Legislación
Unión Europea
Analítica de datos

Bruselas presenta una ley de datos proteccionista frente a las 'big tech' estadounidenses

El objetivo de la nueva norma es garantizar la seguridad del dato y otorgar a las empresas locales y a sus ciudadanos el derecho a monetizar la información que generan, protegiéndoles así de las grandes compañías y gobiernos de fuera del territorio.

Margrethe Vestager en Dublin
Margrethe Vestager en Dublin

La Comisión Europea (CE) ha presentado hoy una propuesta para la nueva Ley de Datos comunitaria que pretende salvaguardar la información de los ciudadanos y evitar que caiga en manos de gobiernos extranjeros a través de la actividad de las principales tecnológicas en el territorio, sobre todo las estadounidenses, denominadas GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple). Las autoridades europeas son conscientes de la cantidad de datos -y de su valor- que generan los consumidores en todo tipo de dispositivos y herramientas inteligentes, así como en las transacciones comerciales. Por ello, el principal objetivo de la norma, según ha declarado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, es garantizar la equidad de este activo porque actualmente “son los fabricantes de los productos los que poseen y monetizan esos datos”.

La normativa, que tiene que pasar examen ante gobiernos y legisladores de la UE antes de ser aprobada, además, apoya y afianza la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que en 2020 anuló Privacy Shield, el acuerdo de intercambio de datos personales entre el Viejo Continente y Estados Unidos, por no ofrecer las garantías adecuadas y estimar que los datos transferidos “no se limitan a lo estrictamente necesario” y quedan expuestos a la vigilancia del país norteamericano.

De este modo, la medida prevé guardar tal cantidad ingente de información que se genera en su territorio para fortalecer un mercado de unos 270.000 millones de euros para 2028, según publica Reuters. Para ello, se brindará a los ciudadanos la posibilidad de acceder a su información y compartirla libremente con otras empresas europeas especializadas en posventa u otros servicios basados en datos, aunque las instituciones se guardan el derecho a reclamar cierto tipo de datos que puedan ayudar a resolver emergencias públicas como inundaciones, incendios forestales o crisis sanitarias, como es el caso de la pandemia de la COVID-19. Por otra parte, la nueva Ley de Datos de la UE contempla el escenario cloud e impone requisitos contractuales y estándares de interoperabilidad para facilitar que las empresas puedan cambiar de proveedor y que los datos se transfieran entre sectores.

Anne Flanagan, experta en política de datos del Foro Económico Mundial (WEF, de sus siglas inglesas), estima que la propuesta “muestra que la UE se está tomando en serio no solo la protección y la seguridad de los datos, sino también su intercambio para el crecimiento económico. Pretende que haya más disponibilidad de la información por parte de las pymes que operan en la geografía”. Para la directiva, esto puede tener especial impacto en el futuro de tecnologías como la realidad aumentada y virtual y el propio metaverso. En cualquier caso, asevera, “las negociaciones que ahora comienzan deberán garantizar que todas las medidas sean equilibradas y apropiadas para no crear un efecto económico paralizante y lograr una economía del dato centrada en el ser humano y preparada para el futuro”.

 

Mano dura con las grandes tecnológicas

A tenor de la presentación de la nueva normativa, Vestager ha lamentado que, hasta ahora, muchos gigantes tecnológicos prefieren pagar una multa en lugar de cumplir. De hecho, ha citado como ejemplo a Apple, que se enfrenta a una sanción de cinco millones de euros, la quinta sucesiva, por la Autoridad Holandesa para Consumidores y Mercados, lo que puede animar a otras empresas a comportarse de manera similar.

“Algunas compañías se pueden ver tentadas a ganar tiempo con estas prácticas o, incluso, tratar de eludir las reglas. Tal y como entendemos, Apple prefiere pagar multas periódicas en lugar de compremeterse con nuestra decisión”. Esta sanción se ve relacionada con el hecho de que la empresa podría permitir el acceso a métodos de pago de terceros para suscripciones a distintas aplicaciones de citas.



Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research