Tendencias | Noticias | 29 MAY 2018

El impacto de la IA en el crecimiento de la economía

La Inteligencia Artificial está redefiniendo la manera en la que nos comunicamos y propiciará un ciclo de crecimiento económico que podría duplicar el valor de la economía digital actual en 2025, según destaca un informe de Huawei.
inteligencia artificial
Redacción

Huawei ha presentado la quinta edición de su Índice de Conectividad Global (GCI, por sus siglas en inglés), un informe anual que evalúa, a través del análisis de 40 indicadores de cinco tecnologías clave (banda ancha, centros de datos, servicios cloud, big data e internet de las cosas), cómo los países progresan en materia de transformación digital.

En él, se afirma que la Inteligencia Artificial está impulsando un cambio de paradigma: cómo los países se preparan para la economía digital y podrían casi duplicar el valor de la economía digital pasando de 12.9 billones de dólares en 2017 a 23 billones de dólares en 2025, representando el 17,1% del PIB mundial. Sin embargo, la escasez de talento de IA en todo el mundo amenaza este crecimiento, según el GCI de Huawei.

Cada vez más, las industrias están aprovechando la conectividad inteligente para crear nuevos modelos comerciales, productos, procesos y servicios que darán nueva vida a la curva-S del GCI y abrirán un nuevo ciclo de crecimiento económico. A este respecto, Kevin Zhang, presidente de Marketing Corporativo de Huawei, ha afirmado: "Estamos presenciando un cambio de paradigma iniciado por la IA. Según el GCI, las economías avanzadas que vieron crecimiento a partir del estancamiento del desarrollo de las TIC están utilizando la conectividad inteligente para abrir nuevas oportunidades, mientras que algunas economías en desarrollo también están encontrando formas de aprovechar esta nueva tecnología para acelerar sus propios planes de crecimiento estratégico".

Análisis del avance de la digitalización en 79 países

Este año, el GCI ha ampliado su alcance de investigación de 50 a 79 países que, según su desarrollo económico, se han clasificado de la siguiente manera: 20 como economías maduras, 37 como economías emergentes y 22 como principiantes.

Según recoge el GCI 2018, para desplegar eficazmente la IA a gran escala, los países necesitan tres componentes igualmente importantes: poder computacional, datos etiquetados y algoritmos. Hoy en día, las economías maduras, el más avanzado de los tres clústeres del GCI -debido a su robusta infraestructura de TIC-, lideran a las economías emergentes y a las principiantes en los tres componentes.

Sin embargo, el gran desafío para los tres clústeres del GCI es la escasez del talento de los desarrolladores de inteligencia artificial. Los gobiernos deben reconsiderar la educación para un futuro lugar de trabajo redefinido por la IA y comenzar a construir un ecosistema saludable, colaborativo y abierto para atraer y retener el talento competitivo en IA.

La investigación realizada por Huawei muestra continuamente que cuando la puntuación de un país alcanza los 35 puntos, el ROI en la infraestructura de TIC experimenta un fuerte efecto multiplicador. En este sentido, Filipinas es un excelente ejemplo. De 2014 a 2017, el país aumentó significativamente el uso de smartphones y extendió el acceso primario a Internet a una gran parte de la población fomentando nuevas oportunidades comerciales. Muestra de ello es que su puntuación pasó de 34 a 35, lo que supone pasar de ser principiante a economía emergente.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios