Tendencias | Noticias | 13 MAR 2020

Así se teletrabaja en España en tiempos de coronavirus

COVID-19 ha acelerado el teletrabajo en compañías que ya lo aplicaban en parte y ha irrumpido en otras que aún no habían dado el salto. Responsables de tecnología de Banco Santander, BBVA, Acciona, Vodafone, Merck, UCI y VASS cuentan a ComputerWorld cómo abordan esta práctica laboral en plena alerta sanitaria.
teletrabajo
Créditos: Thought Catalog (Unsplash)
Esther Macías

En un escenario en el que, según el INE, apenas un 27% de las empresas en España permite el teletrabajo —un 7% de la población lo hace de forma esporádica (1,4 millones de personas) y solo de forma habitual un 4% (800.000 personas)— numerosas compañías del país, ante las recomendaciones del Gobierno por la creciente expansión del coronavirus, ya convertido en pandemia, se han lanzado de lleno a una experiencia que podría convertirse en un interesante proyecto piloto de cara al futuro del mundo laboral. En ComputerWorld, hemos pulsado la opinión de compañías como Banco Santander, BBVA, Acciona, Merck, UCI o VASS. Todas se han adentrado con mayor o menor intensidad en el teletrabajo, siempre en la medida de sus posibilidades, pues hay empleos que necesariamente requieren una actividad presencial. Esto es lo que cuentan.

  

Banco Santander

Preguntadas si creen que es factible hacer teletrabajo de forma masiva en una empresa como esta entidad financiera, fuentes oficiales del equipo de tecnología de Banco Santander aseguran que sí lo es . “Es factible. Llevamos solo unos días de teletrabajo y vemos que en tiempo récord miles de personas están realizando sus funciones con total normalidad, seguridad y sin incidencias con el uso de herramientas de colaboración, como las videollamadas, los chats y los archivos compartidos”.

En el banco desvelan estar gestionando unas 80.000 conexiones diarias entre videollamadas y llamadas por internet, y más de un millón de líneas de chat al día. “Los propios empleados están mostrando su satisfacción al ver lo fácil que es organizar las videollamadas grupales y lo bien que funcionan. Solo hay que pulsar un enlace y todos los participantes se ven las caras al mismo tiempo. Estas funciones tecnológicas eran impensables hace solo dos o tres años”, añaden.

Para estos portavoces, uno de los grandes retos de poner en marcha el teletrabajo a gran escala era el acceso masivo y, apuntan, “esa prueba está superada”. 

La seguridad es otro de los grandes desafíos: “Siempre es importante y por eso todas nuestras aplicaciones la llevan intrínseca, tanto por parte del proveedor como por nuestra parte, que tenemos políticas propias y por eso añadimos nuevas capas de seguridad”. Reconocen, además, que otro tradicional escollo al teletrabajo es el cambio cultural que supone para la propia plantilla. No obstante, recuerdan, “el banco lleva unos años con planes para fomentar la movilidad, por eso todos los empleados cuentan con portátil y móvil con funcionalidades que permiten acceder a todos los documentos y al correo, y por tanto se puede trabajar desde cualquier lugar. Hechos como el que estamos viviendo, que de un día para otro fuerzan el teletrabajo, probablemente cambien la mentalidad de las empresas y las personas para siempre, al ver que es posible el teletrabajo y mantener la productividad”.

 

BBVA

En esta entidad, recuerdan fuentes de la compañía, “el teletrabajo está establecido desde hace muchos años, pues ya existía la opción de teletrabajar hasta dos días en semana”.

Todos los empleados, explican, disponen de ordenador portátil y móvil y usan la plataforma Webex de Cisco para realizar videoconferencias. “En la convocatoria de cualquier reunión se incluye siempre un Webex como opción para que quien esté teletrabajando pueda conectarse, pero también para evitar desplazamientos innecesarios desde otras instalaciones”, añaden.

 

Acciona

Este gigante dedicado a negocios que van desde las energías renovables a las infraestructuras, pasando por el mundo del agua, los servicios y otras actividades financieras, inmobiliarias e, incluso, la producción de vino está adoptando el teletrabajo para las personas vulnerables (embarazadas, enfermos crónicos, etc.) y aquellas con hijos hasta los 16 años que no tengan forma de organizarse en casa. “La realidad es que en la compañía, en general, no se estilaba el teletrabajo. De hecho, algunos empleados, los que están en obra, por ejemplo, no tienen forma de hacerlo. No obstante, con la crisis del coronavirus se está facilitando que todos los que puedan llevarlo a cabo y se encuentren en los dos grupos mencionados puedan aplicarlo. Para ello, la empresa nos proporciona un portátil con todas las herramientas que necesitamos para realizar nuestra labor”, explican fuentes de la compañía. 

 

Vodafone

Desde Vodafone, Ismael Asenjo, director general de tecnología de la operadora en España, asegura que en ésta es perfectamente posible el teletrabajo masivo, como ocurre, en general con las empresas del ámbito tecnológico. “Nuestras redes, aplicaciones y sistemas están preparados para el teletrabajo de forma permanente tanto para nosotros como compañía como para millones de clientes empresariales y particulares que usan nuestras redes y servicios de colaboración, herramientas cloud, VPN que facilitan el teletrabajo de forma segura”. Esto es posible, matiza, “gracias a las inversiones realizadas en los últimos años por los operadores, que han dotado a España de las mejores redes de telecomunicaciones fijas y móviles de Europa”.

Asenjo confirma que las redes y los sistemas están dimensionados y se actualizan de forma permanente. “Además, contamos con políticas de ciberseguridad adecuadas”, añade. No obstante, apunta, “en España menos del 5% de los ocupados teletrabajan, según Eurostat, por lo que hay mucho margen para que empresas y empleados sigan mejorando en este aspecto”.

 

Merck

El gigante farmacéutico implantó hace un año una política de teletrabajo, de forma que todas aquellas posiciones cuyas tareas lo permitan pueden llevar a cabo su actividad en remoto un día a la semana, cuenta Alejandro Expósito, CIO de Merck. “Somos una empresa global y matricial y muchos de nuestros puestos no están necesariamente localizados en una ubicación física; así que estamos muy acostumbrados al concepto de teletrabajo”, indica. “Lo único que ha cambiado debido a la situación actual es que todos aquellos que pueden realizar teletrabajo, en lugar de hacerlo un día a la semana lo van a realizar por un periodo más extenso y en función de la deriva de la misma”, añade.

En todo caso, precisa, “el teletrabajo está en nuestro ADN. Trabajamos en equipos globales deslocalizados con lo que las herramientas de teletrabajo y colaboración las estamos usando de forma intensiva”.

Aun así, Expósito reconoce que esta práctica no está exenta de desafíos. “Para nosotros, el gran reto fue el cambio cultural. Hemos tenido que aprender a gestionar nuestro tiempo de otra forma, a realizar reuniones virtuales con el cambio de costumbres y protocolos sociales que ello implica e incluso hemos dado cursos específicos sobre teletrabajo y reuniones virtuales”.

Con respecto a las herramientas, Expósito desvela que hace mucho tiempo que ya usaban plataformas colaborativas, “con lo que eso no ha cambiado demasiado. Hemos pasado por varias soluciones hasta que encontramos la que mejor se adaptaba a nuestras necesidades”. Los sistemas, añade, son robustos y “han sido estresados con anterioridad previendo situaciones como la que ahora afrontamos”.

 

UCI

“En UCI la salud y el bienestar de nuestros empleados y sus familiares es una prioridad, por lo que ante las recomendaciones de la Comunidad de Madrid nos hemos volcado en el teletrabajo de forma prácticamente inmediata en nuestra sede corporativa”, señala José Antonio Borreguero, director de informática de UCI, entidad financiera experta en la financiación de la vivienda y que ofrece además seguros y servicios relacionados con el hogar.

En nuestra compañía el teletrabajo se utiliza de forma habitual, evidentemente no en todos los puestos, pero la solución técnica que ya teníamos implantada nos ha permitido en dos días disponer de teletrabajo de forma generalizada”, desvela a esta publicación. Además, añade, una parte de sus aplicaciones, especialmente las herramientas de colaboración, está en la nube, y, por tanto, accesibles en movilidad. 

La dificultad fundamental ha sido organizar los medios personales (portátiles, cascos, móviles, etc.) en función de la criticidad de las funciones —reconoce—. Afortunadamente, la mayor parte de los colaboradores disponían de una línea internet en su domicilio y también de un equipo para poder teletrabajar, a partir de ahí únicamente hemos tenido que proveer algunos equipos al resto de colaboradores”.

Borreguero asegura que los sistemas centrales han soportado adecuadamente la sobrecarga de conexiones remotas, “fundamentalmente porque el área comercial de UCI e Hipotecas.com ya trabajaba en movilidad”.

 

VASS

En una empresa del ámbito de la tecnología como VASS no sorprende que, desde hace años, apuesten por nuevas formas de trabajo, flexibilidad y conciliación laboral y personal, “medidas que son posibles gracias a nuestras capacidades digitales y a la libertad responsable y confianza que tenemos en nuestros equipos”, expone Gonzalo Trigo, director global de tecnología e innovación de la multinacional española.

“Nuestra cultura interna nos permite reaccionar de forma adecuada y eficiente ante situaciones excepcionales como la actual causada por el COVID-19. Tras la comunicación por parte de la Comunidad de Madrid  de la suspensión de la actividad docente en todos los niveles educativos durante dos semanas y, siguiendo las directrices del Ministerio de Sanidad en cuanto a materia de bienestar y salud de nuestros empleados se refiere, se arrancó un protocolo de teletrabajo voluntario no solo para aquellas personas que tienen familiares  a cargo, bien menores o mayores —porque también han cerrado todos los centros de atención a los mayores y son el colectivo más vulnerable— sino a todos los trabajadores de Grupo”.

Por la actividad que desempeña, VASS trabaja dando servicio a muchos clientes desde sus oficinas. “Se han estado coordinando durante las últimas semanas protocolos internos para poder hacer frente a una posible crisis. Para ello, se han ampliado los accesos mediante VPN a nuestros sistemas internos y a aquellos recursos necesarios para prestar servicio a nuestros clientes desde las ubicaciones alternativas. Dado que tenemos un número elevado de trabajadores desplazados en las oficinas de los clientes, llevamos semanas coordinándonos para ofrecer la mejor solución consensuada, que en la mayoría de los casos es el teletrabajo”, añade Trigo.

Actualmente alrededor del 94% de sus equipos están teletrabajando. “Nuestro objetivo inmediato es seguir atentos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias en cada uno de los países en los que Grupo VASS tiene presencia y actuar en consonancia”.

Para Trigo, el primer gran reto que han tenido que afrontar es que algunos equipos de personas estaban acostumbrados a trabajar juntos y ahora han pasado a la modalidad de teletrabajo. “También hay clientes que culturalmente no contemplaban esta alternativa, pero la buena noticia es que la respuesta ha sido muy favorable, tanto en nuestros equipos a la hora de comprender la situación, como de nuestros clientes permitiendo a nuestros equipos teletrabajar con acceso a sus recursos”, explica.

Desde el punto de vista tecnológico los grandes retos que VASS ha afrontado durante la preparación de los escenarios posibles han sido los referentes a las comunicaciones y la seguridad. “Para ello se ampliaron las medidas de acceso, tanto en volumen como en seguridad y gestión de privilegios, permitiendo a cada uno de nuestros trabajadores el acceso remoto únicamente a los recursos necesarios para llevar a cabo las tareas requeridas en su día a día. Una vez configurados los sistemas de comunicación, se realizó un piloto con varios cientos de personas de todos los colectivos con acceso desde ubicaciones alternativas y revisando que el acceso a todos los recursos fuera el correcto”.

La compañía, concluye el portavoz, da servicio a sus clientes gestionando las posibles incidencias que puedan aparecer, sin haber encontrado con incidencias bloqueantes.

 

 


 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios