Automatización

La automatización: una oportunidad para el mercado laboral

Dentro de las tecnologías de transformación digital, la automatización ha suscitado numerosas críticas y son muchas las voces que auguran un futuro catastrófico donde las máquinas destruyen empleo a gran escala. Pero la automatización no destruye empleo: lo transforma.

automatización
Créditos: Possessed Photography (Unsplash).

La transformación digital de las empresas ya es un hecho; la pandemia ha funcionado como catalizador de un proceso que ya estaba en marcha, pero que ha recibido el impulso que necesitaba para terminar de despegar. Empresas y trabajadores han descubierto los beneficios que una empresa digitalizada puede ofrecer, tanto en comodidad y calidad de vida para los empleados, como en resiliencia y adaptación a los cambios para la supervivencia empresarial. Las tecnologías digitales han ayudado a las empresas a capear exitosamente la crisis económica y sanitaria a la que nos hemos enfrentado y ahora se preparan para traer el futuro antes de lo previsto. 

Una de las tecnologías que se está haciendo cada vez más atractiva para las empresas en su proceso de transformación es la automatización robótica de procesos, también conocida como RPA por sus siglas en inglés. Se trata de un software capaz de realizar tareas repetitivas simulando a los humanos, permitiendo así que las personas puedan dedicar menos tiempo a este tipo de actividades y puedan centrarse en realizar trabajos que aporten más valor añadido a la compañía.

Sin embargo, la automatización, dentro de las tecnologías de transformación digital, ha suscitado numerosas críticas. Como todos los grandes cambios, la automatización ha generado un intenso debate y son muchas las voces que auguran un futuro catastrófico donde las máquinas se hacen con puestos de trabajo que podría hacer un humano, destruyendo empleo a gran escala. Una conclusión que parece bastante simplista y basada en un análisis de los datos muy superficial. La automatización no destruye empleo, lo transforma

Randstad, la empresa de recursos humanos, aseguraba en su informe “Flexibility at Work – Abrazando el cambio”, basándose en datos de la OCDE, que el 52% de los empleos está en riesgo de desaparecer a causa de la automatización, sin embargo, tan solo uno de cada siete empleados es susceptible de perder su trabajo. Coincide el Foro Económico Mundial, que afirma que para 2025 la automatización desplazará 85 millones de empleos en todo el mundo, pero será capaz de generar 97 millones de nuevos empleos 

Lo cierto es que este debate no es nuevo, ya que la transformación del panorama laboral es una característica permanente del progreso tecnológico, pero el mercado laboral ha salido reforzado de todas y cada una de las revoluciones tecnológicas a las que se ha enfrentado. Y es que, a pesar de la creencia popular, la automatización no solo crea más empleos de los que destruye, sino que genera empleos de calidad que contribuyen a la satisfacción de los empleados, la eficiencia en el trabajo y mejores resultados empresariales. 

Sí, es cierto, la automatización cambiará por completo el mercado laboral, pero no debe ser enfrentada como una amenaza, sino como una oportunidad. La oportunidad está en realizar un cambio de mentalidad completo, en apostar por nuevas aptitudes y capacidades, por la innovación, la capacidad de adaptación, la creatividad, el pensamiento crítico y la inteligencia emocional para afrontar la transformación digital.

 



Contenidos Patrocinados

sitio web, internet, portátil, pc TENDENCIAS

Webinar Ondemand

Otros especiales

Communications Platform for Business

Partnerzones

Be Data Ready

Webinar Commvault Metallic


Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: