5G
Telecomunicaciones
Sostenibilidad

La actualización de las torres móviles podría ahorrar un 40% de energía

Sería suficiente como para abastecer a ciudades como Seattle, Phoenix o Nueva Orleans, en Estados Unidos.

torre telefonía
Créditos: Unsplash

La actualización de las torres de telefonía móvil podría suponer un ahorro de electricidad suficiente para abastecer a ciudades como Phoenix, Nueva Orleans o Seattle, en Estados Unidos, según un estudio de J. Gold Associates. Actualmente, en el país, estas infraestructuras usan casi 21 millones de megavatios hora (MWh) de energía, el equivalente al promedio de dos millones de hogares.

“Los servicios de telefonía móvil se han convertido en un componente crítico de la infraestructura de la vida moderna. Es difícil imaginar no poder comunicarse en directo con nuestros dispositivos, o cada vez más a través de una puerta de enlace doméstica inalámbrica que permite servicios de internet”, reza el informe. “Pero no se suele discutir la carga que imponen sobre los suministros de electricidad necesarios para mantenerlos y los costes asociados con la energía suministrada”.

Por ejemplo, la reducción del 10% de la energía de una infraestructura de celda genera suficiente electricidad para el equivalente de 195.000 hogares. Y una limitación del 40% alimenta a casi 782.000 casas, según el informe. Por ello, al actualizar tanto el hardware de radio como el software de administración, cada torre podría ahorrar hasta un 40% de sus necesidades eléctricas.

“La reutilización sostenible de la electricidad se puede utilizar para alimentar a una gran cantidad de hogares sin necesidad de nuevas fuentes de energía. La cantidad y el coste de electricidad para operar infraestructura de telefonía móvil es enorme y tiene un efecto en lo que pagan los usuarios, así como en la carga de la red eléctrica y la creación de gases de efecto invernadero. Para la industria, sería beneficioso moverse hacia la actualización lo más temprano posible”.

Una infraestructura promedio y de alto rendimiento costaría alrededor de 200.000 dólares, según Jack Gold, analista principal del estudio. Cada operador sería responsable de su propio equipo, incluso si comparte una torre física con otros. Por lo general, la torre es propiedad de una empresa de infraestructuras, que luego arrienda a varias telcos.

Según la Asociación de Internet de Telecomunicaciones Móviles (CTIA; por sus siglas en inglés), había 417.215 torres en Estados Unidos a finales de 2020. Aunque el número ha aumentado progresivamente, esta es la cifra en la que la consultora ha basado su estudio.

El elemento de radio de una red de telecomunicaciones móviles se denomina RAN. Una RAN típica dura alrededor de ocho años antes de que requiera actualizaciones o un reemplazo, aunque es difícil estimar cuántas se necesitan cambiar a día de hoy. Pero, en lugar de reemplazar el hardware antiguo, pasar a un entorno más virtualizado ayudaría a reducir la necesidad general de energía, dice Gold.

 

La inteligencia artificial ofrece oportunidades

Mediante el uso de inteligencia artificial (IA) en el software de administración, los proveedores de servicios pueden operar la infraestructura de una manera más proactiva con herramientas para controlar equipos pasivos y permitir el mantenimiento predictivo y la resolución de problemas sin intervención para reducir los costes, el uso de energía y las visitas.

“Las herramientas de IA son útiles para administrar el hardware de las torres al comprender mejor cuánta energía se necesita para cada conexión, en lugar de simplemente encender y apagar las radios a máxima potencia, que es básicamente lo que suceden en los equipos más antiguos”, expresa el analista. “Si estás cerca de la torre, no es necesario transmitir una señal a máxima potencia”.

La IA también puede reconocer patrones anteriores y administrar equipos sobre esa base. Este tipo de gestión granular puede reducir significativamente la energía. Y mejores antenas, como los dispositivos 5G Massive Multiple Input Multiple Output (MIMO) también pueden ayudar a limitar la potencia de transmisión necesaria.

Ericsson anunció recientemente una RAN de mayor eficiencia energética que funciona con el silicio de última generación de la empresa que, según afirma, utiliza un 25% menos de energía. La actualización de la cartera incluye todo, desde radios de doble banda hasta radios Massive MIMO ultralivianos, antenas de bajo espacio y funciones de software de ahorro de energía. “Además, los dispositivos más nuevos pueden tener un software instalado que puede interactuar mejor con la administración para tener en cuenta una serie de funciones de ahorro de energía, al igual que los PC más modernos lo hacen mejor que los antiguos”.

Otro componente crucial para la eficiencia energética es el amplificador de potencia (PA) en la radio que se utiliza para generar las señales que se transmiten, según Ericsson. Por lo general, el PA consume más del 60% de la energía de la radio.

TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research