Tendencias | Noticias | 26 ABR 2019

Dos de cada diez trabajadores españoles ocupan un puesto con alto riesgo de automatización

Tags: Estudios OCDE
En España existen más puestos de trabajo susceptibles de ser automatizados que en el resto de la media de la OCDE: casi un 22% frente a un 14%, según un estudio de la organización. Sólo Grecia, Eslovenia y Eslovaquia presentan un riesgo mayor.
IA bmp
Redacción

El 14% de los puestos de trabajo existentes podrían desaparecer en los próximos 15-20 años como resultado de la automatización y otro 32% podría cambiar radicalmente. Así lo concluye un informe elaborado por la OCDE (Observatorio del empleo 2019) que analiza el panorama existente en los 36 países miembros de la organización.

En el caso de España, el 21,7% de los trabajadores ocupan un puesto de trabajo con alto riesgo de automatización, es decir, un porcentaje por encima de la media del entorno de la OCDE. Entre los países con información disponible, sólo Grecia, Eslovenia y Eslovaquia presentan un riesgo mayor. Además, otro 30,2% ocupa puestos con riesgo de reestructuración de entre 50 y 70%.

Desde la organización subrayan que la educación, tanto la que se da en etapas tempranas como en adultos, será esencial para asegurar una transición serena entre los trabajos que desaparecen y los que se crean. “Con todo, los trabajadores poco cualificados y atípicos [realizados a través de empresas de trabajo temporal, contratos de duración determinada o contratos a tiempo parcial] tienen menores oportunidades a la hora de acceder a una formación que aquellos con trabajo estable y altamente cualificados”, reza el informe.

El estudio añade que la experiencia laboral de muchos jóvenes y de los trabajadores adultos sin estudios superiores ha empeorado en la última década en España. Aunque las mujeres siguen siendo el grupo con más alto riesgo de empleo precario, de bajos salarios y de desocupación, cada vez más jóvenes sin estudios superiores, y cada vez más hombres, también se están viendo afectados. Destaca también el número de jóvenes que no estudian ni trabajan (‘nini’) que asciende casi al 20%, siendo el tercer porcentaje más alto de la OCDE y cuatro puntos porcentuales por encima que en 2007.

En palabras del secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, “las perspectivas del empleo de la OCDE no prevén un futuro sin empleo. Pero prevé grandes desafíos para el futuro del trabajo. Con las políticas adecuadas podemos hacer frente a estos retos. Nos enfrentamos a una transformación significativa, pero tenemos la oportunidad y la determinación de aprovechar este momento y construir un futuro de trabajo que beneficie a todos”. La organización recomienda a los países que se centren en protección laboral y social, aprendizaje y diálogo social como áreas clave.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios