Tendencias | Artículos | 16 MAY 2003

La televisión digital: un largo camino por recorrer

Tags: Actualidad
La fecha límite para el apagón analógico es el 1 de enero de 2012
Izaskun Loinaz.
El proceso de migración de la televisión analógica a la digital es lento pero inevitable. Son muchas las ventajas que aporta esta nueva forma de emisión, pero lo más importante es que podría suponer un medio alternativo para el acceso a los servicios de la Sociedad de la Información en muchos hogares. Sin embargo, la TVD deberá superar algunas barreras relacionadas con las especificaciones técnicas y estándares; normativa urbanística; fiscalidad y regulación de la recepción. Aunque la fecha límite establecida para el apagón analógico es el 1 de enero de 2012, el escenario español de la televisión digital terrestre hoy en día es inexistente.

El mercado audiovisual está viviendo un proceso continuo de innovación de los equipamientos y tecnologías empleadas. Las compañías que desarrollan su actividad en este sector han de conocer quienes son los principales participantes de cada segmento y aprovechar las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías para conseguir posicionarse en el mercado. En este sentido, la necesidad de migrar de analógico a digital es una realidad, por las numerosas ventajas que ofrece esta nueva forma de emisión: mayor calidad de imagen y sonido; un mejor aprovechamiento del espectro; menores costes de transmisión; posibilidad de desarrollar servicios de valor añadido y aplicaciones interactivas; incremento de la competencia; desarrollo general de la Sociedad de la Información y la consecuente revitalización de la economía; fomento de la cohesión social y la democracia.
En el proceso de migración puede optarse por dos políticas de actuación: no regular el mercado y dejar que migre solo, o regularlo “ex ante”. Si se opta por la primera opción, la migración podría ser no universal, incompleta e insuficientemente rápida, por lo que en opinión de los expertos participantes en las conferencias “El desarrollo de la TV Digital” organizadas por el Instituto de Fomento Empresarial, sería mejor optar por la segunda.
Sin embargo, el desarrollo de la televisión digital (TVD) deberá superar algunas barreras relacionadas con las especificaciones técnicas y estándares; normativa urbanística; fiscalidad y regulación de la recepción. En referencia a las medidas regulatorias, destaca que tras la aprobación del nuevo marco comunitario sobre comunicaciones electrónicas, se produce un acercamiento a la estandarización guiado por la propia industria; se prevé la posible incorporación regulatoria; se promociona el estándar MHP, desarrollado por la propia industria; y se alcanza, en febrero de 2002, un acuerdo de intenciones de la Administración con los operadores y fabricantes.
En cuanto a las disposiciones sobre recursos asociados, nos encontramos con el fomento de los interfaces abiertos y la posibilidad de imponer condiciones sobre APIs y EPGs. Por su parte, pueden surgir posibles obligaciones de transmisión para todo tipo de redes y la imposición de obligaciones de transmisión en formato ancho. Sin embargo, el desarrollo definitivo de la TVD debe ser impulsado por las TV de emisión en abierto de ámbito nacional, y está vinculado a medidas tomadas por la Administración, en las que se deberá contar con el resto de los agentes del sector. Es necesaria, además, una regulación “ex ante”: el Gobierno y el Ministerio de Ciencia y Tecnología están actuando en una línea de intervención intensiva en el ámbito de la TVD.

2012, año del apagón analógico
En España, las líneas básicas del Plan de Acción pasan por el progresivo abandono de las bandas de frecuencias ocupadas por servicios analógicos y destinadas a la emisión de la televisión digital terrestre; el establecimiento de distintas fases para el progresivo despliegue de redes para el servicio de la televisión digital terrestre (TDT); y la obligación para las concesionarias del servicio público de TV en gestión indirecta, de emitir simultáneamente en tecnología digital (con un plazo de dos años desde que obtuvieran la correspondiente renovación).
Aunque la fecha límite establecida para el apagón analógico es el 1 de enero de 2012, el escenario español de la TDT, hoy en día simplemente no existe. En diciembre de 2002, la Administración adoptó medidas legales para migrar la TV local a digital antes de mediados de 2004. Anteriormente, en el Plan Técnico se había comprometido a planificar nuevos múltiplex antes de fin de 2000, sin embargo, la TV local impidió dicha planificación. La Administración ha anunciado repetidas veces que el escenario TDT se incluiría en una nueva Ley Audiovisual, pero los plazos dados se han incumplido y todo apunta a un aplazamiento indefinido. La ausencia de escenario y de incertidumbre total de futuro provoca una situación insostenible.
Lo que se espera de la Administración es que fije definitivamente el marco del escenario TDT; que tenga en cuenta los aspectos positivos de los escenarios de otros países, y en particular su aceptación por el mercado; que valore los aspectos útiles aplicables a España de los mismos, y que incluya una vía para la migración definitiva a digital.

La interactividad, un objetivo a alcanzar
La televisión digital podrá obtener una mayor rentabilidad a través de la interactividad con los espectadores. Por ello, el objetivo es cruzar el umbral de la interactividad. Actualmente, la integración de plataformas ofrece nuevas oportunidades y aún hay tiempo para el mercado del cable y la TDT. Sin embargo, los empresarios deberían diseñar sus modelos de negocio preocupándose por las necesidades del usuario final. Además, existe una serie de condicionantes de tipo tecnológico, con descodificadores de hace 5 o 6 años; y de negocio, que no han permitido que se desarrolle el mercado de la interactividad, aunque esta situación está cambiando. Hay que tener en cuenta, además, la educación y los conocimientos tecnológicos del usuario final, que son insuficientes.
Pasar el umbral de la interactividad consiste en mejorar las tecnologías y los procesos de negocio. Las tecnologías en el sentido de mejorar el almacenamiento local o remoto en masa y la velocidad de procesos, y los negocios en cuanto a la información institucional en plataformas verticales; el modelo riesgo-beneficio y precios de ancho de banda ajustado.
Sin embargo, existen limitaciones para cruzar dicho umbral: a los estándares MHP aún les falta mucho por mejorar; es necesario el impulso de operadores y organismos públicos; y hay limitaciones relacionadas con los usuarios, como es la conexión telefónica.

Los telespectadores demandan entretenimiento
La televisión sigue siendo el centro de atención del hogar. Su consumo es social y va dirigido a todos los miembros de la familia. La televisión cuenta con activos privilegiados para desarrollar el negocio: audiencia en régimen cerrado; marca y capacidades críticas. Así, el desarrollo de la televisión interactiva y en concreto del TV-Commerce depende, entre otros, de los siguientes elementos: masa crítica, estándares estables y generalizados, acuerdos con otros agentes y con competidores, solución a problemas legales, etc.
Por otro lado, aunque el entretenimiento deberá ser el protagonista de la televisión digital, los telespectadores podrá

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios