Tendencias | Noticias | 29 MAY 2019

La identidad digital también genera negocio

Tags: Estudios
Según McKinsey, en 2030 la identificación digital podría “desbloquear” de media un valor económico equivalente al 3% del PIB en las economías desarrolladas.
seguridad robo identidad
Redacción

La expansión de la identidad digital puede generar un incremento del 3% en el PIB de las economías desarrolladas en diez años; en el caso de las economías emergentes la cifra ascendería al 6% del PIB. Los datos son de un informe elaborado por la consultora McKinsey, en el que profundiza sobre las bondades que puede traer consigo esta tendencia desde el punto de la base salarial, las ayudas sociales y la eficiencia de inversión en capital, y en menor medida en la lucha contra el fraude, la asistencia sanitaria y el desempleo.

El informe (La identificación digital: clave para un crecimiento inclusivo) que analiza casi 100 formas de uso de la identificación digital destaca que en el mundo aún hay 1.000 millones de personas que no cuentan con ningún tipo de identificación y 3.400 millones que no tienen huella digital (y tampoco identificación digital). Unas cifras que, reza el escrito, “representan una gran oportunidad para generar beneficios de forma global gracias al potencial económico que el ID digital puede producir en el conjunto de sectores de actividad”.

Autenticación a través del canal digital

A diferencia de las identificaciones en papel (pasaportes, permisos de conducir…), en las digitales la autenticación se realiza a través de un canal digital, “lo que permite acceder a innumerables servicios y prestaciones sociales, fomentar el derecho a la información y al voto en elecciones, promover servicios financieros (créditos o inversiones) o potenciar la educación, entre otros”.

En el estudio precisan que la capacidad de expedición de un ID digital no está limitada al sector público, ya que puede ser emitido tanto por un gobierno nacional o local como por un consorcio de organizaciones privadas o sin ánimo de lucro, o por una entidad individual.

Entre las tecnologías utilizadas para autenticar identificaciones digitales destacan el uso de datos biométricos (como la huella digital o el iris de los ojos), hasta contraseñas, PIN o dispositivos inteligentes, códigos QR o tokens de seguridad.

Usos

Los consumidores y proveedores de bienes y servicios pueden usar estas nuevas identidades para simplificar el registro y la autenticación, hacer más seguros los pagos digitales y facilitar la identificación e-KYC (Know Your Customer) para servicios financieros. Por su parte, los empleados y empleadores la pueden usar para facilitar la identificación del talento, verificar la experiencia de forma automática y hacer eficientes los servicios de nómina salarial.

Para las microempresas, consumidores e instituciones es útil para tener un registro formalizado del negocio, y una mayor seguridad en contrataciones y transacciones. Los contribuyentes y beneficiarios y los proveedores públicos de bienes y servicios pueden emplearla para simplificar servicios de e-gobierno, facilitar la declaración digital de impuestos y favorecer el desembolso directo de las ayudas gubernamentales.

Los ciudadanos con conciencia cívica y los gobiernos, con el propósito de facilitar el voto online, verificar las donaciones políticas y favorecer la matriculación escolar. Y, finalmente, los propietarios de activos y proveedores de servicios relacionados con activos y compradores, para formalizar la propiedad de la tierra y facilitar compras y ventas.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios