Actualidad
Teletrabajo
Tendencias
Empresa
España

La tendencia a teletrabajar de forma habitual decrece en el primer trimestre de 2022

Así, según el informe ‘Flash Datos de Teletrabajo’ elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), el trabajo a distancia ocasional es la fórmula que “mejor resiste”

Teletrabajo tendencias España

El Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), dependiente de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, ha analizado en su Flash Datos de Teletrabajo la evolución de esta modalidad en el primer trimestre del año. La última Encuesta de Población Activa (EPA) refleja que no hay repuntes en el número de personas ocupadas que trabajan a distancia. Mientras el último trimestre del año cerraba con el 13,6% de la población trabajando de esta manera, de enero a marzo únicamente lo ha hecho el 13,1%, lo que se traduce en 2.637.200 personas. Unas cifras que podrían evidenciar un futuro y próximo regreso a la modalidad de trabajo tradicional, una vuelta a las oficinas.

 

Diferencias por frecuencia y relación laboral

Los datos del primer trimestre de 2022 reflejan ligeros cambios en el trabajo a distancia. Se aprecian diferencias según la relación laboral de las personas trabajadoras y los días que realizan su actividad productiva en línea. En la EPA se distingue entre teletrabajo habitual, el que se realiza más de la mitad de los días trabajados; y ocasional, con menos de la mitad.

Es en esa diferencia donde encontramos datos que varían por grupo de población. El porcentaje de personas empleadas por cuenta ajena que teletrabajan de manera habitual ha pasado del 6,2 al 5,9% en el último trimestre. Esta disminución generalizada lleva teniendo lugar desde el segundo trimestre de 2020, justo antes de acabar el confinamiento, cuando este mismo porcentaje se encontraba en un 15,3%.  Las personas autónomas, en cambio, han mantenido sus niveles de teletrabajo cerca del 30% en estos primeros tres meses del año. Aunque a pesar de ello, las que utilizan esta fórmula con periodicidad habitual han decrecido respecto a 2020 pasando de un 20,9% al 16,5%.

Cabe destacar que, si tomamos como referencia el segundo trimestre de 2020, el teletrabajo ocasional es el que más se estabiliza, porque sí ha crecido para las personas ocupadas. Entre las autónomas, el porcentaje ha crecido desde cerca del 9% al 14,1%; mientras que en las asalariadas se ha incrementado del 1,7% al 4%. Poniendo el foco en el último trimestre de 2021, en cambio, los datos son algo distintos. La fórmula de periodicidad habitual no tiende al alza, pero tampoco desciende de forma acentuada (del 7,9% al 7,5%). El total de empleo a distancia ocasional tampoco presenta cambios destacados. Su porcentaje desciende solamente una décima, hasta el 5,6% de las personas ocupadas.

 

La edad y comunidad autónoma también influyen

 El hecho de trabajar a distancia más o menos días a la semana también está condicionado por la edad y la comunidad autónoma. La horquilla de población entre 25 y 44 años es la que más teletrabajo habitual realiza, mientras que el ocasional se concentra en los grupos a partir de 35 años, sobre todo en el de 45 a 54. Las mujeres de 16 a 24 años teletrabajan habitualmente en menor proporción que el resto. Solo son teletrabajadoras habituales el 3,4% de las ocupadas de este grupo frente a un 5,5% de hombres de esta edad. En cuanto a la frecuencia ocasional hay mayor proporción de mujeres entre los 16 y los 44 años, mientras que a partir de los 45 es más común encontrar hombres trabajando a distancia menos días por semana.

Por comunidades autónomas, Madrid continúa ostentando el mayor porcentaje de personas que teletrabajan de forma habitual, un 13,5% de su población ocupada. Le siguen el Principado de Asturias (9%) y Cataluña (8,8%). Al mirar estos datos por región en clave de género vemos que solo hay diez comunidades donde la mayoría de personas que teletrabajan de forma habitual sean mujeres; lideran este listado Cantabria y La Rioja.

 

¿Demasiado optimistas?

Las previsiones de la población con respecto a la evolución del teletrabajo en 2022 no se han cumplido, ya que, aunque casi un 29% opinaba a finales de 2021 que a lo largo de este año el teletrabajo aumentaría en España, no ha sido así. Lo pensaban más hombres (34%) que mujeres (24%). Un 12% de la población confiaba que en que esta modalidad se mantendría y otro 16% contaba con que disminuiría. Teniendo los datos en cuenta, ¿qué ocurrirá en el futuro?



Contenidos Patrocinados

sitio web, internet, portátil, pc TENDENCIAS

Webinar Ondemand

Otros especiales

Communications Platform for Business

Partnerzones

Be Data Ready

Metallic


Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: