Tendencias | Noticias | 26 ENE 2021

España generará 220.000 empleos en 2030 si supera la brecha digital laboral

El PIB español también crecerá en una década un 6,7%, según los datos de un informe elaborado por PwC y el Foro Económico Mundial y presentado en Davos esta semana. El estudio vaticina que gracias a la automatización y digitalización del mercado de trabajo la inyección de la economía global alcanzará los 6,5 billones de dólares y supondrá la creación de 5,3 millones de empleos netos nuevos.
empleo
Redacción

El auge de la automatización y de la digitalización está transformando el mercado laboral, impulsando la eficiencia y la productividad. El problema, recuerda el informe Upskilling for Shared Prosperity, elaborado por PwC y el Foro Económico Mundial, es que genera un gran problema a escala global: la escasez de empleados con las capacidades digitales precisas para los puestos de trabajo disponibles. No obstante, si esta falta de talento digital se soluciona, el impacto a nivel económico y de empleo sería grande, tal y como se ha puesto de manifiesto en la presentación de este informe en el encuentro Davos Agenda 2021 esta semana. En todo el mundo, el impacto en la economía global sería de 6,5 billones de dólares y supondría la generación de 5,3 millones de empleos netos nuevos.

España será uno de los países más beneficiados si logra cerrar esta brecha digital laboral. Según las estimaciones del informe, puede crecer un 6,7% más y generar 220.000 empleos en 2030. La economía española es, de hecho, una de las que más partido puede sacar de la formación digital de sus trabajadores dentro del marco de la OCDE (solo por detrás de China, Estados Unidos e India). La productividad de nuestro país puede llegar a incrementarse hasta un 9,5% en 2030 si este ‘gap’ se supera. 

El sector más beneficiado en España sería el de servicios a empresas (que incluye desde los servicios profesionales hasta la externalización de cuestiones como la limpieza o la seguridad), que en la actualidad supone el 22% del PIB español y que podrá crecer un 7,3%, en torno a los 32.000 millones de dólares, seguido de la industria (con un incremento de más del 7% y unos 17.000 millones de dólares) y el de consumo (con un aumento de más del 6,5% y 22.000 millones de dólares); no obstante, todos los sectores experimentarían crecimientos de la actividad relevantes. 

Curiosamente países como Alemania o Japón son algunas de las economías desarrolladas que menos incrementos verán en su crecimiento económico en la próxima década (un 0,3% y un 0,2%, respectivamente) dado que ya tienen una elevada productividad y sus profesionales sí están bien capacitados digitalmente.

El informe resalta como principal beneficio de la digitalización del mercado laboral el hecho de que mientras las máquinas y las tecnologías se ocuparán de las tareas más rutinarias, las personas podrán dedicarse a asuntos de mayor valor añadido. Recomienda a Gobiernos, empresas y al sector de la educación que trabajen conjuntamente, que los Estados impulsen con agilidad iniciativas nacionales (también en colaboración con ONG) y que las empresas incrementen sus inversiones en la formación de sus profesionales como algo fundamental para sus negocios.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios