Tendencias | Artículos | 09 JUL 1999

La Administración española ultima sus sistemas de cara al 2000

Tras concluir el 31 de junio el plazo fijado para la fase de pruebas
Carmen Pastor.

El 12 de junio de 1998 el Consejo de Ministros estableció un calendario de adaptación de los sistemas de la Administración General del Estado y sus organismos públicos al año 2000 . Se establecieron las siguientes fechas límite para la finalización de las tres fases del proyecto: en primer lugar, la finalización del análisis del impacto -que incluye inventario, alternativas de solución, planificación y costes- debía llevarse a cabo antes del 31 de julio de 1998 . El periodo de conversión, antes del 31 de marzo de 1999 y, por último, la fase de pruebas que incluye las de integración entre sistemas y los costes de intercambio de datos entre agentes externos, debía completarse el 30 de junio de 1999 .

Para analizar la situación de los diferentes sectores españoles en relación con el efecto 2000, el Ministerio de Administraciones Públicas ( MAP ) ha realizado un informe que, con fecha del 22 de mayo de 1999, ha sido presentado por el citado organismo ante la Unión Europea . El informe realizado por el MAP recoge las acciones emprendidas tanto por los sectores privados como por la Administración Pública en sus diferentes ámbitos, así como la 5ª encuesta realizada para la Administración General del Estado ( AGE ) que, con datos procedentes del 31 de marzo de 1999, arrojaba los siguientes resultados en cuanto al grado de adaptación de los sistemas al año 2000: en primer lugar, el 96% de sus centros ha llevado a cabo el análisis del impacto; el 65,7% la conversión ( mientras que otro 30 % se encuentra ya en curso muy avanzado ) ; y en lo que se refiere a las pruebas se prevé que el 30 de junio de 1999, el porcentaje de centros que las habrá realizado será del 76,5 % . Por otra parte, hay que destacar que los sistemas críticos están adaptados en un 79% y los planes de contingencia finalizados se sitúan en un porcentaje de el 56,4% .

La inversión estimada por el Ministerio de Administraciones Públicas, necesaria para llevar a cabo este proyecto alcanza un montante de 29 . 048 millones de pesetas o 174,59 millones de euros .

Administraciones Territoriales

Por su parte, el MAP ha desarrollado una serie de medidas de cooperación con las Administraciones Territoriales, entre las que destaca la cuarta encuesta de seguimiento de las tareas de adaptación al 2000, realizada con fecha del 31 de marzo de 1999 . Esta encuesta está dirigida a 334 entidades y cuenta con una tasa de respuesta del 24%, que no ha sido considerada suficiente para explotar los datos ya que su fiabilidad sería muy escasa y carecería del adecuado rigor . Esta es la razón por la que se han mantenido los datos del informe anterior, presentado ante la UE con fecha del 22 de marzo de 1999; según el cual en lo que respecta a las CC . AA . , un 82% de las mismas ha iniciado ya el análisis del impacto y un 62% ha comenzado la conversión, mientras que un 34% han iniciado los planes de contingencia . En cuanto a la situación de los Ayuntamientos que cuentan con una población superior a 500 . 000 habitantes, el análisis del impacto está concluido en el 100% de los casos y la fase de conversión está en ejecución o finalizada en igual porcentaje . Entre los Ayuntamientos que abarcan entre 100 . 000 y 500 . 000 habitantes, un 42% no ha iniciado todavía el análisis del impacto y el 46,7% no ha iniciado la conversión; aunque el 66,7% manifiesta tener en curso o concluido un plan de contingencias . Tanto relativa a las CC . AA como a los Ayuntamientos se carece de información suficiente y contrastable sobre sistemas automatizados . Esto puede también tener una gran repercusión en los municipios menores, que presentan cierto retraso en todos los ámbitos y fases del proceso de adaptación .

En cuanto a los costes globales al no existir una información exhaustiva y ser la tasa de respuesta a la encuesta relativamente baja, ha sido necesario extrapolar estadísticamente las cifras . Según las cuales el coste total se situaría en torno a 22 . 161 millones de pesetas, de los cuales 4 . 287 corresponderían a costes de personal propio, 4 . 714 a costes de personal externo y 13 . 169 a equipos y licencias .



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios