Talento Digital
Nube
Inteligencia artificial

De qué manera puede acometer su déficit de competencias en la nube

No es ninguna novedad que las TI no atesoran el talento suficiente como para construir y ejecutar soluciones de TI modernas. Ahora el momento de revelar una gran verdad: la IA no le salvará, así que es tiempo de que comience a buscar otras opciones.

nubes

¿Sabe una cosa? El 95% de los responsables de TI afirma que su equipo se ha visto afectado negativamente por el déficit de competencias en la nube. Por si fuera poco, más de 85 millones de puestos podrían quedar vacantes en 2030 por falta de personal cualificado para cubrirlos.

Está claro que estas cifras no son nuevas. Es más, llevamos cerca de quince años padeciendo una hemorragia de competencias, y la llegada de la computación en nube -y ahora la explosión de la IA- ha empeorado las cosas. Y todo debido a estos fatores:

· La rápida evolución y expansión de las tecnologías en la nube ha superado la capacidad de los trabajadores para adquirir las competencias necesarias.

· La computación en nube es una de las competencias más demandadas, y la demanda supera a la oferta.

· Los métodos de aprendizaje tradicionales se caracterizan por su aislamiento, y no preparan adecuadamente a los trabajadores con las competencias diversas e interfuncionales necesarias para la computación en nube.

· El creciente interés por la IA impulsa a muchos a implantar sistemas de IA en plataformas de computación en nube.

 

¿Es cuestión de abandonar?

Si bien es un reto para muchas organizaciones de TI, no se trata de algo sin solución. El truco está en empezar a planificar mucho antes de que sea necesario. La mayoría de las empresas no lo hacen. En su lugar, lo que hacen es reaccionar a las necesidades tácticas y, por tanto, entrar en un mercado sin un buen plan de juego para encontrar las competencias importantes.

Esto conduce a conformarse con trabajadores de menor calidad que, además, tienen más probabilidades de cometer errores críticos que reducen el valor de la implantación del cloud computing. De hecho, gran parte del movimiento que lidera este movimiento ha sido impulsado por las TI que confían en arquitectos y desarrolladores de computación en nube poco cualificados. En suma, las empresas están corrigiendo esos errores, pero lo que está claro es que nunca debieron cometerlos.

¿Soluciones? La dirección de TI, en colaboración con Recursos Humanos, ha de ser lo suficientemente creativa para mejorar las cualificaciones y la contratación. Por su parte, los profesionales de TI deben estar al día de los últimos avances para cubrir la brecha de conocimientos, mientras que las empresas deben planificar con suficiente antelación la formación y la contratación. No en vano, los enfoques actuales no sirven para encontrar las competencias necesarias al mismo tiempo que se utilizan con eficacia.

En consecuencia, los proyectos se retrasan y, lo que es peor, las empresas se conforman con los candidatos menos deseables. Incluso hay casos en que los reclutadores están ganando primas simplemente por limitarse a cubrir una vacante en lugar de encontrar a alguien que pueda hacer el trabajo con eficacia. Así que, ¿qué ocurrirá dentro de unos años cuando la pila de fracasos sea aún más grande?

 

Cómo hacer que funcione

Existen dos tipos de empresas que están afrontando con éxito la escasez de personal cualificado. Por un lado, las que entiende la situación como una realidad del mercado global y poco o nada pueden hacer para solucionarlo. Por otro, aquellas que sí están adoptando una postura proactiva y resolviendo las cosas a pesar de los retos.

¿Cuál quiere ser?

La automatización puede aliviar la carga del personal informático y reducir la necesidad de conocimientos especializados. Por lo tanto, debe utilizarse siempre que sea posible. Sin embargo, la idea de que la IA y el desarrollo de aplicaciones, las operaciones y la automatización de la gestión de datos serán su salvación no se basa en la realidad.

Por el contrario, la automatización debe utilizarse para aumentar las tareas existentes, lo que hace que los trabajadores cualificados sean más productivos. Por ejemplo, la automatización de los procesos de pruebas, operaciones y seguridad libera a las personas para que dediquen sus habilidades a problemas mayores. Esto aumenta la productividad y permite a TI hacer más con menos recursos.

 

Cómo proceder

Quienes ganen la partida en la adquisición de competencias están invirtiendo dinero en resolver este problema. Invierten en formación, contratan antes de lo necesario, contratan a más trabajadores subalternos que puedan ser formados y tutelados, encuentran mentores e invierten en ejecutivos que sepan cómo hacer todo esto. También significa gastar un 40% más en formación no productiva, lo que redundará en una mayor productividad.

Los consejos de administración y mejores directivos a menudo necesitan ayuda para entender cómo deben resolverse estas cuestiones. En su lugar, se centran en la cifra de utilización y en el porcentaje de gasto en TI relacionado con los «estándares del sector».

Estas empresas se caracterizan por su miopía y por estar centradas en una manera de hacer las cosas que las conducirá a su desaparición sin entender por qué ha sucedido. Si se necesita una respuesta corta, es que no hicieron de la adquisición de competencias una prioridad, y ahora, carentes de innovación, son incapaces de mantener el ritmo. Y tengo la firme sospecha de que no desea para nada ser de esta clase de empresas. Por eso es hora de que tome una serie de decisiones.



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital