Tendencias | Artículos | 12 ABR 2002

GPRS aumenta la productividad

Tags: Actualidad
Según los usuarios de la tecnología de generación 2,5 de Soluziona
Patricia Torralba.
La empresa de servicios profesionales Soluziona ha querido ser pionera en la utilización de la tecnología GPRS por lo que ha escogido a un grupo de diez personas con diferentes perfiles profesionales para analizar de que forma puede su uso mejorar el trabajo de los mismos. Sus usuarios explican que sin duda, el uso de GPRS junto con el ordenador portátil aumenta la productividad al permitir la conexión a Internet y a la intranet corporativa en cualquier lugar.

Soluziona, la compañía de servicios profesionales del grupo energético español Unión Fenosa que facturó aproximadamente 600 millones de euros en 2001, cuenta con más de 8.000 empleados repartidos en proyectos en 45 países. Un equipo pionero de 10 personas ha estado utilizando como parte de un proyecto piloto los servicios GPRS de Amena desde el pasado mes de junio de 2001.
Para llevar a cabo el proyecto piloto se han utilizado tres perfiles de empleados: directores, de área y comercial; consultores; y, técnicos de campo. Estos perfiles fueron escogidos para cubrir diferentes aspectos de lo que es el trabajo dentro de Soluziona Telecomunicaciones y para analizar las utilidades de la tecnología GPRS dentro de cada uno de ellos. Todos ellos utilizan un teléfono GPRS junto con un ordenador portátil o a veces una agenda electrónica en momentos puntuales. “Nuestra colaboración con Amena, compañía de la que somos uno de sus principales integradores de la red de datos, ha sido la que nos ha permitido el desarrollar el piloto con ellos. Conjuntamente hemos ido viendo cuál sería la solución técnica más adecuada para ofrecer los servicios demandados por los clientes, que de momento son el acceso a Internet así como el acceso a las propias intranets corporativas”, comenta Juan Carlos Cervero, gerente de cuentas de Soluziona Telecomunicaciones, uno de los diez usuarios. Y añade, “de momento, es suficiente con estos servicios pero para un futuro sería conveniente desarrollar aplicaciones propias que permitirían unos tiempos de respuesta más satisfactorios. Al final, la gran utilidad de GPRS es que te permite tener una conexión independientemente de dónde estés. Cuando llegue el UMTS, con más velocidad, las posibilidades serán mucho más amplias y se explotarán áreas poco desarrolladas hasta ahora como la de telemantenimiento. También para nosotros será muy útil el hecho de poder hacer presentaciones más complejas con vídeo, etc.”

Tecnología intermedia hacia el UMTS
Así, en Soluziona creen que aunque el servicio ha mejorado mucho en los meses que llevan utilizándolo y que en estos momentos la cobertura es muy buena en todas las ciudades del territorio nacional (sólo se han detectado problemas en Madrid, en horas punta en zonas de oficinas donde el acceso a la red se ha podido congestionar puntualmente realizándose la conexión un poco más lenta de lo habitual), GPRS no deja de ser una tecnología intermedia con un límite en su capacidad que será solventada con la esperada llegada del UMTS. De los perfiles de trabajadores que han estado utilizando el servicio, los que más utilidad han encontrado al GPRS han sido los técnicos desplazados en campo. Con GPRS pueden controlar una máquina estando en otro punto físico y detectar un fallo. Para corregirlo en vez de tener que desplazarse o utilizar la línea telefónica para dar órdenes a otro técnico que esté allí puede hacerlo vía on-line con su portátil y la línea GPRS. También permite controlar la lista de tareas pendientes a través del correo electrónico. Por su parte, el personal de ventas saca beneficio del uso de esta tecnología a través de la consulta de ofertas y la actualización de los pedidos en el momento mismo de producirse.
“Lo que está claro es que todo lo que sea Internet móvil aumenta la productividad del trabajo ya que permite resolver tareas instantáneamente desde cualquier sitio donde te hayas tenido que desplazar, sin tener que esperar a llegar a la oficina para realizar un montón de trabajos pendientes. Hemos llegado por fin al concepto de estar conectados permanentemente”, apunta Cervero.

El futuro está en las aplicaciones concretas
En cuanto a los precios, en Soluziona piensan que cuando el uso de esta tecnología se extienden sufrirán un mayor ajuste con la realidad, siguiendo las leyes de la economía de escala. Sobre el tema de los dispositivos, los usuarios están convencidos que la tendencia es hacia un ordenador portátil que integre la conexión a través de Bluetooth y otras tecnologías. Creen además que este tipo de tecnologías es muy apropiado para todo tipo de trabajos que requieran desplazamientos fuera de la oficina de forma habitual. “Este año 2002 creo que va a ser fundamental para la extensión de esta tecnología en las empresas, aunque ha tenido un poco de mala suerte al coincidir su ciclo vital con una profunda crisis económica mundial”, comenta Juan Carlos Cervero. “Ahora lo que falta es el desarrollo de aplicaciones concretas para las diferentes áreas de actividad económica, pero que ya no corresponde a los operadores sino a empresas especializadas o incluso a las grandes compañías que tengan sus propios equipos de desarrollo de software. Esto permitiría también la extensión del uso del GPRS en combinación con las agendas personales o dispositivos más pequeños que los ordenadores portátiles ya que los interfaces estarían más adaptados a pantallas más pequeñas. Por su parte, creo que los operadores tienen una gran labor que hacer en el sentido de instalar su tecnología en diferentes dispositivos, por ejemplo, en las salas de espera de los aeropuertos para ampliar el acceso a las tecnologías verdaderamente desde cualquier lugar, lo que en definitiva repercutirá en beneficios para todas las partes implicadas, incluido pro supuesto para las operadoreas”, concluye.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios