Tendencias | Noticias | 23 OCT 2009

Aspectos a tener en cuenta al adoptar Windows 7

Tags: Actualidad
La llegada del nuevo sistema operativo de Windows 7 está conllevando un auténtico revuelo en el mercado y, ante la notable adopción que se espera teniendo en cuenta la gran implantación aún existente de Windows XP, muchas empresas deben examinar a fondo cómo hacer esta transición. Gartner detalla cinco aspectos clave que deben tener en cuenta las compañías a la hora de adoptar Windows 7.
Encarna González

La consultora Gartner apunta que parece inevitable que el nuevo sistema operativo de Microsoft tenga una amplia adopción en el mercado atendiendo al hecho de que el parque informático a nivel mundial aún cuenta con un alto porcentaje de equipos con Windows XP como sistema operativo. De hecho, incluso la propia Microsoft reconocía que su sucesor, Windows Vista, no había tenido la adopción esperada, por lo que la llegada de Windows 7 puede conllevar una importante adopción del mismo.

Las reservas ya realizadas de este nuevo sistema operativo parecen confirmar que su implantación será masiva, por lo que, desde Gartner, apuntan una serie de aspectos que, especialmente el mercado corporativo, deberá tener en cuenta antes de desplegar Windows 7.

En primer lugar, la consultora resalta que las organizaciones deben saber que el soporte para Windows XP finalizará a finales de 2012, por lo que Gartner apunta que las empresas deberían considerar su migración a Windows 7 antes para evitar problemas. Por otra parte, el paso de un sistema operativo a otro no es una transición difícil pero tampoco simple, ya que, en opinión de los analistas de esta firma, una empresa puede necesitar entre 12 y 18 meses para planear, probar y empezar a desplegar un nuevo sistema operativo de cliente, por lo que el trabajo de preparación es amplio, algo que debe tenerse en cuenta para que haya una perfecta planificación que no lleve a incurrir en retrasos que después podrían conllevar costes añadidos. Los rumores que ha habido durante las últimas semanas sobre el posible lanzamiento del Service Pack 1 de Windows 7 están provocando que muchas empresas estén retrasando su adopción del nuevo sistema operativo con la mirada puesta en integrar directamente este SP1, algo que desde Gartner consideran un error. La razón que argumentan los analistas es que, cuanto antes comiencen a desplegar Windows 7 y a probar su funcionamiento con los sistemas disponibles, antes podrán adecuarse mejor y aprovechar sus ventajas.

Un cuarto consejo que lanzan desde la consultora: no pasar por alto Windows 7 para no incurrir en problemas como en el pasado. Según Gartner, aquellas empresas que no adoptaron Windows 2000 a la espera de XP tuvieron después ciertos problemas, algo que después se ha repetido con Windows Vista, que no ha tenido la acogida deseada, por lo que las empresas que siguen manteniendo XP a la espera de un sucesor de Vista, podrían necesitar realizar una serie de ajustes adicionales en su proceso de migración.

Finalmente, una última recomendación que hacen desde esta consultora es una que afecta a los presupuestos de las empresas y es que, los costes de migración pueden variar significativamente en función de lo que tenga cada compañía. Gartner apunta que los costes de migración pueden oscilar entre 1,035 y 1,930 dólares por usuario al pasar de Windows XP a Windows 7, mientras que hacerlo de Vista a Windows 7 puede ser de entre 339 y 510 dólares por usuario.

No cabe duda que la situación económica actual hace que la inversión en tecnología se tenga que revisar al máximo por lo que, tener en cuenta aspectos como los detallados por Gartner, puede ayudar a que las empresas realicen esta transición al nuevo sistema operativo de Microsoft de la forma más adecuada y beneficiosa.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios