La recuperación del mercado de semiconductores no llegará hasta 2023

Según IDC, se prevé una cierta mejora de la capacidad de producción en la última mitad del año, y que el mercado se acelere a partir de 2023.

Chips, microchips, chip
Créditos: Laura Ockel (Unsplash)

IDC ha revelado en uno de sus últimos estudios que la escasez de semiconductores continuará hasta la primera mitad de 2022, ya que las nuevas variantes de COVID-19 ralentizan la fabricación, con especial preocupación por la escasez de mano de obra. No obstante, se prevé una cierta mejora de la capacidad en la última mitad del año, y que el mercado se acelere a partir de 2023.

"La escasez que comenzó a principios del año pasado ha dado paso a aumentos sostenibles del precio medio de venta (ASP) para la mayoría de los proveedores de semiconductores este año, excepto en el segmento de las memorias", ha reconocido Mario Morales, vicepresidente del grupo de Tecnologías de Habilitación y Semiconductores de IDC.

En su opinión, "la demanda sigue siendo sólida en la mayoría de los mercados de sistemas, pero los niveles de inventario a mediados de año y la ralentización de la actividad económica en el segundo semestre podrían ser lo que finalmente alivie las limitaciones". Asimismo, "la escasez de OSAT [ensamblaje y prueba de semiconductores subcontratados] y de materiales es el nuevo reto para la cadena de suministro de semiconductores, que requerirá inversiones en los próximos dos años".

Según IDC, una de las principales limitaciones de suministro del mercado en estos momentos se encuentra en los nodos de aquellos procesos considerados maduros, que se siguen utilizando en los controladores de LCD, los CI de gestión de la energía [circuito integrado], los CI de automóviles y los microcontroladores.

Es más, la firma analista calcula que el 67% de los semiconductores se fabrica en estos nodos y se venden a precios más bajos que los nodos de proceso de vanguardia. Sin embargo, mientras que los nodos de proceso de vanguardia representan el 15% del volumen de obleas de semiconductores, los ingresos de este grupo de semiconductores suponen el 44% del total.

En consecuencia, es aquí donde el mercado de semiconductores está centrando su capital, en lugar de la "limitada inversión" en la fabricación de tecnologías de proceso maduras, como reconoce Morales.

Otro factor clave del mercado es el continuo crecimiento de los ingresos de los semiconductores sin fábrica y el continuo crecimiento de la capacidad de las fundiciones en la región de Asia-Pacífico, en opinión de IDC.

"IDC prevé que los ingresos de los semiconductores sin fábrica pasarán del 41% del mercado en 2020 al 49% en 2025, lo que pone de manifiesto el crecimiento sostenible del mercado de las fundiciones", ha reconocido, en esta ocasión, Rudy Torrijos, su director de investigación del equipo de tecnologías habilitadoras y semiconductores.

En su opinión, "la capacidad de fabricación seguirá creciendo en Asia-Pacífico. Para 2025, Corea del Sur y China aumentarán su cuota de fabricación de obleas hasta el 19% y el 15%, desde el 16% y el 12% respectivamente".

Mientras tanto, se espera que Taiwán mantenga una cuota de ingresos constante, representando el 68% del mercado de fundición en 2025, frente al 67% en 2020. Esto se atribuye principalmente al éxito de TSMC y otras empresas de servicios de fundición taiwanesas.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenidos patrocinados

Especial Sanidad

Be Data Ready

Eulalia Flo Cloud

Communications Platform for Business

Banca digital

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research