tenía que demostrar un plus por ser mujer y fue algo que marcó mucho mi personalidad, mi nivel de autoexigencia, la confianza en mí misma y el esfuerzo mental para no sentirme inferior al resto y enfocarme en conseguir mi máximo potencial”. 

 

Adela de Toledo (Pure Storage): “Todos tenemos un papel que desempeñar para poner de relieve por qué mujeres y niñas deben considerar trabajar en materias tecnológicas”.  

Adela de Toledo, country manager de Pure Storage en España, cree que, aunque hay más hombres que mujeres trabajando en materias STEM en todo el mundo, “lo cierto es que hay muchas más mujeres y niñas dedicándose a estas materias y trabajando en ellas que en el pasado. Todos, tanto hombres como mujeres, tenemos un papel que desempeñar para alentar a más mujeres a trabajar y estudiar estas materias”. Por ello, está convencida de que “la solución tiene que venir de los ciudadanos, de las empresas y de los profesores. Hay muchos estudios que demuestran que la igualdad genera mayores ingresos, empleados más felices y un mejor rendimiento de las compañías”. En este sentido, de Toledo hace referencia a los cuatro pilares sobre los que se centran los esfuerzos de diversidad e inclusión de PureStorage: “reclutar, reinventar, retener y retribuir. Dentro de estos pilares hay iniciativas como nuestro programa RISE, diseñado para que los empleados se desarrollen y avancen en su carrera. También colaboramos con iniciativas locales para fomentar la tutoría externa y animar a mujeres y niñas a trabajar en los campos STEM. En definitiva, “todos tenemos un papel que desempeñar para poner de relieve lo interesantes y emocionantes que son las materias tecnológicas y por qué las mujeres y las niñas deben considerar trabajar en ellas”.  

Afortunadamente, De Toledo ha sentido muy pocas veces ser cuestionada por razones de sexo. “En un puesto anterior descubrí que me pagaban menos que a un compañero que ocupaba el mismo puesto directivo y se corrigió rápidamente. Hoy en día, las empresas, sus dirigentes y los empleados valoran al mejor candidato, al mejor profesional y a la mejor aportación, independientemente de su sexo”.

 

Mercedes Barreiro (Vithas): “El problema de fondo es que en las carreras técnicas hay menos mujeres, prefieren otro tipo de estudios. Y es ahí donde habría que incidir”

Mercedes Barreiro, CIO de grupo Vithas, cree que el sector de las TIC “sigue siendo un sector con una mayoría bastante notable de hombres, sobre todo en el área de infraestructuras y seguridad”. En el área de aplicaciones, según Barreiro, la proporción está más equilibrada. 

“Se ha avanzado algo, pero el problema de fondo es que en las carreras técnicas hay menos mujeres, prefieren otro tipo de estudios. Y es ahí donde habría que incidir”, apunta, “en tratar de motivar e impulsar el interés por estas disciplinas”. Eso sí, Barreiro cree que el problema, por norma general, no está en las empresas. “Actualmente, al menos en el entorno en el que yo me muevo, en la contratación no se hace diferencia entre hombres y mujeres, ese no es el problema”. Es más, reconoce que “si alguien me ha cuestionado por ser mujer, yo no lo he percibido y en ningún caso me lo han manifestado. Creo que de manera puntual en alguna ocasión si he tenido más difícil una promoción, pero en líneas generales no ha sido así”. Lo que sí es cierto, concluye, es que “tuve que hacer muchos esfuerzos para conciliar mi vida familiar y profesional”. 









 



HOY 15/04/21 Webinar

Revista Digital

Contenidos Destacados

intel principal sin marcos Tecnología

Revista Digital abril

Portada CW 1387 Tendencias
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Webinars

Accelerate Digital Now

IDG Virtual Forum Sostenibilidad T-Systems TENDENCIAS

Be Data Ready

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:
Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: