Teletrabajo
Eventos
IDC
Foundry

El modelo de trabajo híbrido se impone

IDC y Foundry organizaron ayer el ‘Future of Work Forum’, en el que se analizaron los retos y oportunidades que supone el cambio del modelo de trabajo que se ha producido a raíz de la pandemia.

cocacola

Tras la bienvenida de Nieves Feijóo, directora de Eventos de IDC & Foundry, Magda Malé, directora de Talent Management de Coca-Cola Europacific Partners, fue la encargada de la ponencia inaugural. Afirmó que “el modelo híbrido se presenta como una fórmula que permite un equilibrio entre lo profesional y lo personal”, mitigando las posibles desventajas de un modelo 100% a distancia, como la desvinculación con los compañeros o la pérdida de contacto con la oficina como lugar de colaboración. Asimismo, incidió en la importancia de incorporar nuevas tecnologías que permitan mejorar la eficiencia, la productividad y la toma de decisiones, pero también para impulsar el desarrollo de los empleados. “La verdadera revolución industrial no reside en que las máquinas y la tecnología sustituyan al ser humano, sino en brindar a los empleados mayor tiempo para explotar su talento”, declaraba. 

 

Revolución del trabajo

Ignacio Cobisa, senior research analyst de IDC, explicó que el nuevo modelo de trabajo impulsa la colaboración entre humanos y la tecnología —realidad aumentada y virtual, inteligencia artificial, machine learning, automatización de procesos…—, ofrece nuevas capacidades y experiencias al trabajador —experiencia del empleado, captación y retención de talento, metodología ágiles, etc.—  y favorece la creación de un entorno de trabajo en cualquier situación y lugar —securización del entorno, perímetros ampliados…—. Y en todas estas dimensiones, la tecnología es un habilitador

 

Ignacio Cobisa.

 

Además, especificó que estamos en un proceso de transformación del paradigma hacia un modelo de trabajo híbrido, que despierta incertidumbres en las compañías por el impacto que puede tener en el debilitamiento de su cultura empresarial y sus posibles repercusiones, como una menor generación de valor de marca, un exceso de rotación o una menor capacidad de atracción y retención de talento.

 

Desde cualquier lugar

Lluís Altés, senior business solutions strategist de VMware, detalló cuatro retos a los que deben hacer frente las organizaciones para adaptarse al puesto de trabajo híbrido: reducir el gap de engagement entre los trabajadores presenciales y a distancia, adaptar el liderazgo al modelo híbrido, igualar la experiencia entre el trabajo en remoto y en la oficina, y crear compromiso y vinculación con la compañía y una cultura corporativa. 

Por otro lado, reconoció algunos de los inconvenientes del teletrabajo. “Es más difícil ser creativo cuando estás aislado de los colegas. Además, puede haber menos oportunidades de desarrollo dentro de la organización. Y es más difícil trabajar con compañeros a los que no has visto nunca”, apuntaba.

 

Seguridad, experiencia y sostenibilidad

Ian Lowe, head of industry solutions EMEA de OKTA, indicó que la transformación del modelo de trabajo se sustenta sobre tres pilares: seguridad, experiencia digital y sostenibilidad. Respecto al primero, puso el acento en el incremento de los ataques que se han producido en los dos últimos años. “La identidad digital es la base de la seguridad”, recalcaba. En cuanto a la experiencia digital, destacó el aumento del número de aplicaciones utilizadas en el ámbito laboral. Especificó que las empresas usan 187 apps de media, como Zoom, Slack, Google Workspace, etc. “Nuestra vida está rodeada de aplicaciones y la experiencia digital que éstas producen”, comentaba. 

Por último, se centró en los efectos que tiene el desarrollo de un modelo de trabajo híbrido y remoto, que puede conducirnos hacia un futuro más sostenible, tanto desde el punto de vista social como medioambiental. 

 

 

Organización ágil

La jornada prosiguió con una mesa redonda moderada por Cobisa y centrada en la adopción de la tecnología, el cloud y las metodologías ágiles para afrontar la transformación del modelo de trabajo. “Las tecnologías tienen que ser flexibles, inclusivas, comprensivas, seguras y administradas de manera centralizada”, señalaba Michel Rodríguez Fayet, responsable del Equipo de Colaboración de Cisco.

Julián Sanz, especialista en soluciones cloud, virtualización de escritorios y herramientas de teletrabajo de Arsys, insistió en los beneficios de la centralización. “Ante una alerta, se puede responder rápidamente. Además, es posible gestionar todo desde una consola central, fijando las directrices y respondiendo a las necesidades concretas de cada usuario”, precisaba. Asimismo, recordó que la nube “otorga un modelo flexible a las organizaciones, que les permite crecer y decrecer”. 

Nicolás Robinson, director de Relaciones Gubernamentales de Zoom España y América Latina, se detuvo en la importancia de las herramientas colaborativas en este nuevo entorno híbrido. “Las organizaciones necesitan herramientas que permitan la colaboración y el mantenimiento de la productividad”, reseñaba.

María Mora, gerente del Centro Municipal de Informática del Ayuntamiento de Málaga, se centró en las dificultades que comporta instaurar un modelo de integración continua y una cultura agile en el seno de la administración pública. Y Javier Martínez Gilabert, director general de Informática y Transformación Digital de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, ensalzó las ventajas que ofrece la nube a la hora de afrontar la transformación del trabajo. 

 

 

Cambios para adaptarse al nuevo modelo

El siguiente panel, también conducido por Cobisa, giró en torno a los retos que han tenido que afrontar los departamentos de TI para adaptarse al nuevo modelo de trabajo. “Cuando llegó la pandemia, los departamentos de negocio solicitaron a TI que garantizase que los empleados pudieran seguir siendo productivos en un entorno cambiante y flexible, con independencia del lugar de trabajo. Esto supuso un reto para TI, que tuvo que aportar las herramientas adecuadas y garantizar la visibilidad del entorno del puesto trabajo digital, con independencia del lugar donde se estuviera trabajando”, anotaba Mila Rodríguez Repiso, enterprise account manager de Nexthink. 

Alejandro Solana, director técnico de Nutanix Iberia, hizo hincapié en la complejidad que comporta tener que armonizar una “gran heterogeneidad de servicios, aplicaciones y ubicaciones”, lo que requiere “una aproximación a las operaciones de seguridad holística y horizontal”. 

Eva Sánchez Caballero, directora de Transformación Digital de Canon Spain, recalcó que la pandemia permitió descubrir la existencia de muchos procesos críticos que seguían siendo manuales y basados en el papel, detectando la posibilidad de digitalizarlos y simplificarlos.

María Jesús Gras, head of Enterprise Iberia de Logitech, señaló que este nuevo modelo de trabajo ha supuesto la redefinición de las oficinas, con espacios abiertos como punto de encuentro y salas para la celebración de reuniones híbridas, lo que conlleva un aumento de la inversión en webcams y herramientas de colaboración.

Iván Rodríguez Santos, lead systems engineering de Citrix Iberia, se refirió al desafío que supone permitir la utilización de todas las herramientas corporativas de forma segura y eficiente para el empleado. “Debemos permitir que el usuario pueda conectar desde cualquier dispositivo, contextualizando dicho dispositivo para garantizar un acceso seguro”, afirmaba.

Santiago Maestro, Networks, Datacenter, UC&C and Workplace specialized technical services manager de Repsol, apuntó que la clave para una transición exitosa hacia el modelo híbrido de trabajo es “la confianza mutua entre el trabajador y la empresa”. Y Luis Ángel Hernando, Mobile Workplace manager de Leroy Merlin, incidió en la importancia de la conectividad y las herramientas colaborativas en este nuevo escenario laboral. 

 

 

Soluciones flexibles y versátiles

En la siguiente sesión, Genaro Escudero, EUC sales engineer de Dell Technologies, indicó que el nuevo modelo supone un cambio a la hora de valorar el trabajo, centrándose más en la productividad que en la presencialidad, por lo que el empleado demanda herramientas que le permitan asegurar dicha productividad.

En este sentido, Manuel García Rincón, Channel account manager Spain & Portugal de Jabra; y Ricardo Alonso Becerro de Bengoa, Sales Acceleration manager - headsets sales Southern Europe, ISSAGR, Middle East & Africa de Poly, destacaron la importancia de contar con dispositivos de audio y vídeo que ofrezcan flexibilidad, comodidad, durabilidad, facilidad de uso y versatilidad, con el fin de garantizar una comunicación fluida y de calidad que ofrezcan una buena experiencia de usuario. Asimismo, David López Sanz, sales director de GTT, incidió en que “la conectividad es clave”. Indicó que es difícil contar con un único proveedor que responda a todos los retos de conectividad, por lo que es habitual utilizar tecnologías de diferentes fabricantes. 

Olvido Arenas, directora del departamento de Producción, sistemas y comunicaciones de Fraternidad – Muprespa, destacó el impulso decisivo que ha supuesto la pandemia para la implantación del teletrabajo en su entidad. Y César Rodríguez Alonso, responsable de puesto de usuario de PRISA, se refirió a la heterogeneidad que conlleva el modelo híbrido. “Con el trabajo presencial, teníamos una solución homogénea, a la que todo el mundo se tenía que adaptar. Pero ahora las necesidades de cada usuario son distintas”, apuntaba. 

 

 

Más productividad y satisfacción

La última mesa redonda, conducida por Fernando Muñoz, director de CIO Executive Council y Foundry, recogió la experiencia de varias empresas en su adopción del modelo híbrido de trabajo, contando con la participación de Chechu Zabako, end user services team manager de Iberdrola; Iván Argüelles, head of Workplace management de BBVA; Toni Orive, facility manager – workplace de Bimbo Iberia; y Javier Pardo, end user services manager de Campofrío Food Group.

Todos ellos coincidieron en que trabajar desde casa permite aumentar la productividad, ya que el empleado está menos expuesto a interrupciones que en la oficina. Además, el modelo híbrido mejora la satisfacción del empleado, puesto que facilita la conciliación del trabajo y la vida personal y familiar, lo que también revierte en una mejora de la productividad. 

 
 


Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Be Data Ready

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research