La región 'cloud' de Google en España promoverá la creación de 10.000 empleos anuales hasta 2027

Un reciente informe ha calculado el efecto económico que tendrá la apertura de la región, teniendo en cuenta el aumento de la productividad de las empresas y la creación de puestos de trabajo derivadas de la adopción 'cloud', así como el impacto directo derivado de la propia infraestructura de la compañía.

Google Cloud

Google acaba de anunciar la apertura de su región cloud en Madrid. La iniciativa, que se engloba dentro de un plan de inversión de 650 millones de dólares en cinco años, pretende ser la palanca de la transformación digital del país. "Va a contribuir a mejorar la competitividad de las empresas españolas del sector público, privado, pymes y grandes empresas", ha vaticinado María Álvarez, responsable de Relaciones Institucionales de Google Cloud para Iberia, en una entrevista con ComputerWorld. "Van a mejorar su productividad y ayudarles a avanzar en digitalización", ha defendido.

Un informe elaborado por la consultora Implement Economics ha evaluado el impacto económico y social que la región cloud del gigante tecnológico tendrá en España desde dos prismas: el relacionado con la adopción de la nube en la productividad de las empresas y los beneficios asociados a ésta y el que tiene que ver con la inversión en la infraestructura cloud desplegada. Ambas vertientes generarán, vaticinan los expertos, miles de puestos de trabajo.

Así, y en relación a la mejora de la eficiencia de los usuarios, aceleración de la innovación y aumento de la productividad de las empresas, las cifras que revela la investigación ascienden a una contribución de entre 1.200 y 1.300 millones de euros al PIB y generación de 10.000 empleos anuales hasta 2027. La inversión en equipos técnicos y personal cualificado en la propia región generará un impacto anual en el PIB previsto en 240 millones de euros y 3.700 empleos en 2027. La experiencia de otras regiones respalda estas cifras.

 

La nube como catalizador de una economía próspera

 

Un índice muy importante para medir el nivel de digitalización de un país es su nivel de adopción de nube, declara Álvarez, y España está, ha dicho, por detrás de la media de la UE. Un estudio de la OCDE hace también una correlación directa entre la adopción de servicios en la nube con el aumento de la productividad de las empresas y, por ende, con beneficios directos en la economía del país en el que éstas operan, al aumentar el volumen y la calidad de productos y servicios en circulación y dinamizar así la actividad económica, algo que tendrá a su vez, un impacto positivo en el mercado laboral. Además, cuando las empresas son más productivas, algunos puestos de trabajo se vuelven innecesarios en favor de otros más productivos e innovadores. 

El sector industrial y las pequeñas y medianas empresas son, en particular, las que más pueden beneficiarse de estos efectos positivos derivados de la adopción cloud. En concreto, el informe desvela que el aumento de la productividad es en las empresas del segmento Industria más del doble de la media (un 9% frente a un 4%), un efecto más acusado si se trata de aplicaciones contables y software de CRM. Actualmente entre el 24% y el 27% de las empresas del sector han adoptado cloud en España, muy por debajo de la media europea (40%). Las estimaciones prevén que incrementar la adopción hasta la media europea podría generar unas ganancias equivalentes a 3.000-4.000 millones de euros en 2027.

La apertura de la región animará, confía la portavoz de Google Cloud, a empresas que han sido algo reticentes a subirse a cloud a hacerlo, por las garantías en términos de seguridad y latencia que ofrece.

 

María Álvarez, responsable de Relaciones Institucionales de Google Cloud para Iberia, en los estudios de ComputerWorld

 

En el caso de las pymes, la implementación de servicios cloud sin inversión inicial ni necesidad de capacitación en TI de los empleados proporcionará un aumento de la productividad por encima de la media de empresas de cualquier tamaño (un 5% frente a un 4% de media). Este porcentaje adquiere una amplísima dimensión atendiendo a que España es un país cuyo tejido industrial se compone fundamentalmente por pequeñas y medianas empresas.

El talento no puede ser una barrera para no beneficiarse de todas estas oportunidades. Por eso, y consciente de la brecha de competencias digitales, Google contribuye al desarrollo de aptitudes TI; ya ha formado a más de un millón de españoles a través de su programa Grow with Google. Dentro de este marco la iniciativa Google Activate, que ha formado a más de 709.000 personas (48% mujeres), ha ayudado a 82.000 personas a encontrar un nuevo empleo o a crecer profesionalmente.

La apertura de la región cloud de Google en España generará además actividad económica adicional que amentará en la medida que se materialice la inversión en infraestructura. El informe cita tres impactos derivados de la apertura de las instalaciones: el directo, que se refiere a las ventas de servicios cloud, instalación asociada a migración y mantenimiento; el indirecto, que tiene que ver con los proveedores locales involucrados en estos procesos; y el inducido, en referencia a la actividad económica generada a través de los empleados y proveedores en otros sectores industriales.

Se espera que para 2027 se generen 1.200 empleos por impacto directo, 1.000 por indirecto y 1.500 por inducido, que, de la mano a los ingresos laborales, tendrán un pacto en el PIB de 100, 50 y 90 millones de euros, respectivamente.

 

Las inversiones “invisibles”: sostenibilidad y conectividad

 

La inversión de Google en España a través de su región cloud no se limita a la apertura de unas instalaciones con centros de datos.

En julio de 2020, la compañía anunció la instalación de un nuevo cable submarino, el Grace Hopper, que conecta España con UK y Estados Unidos y en septiembre de 2021 se produjo el amarre del cable en Bilbao. Fue un paso previo fundamental para integrar de forma más robusta la región cloud española con la infraestructura global de la compañía y asegurar un servicio de más calidad, que reduce la latencia y aumenta el ancho de banda.

Además, de la mano de la apertura de su región cloud, Google sigue contribuyendo al cuidado del medioambiente a través del desarrollo y despliegue de tecnologías sostenibles que reducen la huella de carbono y avanzando en sus ambiciosos objetivos. La compañía es uno de los mayores compradores de energías renovables del mundo. “Desde 2007 somos carbon neutral, es decir, compensamos las emisiones con compras de energías renovables o créditos de carbono. Y desde 2017 hacemos un match al 100% de la energía que consumimos con la compra de energías renovables.”, revela Álvarez.

Los de Mountain View se han propuesto operar con energía libre de carbono en 2030 y alcanzar las cero emisiones netas en 2050.

 

Puede descargar el informe aquí

Reserva tu plaza en el próximo Google NEXT '22 España que la compañía celebrará en España para conocer todas los detalles de su propuesta cloud

En colaboración con Google Cloud



Contenidos Patrocinados

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

SMS fraude falso Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: