Tendencias | Noticias | 10 DIC 2020

La automatización aplicada al proceso para transformar el negocio

La automatización se ha convertido en un término de moda, sobre todo, ahora que las organizaciones ven como sus recursos no pueden seguir la variabilidad extrema que les ha sobrevenido con la pandemia. Consciente del interés que se ha generado en torno a esta tecnología, IDG ha celebrado, en colaboración con Celonis, Uniway y Yooz, el evento virtual 'Automatización inteligente: nuevas oportunidades de productividad y eficiencia', que ha contado también con la participación de directivos de Mutua Universal, Prosegur y Bankia.
evento automatización
Natalia Mosquera

Si bien es cierto que, hasta hace un tiempo, se pensaba en la automatización como algo físico, “en robots que hacían tareas físicas”, explicó Alberto Bellé, principal analyst de IDG Research, hoy se aplica al proceso y “es ahí donde realmente se produce la transformación”. Angelique Corlaix, asesora de Yooz, puso como ejemplo el proceso de cuentas a pagar. Corlaix señaló que “la automatización haría más eficiente y productivo este proceso que, en la actualidad, se sigue haciendo en papel y manualmente y que supone para las organizaciones un tiempo de gestión entre 22 y 35 días por factura y un coste de entre 9 y 20 euros”.

Uno de los principales retos para afrontar este tipo de proyectos son las resistencias internas. “El empleado ve la automatización como una amenaza, lo que exige a la organización una labor divulgativa y de comunicación”, afirmó Fernando Maldonado, principal analyst de IDG Research. Fernando Cisneros, director de digitalización y robótica de Prosegur, defendió que “el miedo a lo desconocido es humano” y que por ello, “es importante tangibilizar de forma temprana las bondades de la automatización”. Esther Félix, directora de digitalización y oficina de proyectos de TI de Mutua Universal, apuesta por “hacer protagonistas a los usuarios, implicándoles en las oportunidades de robotización que tienen identificadas en sus áreas de negocio y haciéndoles ver qué significa automatizar y los beneficios que les va a proporcionar de manera que se conviertan en los agentes del cambio”.

La falta de definición de los procesos es otra importante barrera a salvar en los proyectos de automatización. Ángel Morales, director del Centro de Excelencia de Inteligencia Artificial de Bankia, destacó” la necesidad de que los procesos estén bien definidos porque, de otra manera, no sólo generaremos problemas en el siguiente eslabón, sino que además aplicar estas tecnologías será bastante complicado e inabordable”.

En la automatización hay miedo al piloto automático

A pesar del interés que despierta la automatización y la inversión que se está realizando en la materia, “las compañías todavía tienen problemas para maximizar su capacidad de ejecución”, afirmó Ricardo Deza, global account director de Celonis. Deza ilustró cómo las organizaciones muestran ratios de ejecución del 50% cuando se puede llegar al 90%. Alcanzarlos requiere, en su opinión, que “las empresas conozcan de verdad cómo se ejecutan sus procesos, tengan capacidad para diagnosticar, de forma objetiva, científica y medible, las áreas de fricción donde pierden efectividad y, en base a las dos anteriores, tengan capacidad para intervenir de forma ágil para corregir a tiempo”. Aunque es verdad que, como compartió Deza, “el levantamiento del proceso y el análisis causa-raíz se producen prácticamente en tiempo real gracias a la tecnología, la última parte que implica verificar que los procesos funcionan bien, puede alargarse en el tiempo, en tanto en cuanto hay miedo al piloto automático”.  

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios