Tendencias | Noticias | 15 ABR 2009

España, muy lejos de los puestos de cabeza en la implantación de soluciones de EPM

La adopción de soluciones de gestión del rendimiento empresarial (EPM) en Europa es modesta. Así al menos lo asegura un estudio de Oracle en el que se entrevistó a unos 800 directivos de medianas y grandes empresas, entre ellas 100 de la Península Ibérica, sobre el nivel de capacidad para unificar los procesos de gestión y los sistemas de información.
Computerworld

Fernando Rumbero, director de BI y gestión de rendimiento empresarial de Oracle Ibérica, señala que “España no sale muy bien parada con relación a otros países de su entorno europeo en la implantación de soluciones de gestión del rendimiento empresarial (EPM), por lo que nuestro margen de mejora es mayor si queremos parecernos a aquellos con los que nos relacionamos empresarialmente”. Según el directivo, la mayoría de las empresas están usando modelos de gestión (ERP y CRM) que fueron pensados hace unos 15 años, por lo que ahora mismo ya no responden a las necesidades de la empresa”. “Ahora más que nunca”, según Rumbero, “es el momento de implantar un EPM”. Para el éxito de su implantación hay que tener en cuenta tres factores: alinearse con grupos de influencia (administración, clientes, proveedores, accionistas…), conocer bien el mercado con ayuda del business intelligence y competitive intelligence y definir bien el modelo adecuado de negocio.



Los datos

Aunque las organizaciones están moderadamente bien situadas en las diferentes áreas (con la excepción del compromiso con los grupos de interés), menos de una cuarta parte (22%) considera que es necesario un enfoque integrado para los procesos, y más de una cuarta parte (27%) piensa que cada proceso debe contemplarse de forma independiente.

Según se desprende del informe, existe una correlación inversa entre la puntuación en el Índice EPM que obtiene un país y su entorno regulador: en general, cuando más alta es la puntuación en el Índice, más ligera es la carga reguladora. España obtiene la puntuación más baja en esta área, con un 4,75. En cuanto a los sectores, el público y el de sanidad tienen las puntuaciones globales más bajas en el Índice EPM. Esto demuestra que las empresas en aquellos países y sectores con exigentes requisitos de buen gobierno, transparencia y precisión de la información son más conscientes de los desafíos que supone vincular sistemas y procesos dispares para suministrar una visión precisa del rendimiento y, por tanto, son más cautelosas a la hora de puntuar sus capacidades. Según el informe, la mayoría de organizaciones son lentas en la respuesta a los cambios del mercado y el entorno empresarial, con sólo un 13% de los entrevistados considerándose bien situados en este aspecto. Reino Unido es, con diferencia, el más receptivo en la utilización de los procesos para tratar los eventos críticos.

Además, el uso del business intelligence (BI) tiene una importancia significativa para el logro EPM. En este sentido, los entrevistados que contemplan el BI como una herramienta importante o crucial para su organización obtienen puntuaciones de 5,3, mientras que aquellos que lo consideran un medio caro para visualizar los datos obtienen una puntuación de 5, y aquellos que lo ven como una herramienta para el reporting histórico sólo alcanzan una puntuación de 4,9.

Un modelo de datos centralizado no es común en las empresas. Aunque la mitad de los entrevistados cuentan con un modelo o repositorio para algunos grupos de datos, sólo un 1% de las organizaciones tienen un modelo de datos común para todos los grupos.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios