Tecnología
Sostenibilidad

El 73% de las empresas que ha diseñado productos sostenibles ha aumentado sus ingresos

Un informe de Capgemini muestra que la medida también aporta beneficios en el ámbito de la satisfacción del cliente y el compromiso de los empleados.

diseño de producto prototipo
Foto de Kumpan Electric (Unsplash)

La sostenibilidad aplicada a las empresas no sólo significa una reducción de las emisiones contaminantes y una ayuda al medio ambiente, también supone una mejora financiera. Ésta es una de las principales conclusiones del nuevo informe del Instituto de Investigación Capgemini, que revela que el 73% de las empresas que han diseñado productos sostenibles han visto un crecimiento de sus ingresos, además de disminuir sus emisiones de carbono (en el 67% de los casos), aumentar la satisfacción de sus clientes (70%) y generar un mayor compromiso de sus empleados (79%).

Según concluye el informe, las estrategias de diseño de productos son una necesidad crítica para reducir su impacto medioambiental y social: el 80% de este impacto se puede atribuir a decisiones tomadas en las etapas de diseño. No obstante, sólo el 22% de las empresas ha hecho de la sostenibilidad una prioridad en estos equipos y alrededor de un 26% realiza evaluaciones periódicas de su impacto medioambiental y social cuando crea productos.

Roshan Gya, director global de Industria Inteligente de Capgemini, comentó que “para alcanzar sus objetivos de reducción de carbono y cumplir con los propósitos generales de desarrollo sostenible, las organizaciones deben pensar más allá de los problemas de diseño aislados y considerar el sistema en su conjunto, desde las primeras etapas del diseño del producto hasta la selección de los materiales y la gestión del final de la vida útil. Esto requiere una serie de enfoques diferentes a lo largo de todo el ciclo de vida del producto, incluyendo el pensamiento sistémico, el pensamiento de diseño circular y los enfoques regenerativos”.

Estas estrategias de diseño sostenible de productos no siempre conllevan un alto coste. Por el contrario, el 23% de las organizaciones que ha aplicado al menos una estrategia de diseño sostenible los ha reducido y un 37% los ha mantenido igual. 

“Las empresas también deben tener en cuenta que muchas iniciativas de sostenibilidad se caracterizan por un perjuicio a corto plazo seguido de un beneficio a largo plazo, como las inversiones iniciales para evitar mayores costes en el futuro”, agregó Gya. Según el informe, el 51% de las empresas que aumentaron sus costes en la aplicación de estas estrategias aseguró que los superó con un incremento de los beneficios.

Asimismo, como el diseño sostenible incluye estrategias de desmaterialización y aligeramiento -reduciendo la cantidad de materiales utilizados en un producto-, las empresas también pueden reducir costes y aumentar la eficiencia en la fabricación, por ejemplo, con un menor consumo de energía y agua, la disminución del tiempo de montaje y la optimización del embalaje, reduciendo los costes de transporte.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Black Friday Checklist Infobip

Be Data Ready

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research