Industria
Transformación Digital
IoT
Industria 4.0
Edge computing

Inteligencia artificial e IoT en el 'edge', tecnologías llamadas a revolucionar el sector industrial

La convergencia entre los entornos TI y OT, la seguridad o los casos de negocio, fueron fruto de debate en el evento Industry at the edge, organizado por Barbara.

evento barbara

La computación en el extremo (edge computing) se está convirtiendo en una de las principales tendencias tecnológicas a seguir, según las principales consultoras del globo. De hecho, IDC prevé que más de la infraestructura TI de todo el mundo estará en este entorno para 2023; y Gartner estima que el 27% de los datos generados por las compañías se crearán y procesarán fuera de los data centers tradicionales. Y, si este concepto digital se reviste de sensorización e inteligencia artificial (IA) y se lleva al sector industrial, puede haber una adopción masiva. Así se ha puesto de manifiesto durante el evento Industry at the edge, organizado por Barbara, startup que nació en Bizkaia en el año 2016 y que ha hecho de su forma de ser la captura de datos de sensores y equipos industriales para ejecutar algoritmos que detecten anomalías y automaticen procesos en tiempo real para, finalmente, sacar adelante casos de éxito que redunden en los negocios.

“La industria 4.0 y las tecnologías que implica, como edge computing, IoT (Internet de las Cosas) o la inteligencia artificial cambiarán por completo la forma en la que opera el sector industrial”, comentó David Purón, cofundador y CEO de Barbara, en la inauguración del encuentro.

Durante las sesiones de la jornada, divididas en paneles tecnológicos y de negocio, se han puesto de manifiesto los principales retos a sortear. Por ejemplo, ¿cómo efectuar una integración efectiva entre los equipos de TI y OT? La clave para ello, según expuso Javier Lázaro, director del hub digital de Ferrovial, no es sino “combinar estrategias de carácter muy táctico para generar un cambio cultural en las compañías” o, como indicó por su parte Fernando Gordo, jefe de ingeniería de fiabilidad de infraestructuras del área de gestión de redes en Roche, “abordar un cambio de mentalidad corporativo”.

No obstante, esta tarea no es nada fácil, como recordó Augusto Baena, socio de Oliver Wyman: “Hay proyectos de TI con tanto potencial disruptivo en la cadena de valor que generan mucha resistencia al cambio por parte de parte de la organización. Hay que asumir que todos los cambios tienen ganadores y perdedores”. Aun así, apostilló María González, responsable de estrategia y agenda digital de Enagás, hay que reconocer que “es difícil encontrar un sector donde las TI no se conviertan, en la actualidad, en parte de la estrategia de la compañía”. Las claves para el éxito de la integración entre IT y OT para esta directiva son, según recomendó a la audiencia, “pensar en grande y actuar en pequeño, ser conscientes de que sin liderazgo es imposible escalar estos proyectos y hacerse ‘amigo’ del financiero”.

 

 

"La computación en el extremo está generando un 'Internet de la energía"

David Purón, cofundador y CEO de Barbara 

 

 

Los proyectos digitales, a debate

Otros grandes interrogantes del evento pasaron por cómo convencer a la alta dirección de la necesidad de invertir en tecnología o qué papel juega la ciberseguridad en la actualidad. Sobre estos ha versado una de las principales mesas de debate, moderada por Esther Macías, directora editorial de las publicaciones de Foundry (ComputerWorld, CIO, CSO y DealerWorld) y en la que han participado Alejandro Beivide, director de transformación digital de Acciona; Antonio Ávila, head de la plataforma IoT de Repsol; Urban Pettersson, director de ventas globales de AllRead; y el propio David Purón.

“Las compañías actuales se consideran data driven, pero no todas pueden procesar la información en la nube, y es más importante que lo hagan donde ocurre la acción, sobre todo en sectores como el agua, la logística o la infraestructura”, señaló Purón, quien quiso centrar su exposición inicial en la industria energética, cuya clave actual es “el control de la demanda y no de la producción”. Por ejemplo, dijo, en casos como los objetivos de descarbonización o en el control de baterías y uso de coches eléctricos.  “Es esencial la compartición de datos, pero esto no se puede hacer desde una plataforma centralizada porque no podría haber un gobierno de la misma. Esto ya lo hacen los dispositivos en el edge, que están creando un Internet de la ‘energía”.

En Acciona, contó Beivide, tienen claro que las iniciativas tienen que nacer desde el punto de vista de negocio para, por ejemplo, optimizar procesos o mejorar costes. “Empezamos a investigar cómo los dispositivos podían ayudarnos y cómo los datos pueden cambiar comportamientos reales”, explicó. La compañía utiliza la IA para gestionar la toma de decisiones. “En este caso, el edge computing te permite ser eficiente”.

 

 

"La tecnología debe ser habilitadora de la gestión de las personas, procesos y negocio"

Alejandro Beivide, director de transformación digital de Acciona

 

 

Por su parte, desde Repsol, Ávila explicó que estas herramientas les permiten actuar en dos áreas; en la industrial y la comercial. “En este primer ámbito mejoramos la operación de los procesos y la seguridad de las instalaciones y las personas; en el segundo, utilizamos la IA en el extremo para la eficiencia energética y el mantenimiento preventivo y predictivo”.

AllRead es una compañía basada en la digitalización de documentos para el mundo logístico. “Es una parcela muy controlada”, aseveró Pettersson. Pero, la empresa quería llevar esta actividad a entornos menos controlados, como el vídeo, que pueden analizar en condiciones adversas. Uno de sus grandes rangos de actuación pasa por los puertos. “Empezamos a desarrollar un modelo para leer los contenedores que entran y salen con mercancía. El reto es potenciar su procesamiento para ganar tiempo, algunos tienen hasta 30 puntos de entrada y salida”.

 

Cómo convencer a la alta dirección

Este tipo de iniciativas se enfrentan a diversos retos culturales. El primero, el de la ya mencionada convergencia entre los equipos de TI y OT. Una dicotomía que se da, según indicó Beivide, porque no se puede poner en riesgo la producción por la tecnología. “La tecnología debe ser habilitadora de la gestión de las personas, procesos y negocio. Entre TI y OT nunca hay un empate. En cada empresa hay una parte que tiene más peso, pero la otra no debe perder”. Todos los ponentes suscribieron estas palabras, pero Purón añadió que esta integración solo ocurrirá cuando se formen ecosistemas y alianzas. “Es más sencillo que la convergencia venga del mundo OT al IT, y no al revés, porque es la que tiene más restricciones y la que tiene que liderar el cambio".

 

 

"Hay que dar casos de negocio claros en los que el beneficio no ponga en entredicho el despliegue de inversión inicial"

Antonio Ávila, head de la plataforma IoT de Repsol

 

 

Por su parte, estos directivos asumen también que tienen que convencer a la alta dirección de sus corporaciones para que llegue la inversión para sus proyectos. “Muchas veces tenemos que hablar un idioma con el director financiero, otro con el responsable de operaciones y otro con el de seguridad. Supone un gran reto explicárselo a alguien que no está acostumbrado a usar este tipo de soluciones”, argumentó Pettersson. Una de las claves del éxito de esta interlocución, aseguró Ávila, pasa por tener un caso de negocio claro donde el beneficio no se ponga en entredicho por el coste inicial del despliegue. “El tiempo mejor empleado es en el que demuestras que una premisa tecnológica funciona y da un resultado, no cómo lo hace”, sumó Beivide. “Hay que centrar mensajes cortos a las personas adecuadas”.

 

La seguridad, un imprescindible

Según datos de la propia Barbara, el 75% de las infraestructuras críticas admite haber sufrido algún tipo de incidente, lo que hace que la ciberseguridad sea un tema obligado de debate. Y es que cada vez hay más superficie de ataque. “Y también una confluencia de normativas”, asintió Purón. “Es fundamental que las compañías cuenten con expertos y que se siga la legislación”.

 

 

"Para convencer, muchas veces tenemos que hablar un idioma con el director financiero, otro con el responsable de operaciones y otro con el de seguridad"

Urban Pettersson, director de ventas globales de AllRead

 

 

Además, según Beivide, nos encontramos en un contexto de ‘Guerra Fría’, marcado por las tensiones geopolíticas actuales, “en el que sabes que el enemigo está presente, pero a veces no sabes cómo defenderte”. De este modo, advirtió, las plantas industriales deben ir modificando retoques para ganar en protección. “Si hay un ataque en el software se paraliza el puerto”, reconoció Pettersson. “Por eso, hay que tener muy clara la manera de actuar”, concluyó.



Contenidos Patrocinados

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

SMS fraude falso Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: