Tendencias
Sector Público
Transformación Digital
Telefónica

Carme Artigas: “La clave de la recuperación española y europea pasa por la digitalización de la industria”

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial ha desvelado las líneas maestras del plan de digitalización del Ejecutivo en el marco de la presentación del informe ‘Sociedad Digital en España 2022’ que elabora Telefónica.

Carme Artigas Solé Telefónica
Sergio Oslé, CEO de Telefónica España, junto a Carme Artigas, secretaria de Estado de Inteligencia Artificial y Digitalización. Imágenes: ComputerWorld.

Si hay una cita TI “obligatoria” de comienzo de curso, según las palabras de Carme Artigas, secretaria de Estado de Inteligencia Artificial y Digitalización, esa es la presentación del informe Sociedad Digital en España 2022 impulsado por la Fundación Telefónica. Un encuentro que ha servido para radiografiar el estado de digitalización actual del país, conocer los últimos avances en materia de transformación digital y descifrar las principales líneas maestras del plan del Gobierno de España por alcanzar la tan manida recuperación española. Sobre las tablas del auditorio del Espacio Fundación Telefónica, Sergio Oslé, CEO de Telefónica España, junto a Carme Artigas, han llevado a debate los principales bullet points de uno de los estudios con más solera del gigante de las telecomunicaciones. La charla, como era de esperar, se ha producido bajo la batuta de Pablo Gonzalo, director del Espacio Fundación Telefónica.

 

La pandemia, el gran punto de inflexión

La pandemia acaecida a causa del coronavirus supuso un azote en todas y cada una de las esferas imaginables; sin embargo, para la secretaria de Estado de Inteligencia Artificial y Digitalización, esto no fue todo. “Hemos reaccionado no solo ante la pandemia, sino ante la crisis climática, energética, de suministros, la guerra en Ucrania…”, enumeraba. Desde entonces, “hemos estado cambiando el país”. El informe pone de relieve una situación de aceleración de la digitalización que “pensábamos había sido coyuntural”; no obstante, con el informe de la Fundación Telefónica “se demuestra que no es coyuntural, sino es estructural”. Lo cierto es que “ha venido para quedarse y ha supuesto cambios importantes en los ámbitos, en la economía y en la productividad de nuestro país”.

Para Artigas, “el año 2021 realmente consolida la apuesta por la digitalización en lo que es la recuperación económica de nuestro país”; y se respalda en los datos, “al comienzo de esta legislatura España estaba en la posición número 11 del DESI, en enero pasamos a la 9 y ahora estamos en la 7. El ritmo de aceleración de la acción de digitalización en España ha sido enorme”. Por eso, quizás, hoy en día, “nadie duda de que la recuperación económica de España debe ser en clave digital”, asegura con vehemencia la socialista. En este proceso de transformación han servido de gran “provecho” los diferentes planes de recuperación, transformación y resiliencia impulsados por los fondos europeos Next Generation. España, se refiere Artigas, “es el país de Europa que dedica mayor porcentaje de los fondos de la transformación digital: un 30%”. Esto, apunta, les ha permitido consolidar avances en tres niveles: en el ámbito de las tecnologías y las infraestructuras; en el ámbito de las empresas; y, por último en el de las personas. Recapitulando, Artigas asegura que si 2021 fue el año de las infraestructuras, con el despliegue del 5G, a través del Plan Único y gracias a planes como la estrategia nacional de IA e inversiones en I+D, en 2022 el acento recae en otras cuestiones. A comienzos del presente año, “pusimos el foco en las pymes y en el sector económico”; y a finales, este recaerá sobre “las personas y en la digitalización”.

Para Oslé, el cambio de paradigma ha sido evidente al haber sobrepasado, tras la pandemia, la ‘barrera del 50%’. “Durante la pandemia nuestra vida pasó a ser digital; y con ella, nosotros, quisiéramos o no quisiéramos. Ya hemos pasado en muchas cosas de la barrera del 50%, ya podemos empezar a decir ‘la mayor parte de la gente’”. Un hecho que, vaticina, “ha alcanzado un punto de inflexión  que solo va a ir a más. Es un indicador que desde Telefónica vemos muy claramente más allá de encuestas, estamos que solo va a ir a más. Es un indicador que desde Telefónica vemos muy claramente más allá de encuestas”.

 

“La economía digital es la mejor vacuna ante la recesión y la incertidumbre que vienen. Adaptación, resiliencia y transformación es lo que nos tiene que acompañar”

 

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial

 

Transformación digital como baluarte del crecimiento económico

La transformación digital ha logrado perfilarse como una de las grandes bazas de los gobiernos e instituciones para repuntar el crecimiento económico, ya que a medida que aumenta el porcentaje de contribución al PIB nacional, el país se torna más competitivo. En estos dos últimos años, apunta Artigas, “la economía española digital ha pasado de contribuir al PIB de un 19% a un 22%”. Sin embargo, aunque esta es la senda correcta, los esfuerzos por alcanzar en 2025 un 40% de contribución de la economía digital al PIB ya están en marcha. “Estamos transformando la economía nacional cuantitativamente con el crecimiento del PIB y también cualitativamente porque tenemos que ir migrando a funciones y servicios de mayor valor añadido que son los que nos van a garantizar esta competitividad internacional y los que van a crear puestos cualificados en el futuro”, proseguía Artigas.

En lo que a las iniciativas a largo plazo respecta, los objetivos están alineados con los planes de la Unión. La economía europea ha sido tradicionalmente industrial, por eso, el objetivo principal consiste en abogar por una transición hacia una economía industrial digitalizada. “La pandemia ha puesto de relieve nuestros puntos débiles”, dice Artigas, como consecuencia, a nivel europeo, las grandes apuestas deben girar en torno a “cinco tecnologías disruptivas”: IA, ciberseguridad, computación cuántica, 5G, semiconductores. “Lo que estamos intentando desde el punto de vista europeo es lo que llamamos recuperación de nuestra soberanía digital. Lo estamos viendo en el ámbito digital y en el energético. Tenemos que ser capaces de tener cierta autonomía para no depender en exceso de terceros, y esto requiere una gran inversión en I+D y una gran  apuesta estratégica”. Y en este devenir, “España no está de espectador, sino de actor principal”.

 

Presentación del informe 'Sociedad Digital en España 2022' en el Espacio Fundación Telefónica. Imágenes: ComputerWorld.

 

Confianza y ciberseguridad, ejes clave

La confianza y la ciberseguridad se han convertido, en el actual contexto, en dos piezas clave del engranaje digital. Algo que no es de extrañar si recurrimos a las cifras: se estima que el 25% del tráfico que circula por la web procede del cibercrimen y su entorno. Para Sergio Oslé, realmente concienciado con la seguridad digital, “como sociedad no estamos poniendo el foco. Estamos muy preocupados obviamente por la seguridad física, y algunos temas como el cibercrimen o la ciberseguridad forman parte recurrente de nuestra agenda pública”, algo en lo que deberíamos prestar mayor atención. “La ciberseguridad es fundamental, sobre todo porque queramos o no nuestra vida es cada vez más digital. Hay un dato que es muy impactante y es que cada persona genera 1,7 megas de datos sobre sí mismo cada segundo. Algunos de ellos tendrán menos valor, pero muchos de ellos si se usan de manera no lícita representan una amenaza para nuestra integridad”, dice el CEO de Telefónica España.

Esta es una tendencia que, desgraciadamente, está creciendo de manera exponencial. “Cuando miras el volumen de ciberataques que se producen en todo el mundo y, en concreto, en España, la tasa de intento de un ciberataque se ha multiplicado por cuatro en un año”, asegura Oslé. En esta misma línea Artigas defiende que es lógico “que a medida que vas aumentando el perímetro de lo digital, que lo digital abarca más sectores, más verticales, más aspectos de nuestra vida cotidiana, aumenten los riesgos”. No obstante, esto no nos debe desviar de los beneficios que tiene la digitalización, sino poner especial atención a los retos que supone en materia de privacidad y protección, algo que también llevan a cabo desde el Ejecutivo central. Unos esfuerzos que han llevado a España a posicionarse “como el cuarto país a nivel mundial más ciberseguro”, según apunta Artigas. “Estamos al mismo nivel que Corea del Sur, solo superado por Israel, EE.UU y Estonia, que no tiene ni mucho menos nuestra dimensión. Por tanto, desde el punto de vista de la ciberseguridad en las administraciones públicas españolas el nivel es altísimo”. La tarea pendiente del Gobierno en la materia, reconoce la secretaria de Estado, se centra en las administraciones locales, “al ser el eslabón más débil de la cadena dentro de las administraciones públicas” y en las pymes.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Black Friday Checklist Infobip

Be Data Ready

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research