Tendencias | Artículos | 13 JUN 2003

El verdadero valor de las Tecnologías de la Información

En los difíciles tiempos actuales, el valor de las cosas es más importante que nunca. El concepto de valor existe ya desde los primeros tiempos de la raza humana, y el término mismo se deriva de la palabra latina valere, que en general describe aquellas cosas que son fuertes y estimables. En los negocios, el conocimiento, que se crea compartiendo información, posee tanto de utilidad como de poder y, en consecuencia, la tecnología que nos ayuda a compartir información más eficientemente tiene también un valor inherente. La cuestión es, ¿cuánto valor?

Las buenas noticias son que el alineamiento entre los departamentos de TI y los objetivos de negocio de las compañías ha aumentado en los últimos tiempos. Las personas del área comercial de la empresa comprenden ahora que la utilización estratégica de la tecnología puede ser un factor de diferenciación competitiva clave. Y las personas del área de TI han cambiado también. En lugar de preocuparse únicamente por el presupuesto de Tecnologías de la Información, muchas están comenzando a actuar estratégicamente ayudando a encontrar soluciones que cambien a mejor los procesos comerciales.
Teniendo esto en cuenta, a continuación se ofrecen los resultados de una encuesta reciente realizada entre ejecutivos comerciales y ejecutivos de tecnología. Esos resultados muestran que ambas comunidades conceden finalmente valor a las Tecnologías de la Información. Para algunos, la gran sorpresa está en por qué han tardado tanto tiempo en llegar a esa conclusión. Y ahora existe ya motivo para sentirse optimistas respecto al futuro. Después de todo, una vez que la gente desarrolla un conjunto de objetivos comunes, el resto consiste en la simple ejecución. Y aunque la ejecución de una determinada estrategia puede resultar difícil, generalmente sólo se requiere tiempo para hacerlo correctamente. Hay hoy más motivos que nunca para sentirse satisfechos respecto a las Tecnologías de la Información. Y esto es verdaderamente una buena noticia.

Justificando el valor de las TI
Durante los 10 últimos años, los gastos en TI se han acelerado extraordinariamente, poniendo fin a dos años de inversiones casi excesivas en soluciones para el paso al año 2000 y para soluciones e-business. Al mismo tiempo, existe un consenso cada vez mayor entre los economistas y los líderes del mundo de los negocios de que el aumento de la productividad está ligado directamente a la inversión en Tecnologías de la Información. Y, por otra parte, los ejecutivos de TI se encuentran bajo una fuerte presión para demostrar y medir el valor de sus departamentos, mientras que quienes piensan más negativamente continúan cuestionando los costes y los beneficios asociados a las TI. Finalmente, la recesión económica actual ha acentuado aún más la importancia de las cuestiones sobre el valor de la tecnología.
Para determinar con exactitud la importancia de las Tecnologías de la Información para las empresas y cómo han contribuido a su progreso de forma general, Infoworld ha encargado un estudio entre 100 ejecutivos de alto nivel del área comercial y 100 ejecutivos TI de alto nivel en compañías de todos los tamaños.
Los resultados son sorprendentes, ya que revelan en qué medida las Tecnologías de la Información son valoradas positivamente y apreciadas en el mundo de los negocios actual. En la pregunta básica de la encuesta se pedía simplemente a los encuestados que dijeran cuál era el valor de las Tecnologías de la Información para su compañía. La mayoría de ellos (un 70 por ciento) dijeron que las Tecnologías de la Información son absolutamente esenciales para los objetivos comerciales de su compañía, mientras que sólo uno de cada 200 dijeron que no afectaban en absoluto a los objetivos comerciales de aquella.
Sin embargo, los hay que se muestran más críticos, y desean conocer cifras más concretas. Desean conocer los costes e ingresos totales y las ganancias de productividad constatables. Las cifras de productividad, en particular, resultan difíciles de medir adecuadamente, en especial si no se han instalado valores comparativos o “métricas” antes de la instalación de la tecnología. Desafortunadamente, la mayoría de los sistemas se instalan estrictamente como funciones de soporte (como los sistemas de contabilidad, por ejemplo), de manera que no están conectados o relacionados con los objetivos de negocio destinadas a generar ingresos o reducir costes para una unidad de negocio específica.

La visión de Paul Strassman
Paul Strassman es un escéptico declarado respecto a las afirmaciones en las que se relaciona a las inversiones TI con la productividad. En su libro de 1999, Information Productivity, sostiene que las corporaciones de Estados Unidos han mostrado una mejora en las métricas de gestión de la información, pero que, en general, los resultados quedan muy por debajo de todo su potencial.
“Durante mis 30 años como CIO (entre 1961 y 1991) dediqué prácticamente toda mi atención a hacer frente a cuestiones internas de la compañía (como facturas, inventarios, contabilidad de costes, etc.). A pesar de algunas afirmaciones pretenciosas, la organización TI no tenía otra misión que mantener funcionando en orden la ´sala de calderas´ de un barco en rumbo a cierto destino. Cuando el capitán deseaba más vapor, sencillamente enviaba las órdenes a la sala de máquinas,” dice Strassman.
En la encuesta se intentó responder con mayor precisión a algunas de estas cuestiones sobre el beneficio sobre la inversión o ROI (Return on the Investment), analizando el efecto ejercido por las Tecnologías de la Información en la generación de ingresos dentro de una empresa, en lugar de concentrarse simplemente en el coste de la tecnología. Aunque hubo diferencias entre las respuestas de los ejecutivos de TI y los ejecutivos comerciales en general, coincidieron de forma sustancial: un 52 por ciento de los ejecutivos TI pensaban que las Tecnologías de la Información ejercen un impacto importante sobre la generación de ingresos en sus empresas, mientras que un 34 por ciento pensaban que su impacto es moderado. Aunque menos entusiastas, los ejecutivos de negocio consideraban que las TI ejercían un impacto similar; un 45 consideraron que era importante; y un 37 por ciento que era moderado. Además, más de un 60 por ciento de ambos grupos consideró que el impacto de las TI sobre la generación de ingresos iba en aumento, y sólo un 1 por ciento pensó que estaba disminuyendo.
En general, cuando InfoWorld preguntó sobre el coste de TI frente a los ingresos que podían atribuírsele directamente, el resultado neto medio fue claramente positivo, mencionando un aumento neto del 20 por ciento en los ingresos una vez deducidos los costes TI y también se observó que los ejecutivos del área comercial coincidieron con los ejecutivos TI en sus respuestas. Resulta interesante que los ejecutivos comerciales atribuyeron ingresos relativamente más bajos a TI y también costes ligeramente más bajos que los ejecutivos TI, pero el aumento neto en los ingresos especificado por ambos grupos permaneció en un 20 por ciento. Esta es una señal bastante clara de que las empresas han encontrado un beneficio concreto en la cuenta de resultados para sus inversiones TI, y tambié

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios