Tendencias | Noticias | 14 ENE 2018

Cómo conseguir la eficiencia real de los data center a través de la transparencia de la energía

La gestión de la energía de los centros de datos es un aspecto fundamental a tener en cuenta, por eso, es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones.
centro de datos
Javier Martínez

En la actualidad, se está produciendo una adopción generalizada de tecnologías como el DCIM (Gestión de la Infraestructura de Data Center), el DCSO (Optimización de los Servicios de los Data Center), la gestión inteligente de la energía y las capacidades de “auto-detección” de los SAIs. Todas ellas proporcionan herramientas que ofrecen información real de lo que está sucediendo en la infraestructura de los data center o sobre lo que opera de forma suficientemente autónoma, de modo que los administradores de los data center no se vean obligados a hacer un seguimiento minucioso de la actividad.

Al mismo tiempo, las empresas de software y las grandes compañías de almacenamiento ofrecen consolas de gestión con alto nivel de funcionalidad, que aseguran que son capaces de registrar cada bit y cada byte del data center. Lamentablemente, esto no es suficiente. Mientras que el campo de actuación de la gestión de los data center se ha extendido significativamente en los últimos diez años, muchas de estas herramientas operan en un nivel demasiado superficial o no se llevan a cabo de la manera más precisa.

A menudo un hueco importante en el diseño del data center es la cadena de energía. Sin lugar a dudas, la industria está avanzando en la dirección correcta, teniendo en cuenta que la mayor parte de Europa funciona a niveles inferiores a 1.2 PUE (Eficacia en el Uso de Energía), el gran uso de la nube e incluso el trabajo que se está haciendo de optimización a nivel de aplicación. Sin embargo, a menudo se puede pasar por alto la entrada de electricidad a toda la pila.

En realidad, la mayoría de los data center no tienen suficiente visibilidad cuando se trata, no sólo de consumo de energía, sino de suministro a nivel de la granularidad que realmente se necesita para operar en niveles óptimos. La mayoría de las instalaciones funcionan en tres fases, por ejemplo, pero no pueden ver el estado de los componentes en un momento dado.

Esto es un problema, ya que puede conducir a un desequilibrio: el administrador puede estar sobre-apilando la energía en una parte del sistema mientras que otras partes presentan déficit. Eso no es ideal para el equilibrio entre la mayor utilidad de la instalación y el coste, la energía eléctrica. También significa que los operadores no puedan asegurar que dominan plenamente el entorno. Igualmente, puede tener consecuencias presupuestarias y de eficiencia y puede crear problemas reales cuando de forma inevitable se produce un apagón, por ejemplo, un enrutamiento inadecuado de la energía provocaría daños y un retraso en el retorno al servicio completo al cliente.

Para evitar esto, el profesional de la energía debe orientar su trabajo a mejorar la manera de automatizar las operaciones mediante la obtención de una imagen más completa, más granular, de todo el data center. Los administradores del data center deben ser capaces de obtener una visión completa de cómo opera el sistema en cualquier momento, desde los electrones que entran en un extremo de la red eléctrica, hasta la aplicación que ayuda a su cliente de empresa en su teléfono inteligente conectado a la nube en el otro extremo.

¿Cómo ayudaría esto? Los administradores de data center necesitan tener información del estado físico de todos sus equipos, en todo momento, así como de la forma en que la red está subiendo y bajando, y qué aplicaciones en la nube se están consumiendo. La forma ideal de conseguirlo es tener un sistema que sea capaz de decir cuándo deben realizarse cambios en la ubicación de la carga. El camino a seguir no son necesariamente los sistemas conscientes de sí mismos, sino sensibles a sí mismos, dando a los administradores de data center una comprensión científica de la enorme inversión de la que son responsables.

La industria ya se está moviendo en esta dirección, pero todavía hay una demanda de información aún más precisa y completa sobre todos los aspectos del funcionamiento del data center. Esto es algo que la industria necesita pensar, porque, como diría cualquier ingeniero, es imposible administrar apropiadamente lo que no está completo y numéricamente medido.

Por lo tanto, es seguro decir que la automatización completa de los data center está llegando, y efectivamente, esto es necesario. Los data center no pueden ser administrados de forma completa y transparente, hasta que la información sobre toda la pila de TI se pueda medir, analizar y utilizar con precisión en una escala más completa.

Javier Martínez, Sales application Engineer en Eaton



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios