Tendencias | Noticias | 28 JUN 2019

Health IT 2019 ahonda en las bases de la atención sanitaria en la era digital

El nuevo y altamente tecnificado Hospital Fraternidad-Muprespa Habana fue el escenario de Health IT 2019, encuentro organizado por IDG Research en el que expertos del ámbito de la sanidad y de las TI expusieron su punto de vista sobre el avance digital que está experimentando el sector de la salud.
Health IT 2019
Fernando Muñoz, director de IDG Research, en Health IT 2019.
Esther Macías

La sanidad, como el resto de sectores del mercado, está abocada a importantes cambios con la explosión digital. Muchos, de hecho, ya los está experimentando y son paradigmáticos los casos de éxito del sistema español relacionados con la historia clínica y la receta electrónicas. No obstante, los retos a los que los profesionales de este ámbito se enfrentan son muchos y diversos y se enmarcan, además, en una realidad incontestable: la población envejece y la dotación de servicios sanitarios se hace cada vez más necesaria. Por tanto, urge asegurar la sostenibilidad del sistema y garantizar que éste pueda asumir el coste de una buena atención al paciente y en todo esto la tecnología tiene un papel fundamental. “El ingenio del CIO será clave para afrontar la transformación digital del sector sanitario”, subrayó Fernando Muñoz, director de IDG Research, en el arranque del encuentro Health IT 2019, organizado el pasado 25 de junio por la pata de análisis del Grupo IDG y en el que se profundizó sobre todos estos aspectos.

Carlos Aranda.

El encuentro se celebró en el moderno Hospital Fraternidad-Muprespa Habana, inaugurado el pasado mes de abril y que, como recalcó en la apertura del acto Carlos Aranda, director gerente de Fraternidad-Muprespa, “es el cuarto del mundo y el primero en Europa en sostenibilidad medioambiental”. El centro, explicó el directivo, es un adalid no solo de sostenibilidad energética y medioambiental sino de accesibilidad y adaptación digital. “El hospital cuenta con avanzados servicios digitales como la ordenación de los pacientes en quioscos, la posibilidad de utilizar la firma biométrica en la historia clínica electrónica o la opción que tiene el paciente de acceder a sus resultados médicos de forma íntegramente digital. En Madrid no hay ningún hospital como este”, apostilló.

Pedro Serrera, subdirector general de sistemas de información y servicios de Fraternidad-Muprespa, desveló cómo se diseñó el centro y hasta qué punto fue precisa una afinada coordinación entre diversos equipos (profesionales sanitarios, de TI, arquitectos, jefes de obra, etc.) para que el proyecto llegara a buen puerto. El directivo reflexionó, además, sobre cómo han cambiado tanto el paciente como los propios profesionales médicos, que ahora son “más autónomos, exigentes, conscientes de su propia seguridad y están más hiperconectados” y a los que hay que responder con servicios adecuados a esta realidad.

Pedro Serrera, subdirector general de sistemas de información y servicios de Fraternidad-Muprespa.

 

Un desafío eminentemente cultural

Fernando Maldonado y Alberto Bellé, analistas de IDG Research, desmenuzaron la situación y los retos que tiene el mundo sanitario en lo que respecta a la modernización digital. “La tecnología que se requiere para la modernización existe, el gran reto es el cambio cultural que implica”, sentenció Maldonado; un cambio que, según el experto, varía profundamente la forma de trabajar y la atención al paciente. “No hay que olvidar que el sistema sanitario es precisamente esto, un sistema, y afecta a todos sus actores; de modo que hay que modernizar a todas las partes”, señaló Bellé.

Los analistas apuntaron como una de las grandes tendencias del sector la convergencia entre lo físico y lo digital, pero esto llevará su tiempo. “La mayoría de los hospitales, sobre todo los más antiguos, se encuentran ahora con dos mundos muy diferenciados, uno analógico y otro digital, pero es preciso trabajar para unirlos”, según Bellé. “La cirugía digital ilustra perfectamente el cambio de lo analógico a lo digital: ahora el cirujano sutura datos más que tejidos”, señaló por su parte Maldonado. Este último recordó que no hay que olvidar que la innovación digital se produce por combinación y que no queda otra opción que experimentar. 

Por último, los analistas recomendaron trabajar en pro de la experiencia del paciente/cliente, teniendo en cuenta que el ‘viaje’ de éste no empieza cuando llega al hospital sino mucho antes, de forma que es preciso diseñar la relación que se quiere tener con él.

Fernando Maldonado y Alberto Bellé, analistas de IDG Research.

Aproximación y propuestas de la industria

Por parte de la industria tecnológica, Carlos Illana, jefe de producto en GMV, y Salvador Vera, CEO de Mysphera, expusieron cómo están impactando tendencias como la radioterapia intraoperatoria, la inteligencia artificial, la simulación quirúrgica, la robótica y los servicios de geolocalización y trazabilidad del paciente en el entorno hospitalario.

La tecnología ayuda a hacer más eficientes los tratamientos, a dotarlos de mayor seguridad y a ahorrar costes”, apuntó Illana, quien hizo foco en una técnica aún poco extendida en España para tratar el cáncer como es la radioterapia intraoperatoria, que consiste en administrar una sola fracción (muy elevada) de radioterapia durante la realización de las cirugías tumorales. “En GMV estamos diseñando el futuro de la radioterapia, mejorando, además, el software de planificación del tratamiento”, indicó, explicando la efectividad de esta técnica para salvar vidas. El responsable afirmó que la compañía también trabaja el el uso de algoritmos de inteligencia artificial para detectar estructuras anatómicas y lesiones, en aspectos de simulación quirúrgica y en robótica”.

Carlos Illana, jefe de producto en GMV

La tecnología que aporta Mysphera es muy diferente, se trata de “un sistema que permite la localización y trazabilidad del paciente en un entorno hospitalario”, según explicó Salvador Vera. Con esta tecnología el personal del hospital puede identificar de forma segura a los pacientes y equipos por proximidad, usando un smartphone o una tableta. Dado que la aplicación identifica automáticamente al paciente en momentos críticos (por ejemplo, cuando entra en un quirófano) se evitan errores. “Permite garantizar que quien entra en un quirófano es la persona que debe entrar y no otra, entre otros aspectos”, según el CEO.

Esta tecnología ya se usa en más de 40 hospitales en Europa, entre los que se encuentra el barcelonés Vall d’Hebron. Según Vera, en los bloques quirúrgicos donde se ha instalado ha aumentado un 10% el nivel de ocupación. “Digamos que los centros pueden operar un mes más al año gracias a la eficiencia que les aporta esta herramienta”.

Salvador Vera, CEO de Mysphera.

Un presupuesto TIC “insuficiente” para modernizar la sanidad

Francisco Martínez del Cerro, coordinador de la Junta Directiva en Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), recordó los últimos datos del Índice SEIS, que muestran la inversión TIC realizada en el Sistema Nacional de Salud en 2018. Como éste explicó, la inversión en TIC aumentó un 4,78% respecto a 2017, unos 33 millones de euros, sumando un total de 728 millones de euros. No obstante, aunque por primera vez el gasto en TIC superó al gasto global en sanidad, “el porcentaje de gasto TIC sobre el gasto global sanitario se sitúa en el 1,23%, muy por debajo de cualquier otro sector que nos comparemos o país de nuestro entorno. Se trata de un porcentaje claramente insuficiente y que habría que actualizar”.

 

Reportaje completo sobre el encuentro próximamente en Computerworld

 

 

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios