Tendencias | Noticias | 29 AGO 2019

Las cinco tecnologías emergentes que transformarán todo

Los sensores y la tecnología de detección del movimiento, el ‘humano aumentado’, la computación y comunicaciones posclásicas, los ecosistemas digitales y la inteligencia artificial y la analítica avanzada mutarán el mundo que hoy conocemos, según Gartner.
futuro, tendencias
Créditos: Paul Green.
Redacción

Como es habitual todos los años, la firma de análisis especializada en TIC Gartner ha lanzado este mes de agosto su famoso Ciclo Hype con el que enumera las tecnologías emergentes que impactarán de forma significativa en las empresas, la sociedad y las personas entre los próximos cinco y diez años. De entre las 29 tecnologías citadas [ver gráfico] en la edición de este año, la consultora resalta cinco tendencias que crean y posibilitan nuevas experiencias, aprovechando la inteligencia artificial (IA) y otros conceptos para que las organizaciones puedan aprovechar los ecosistemas digitales emergentes. Estas son: los sensores y la tecnología de detección del movimiento, el llamado ‘humano aumentado’, la computación y comunicaciones posclásicas, los ecosistemas digitales y la inteligencia artificial y la analítica avanzada.

 

 

El auge de los sensores

Al combinar las tecnologías de sensores con la inteligencia artificial, las máquinas comprenden cada vez mejor el mundo que las rodea, lo que permite la movilidad y manipulación de los objetos. Las tecnologías de detección, afirman los analistas de Gartner, son fundamentales en el desarrollo del Internet de las cosas y el empleo de la IA hace real aplicar nuevas ideas a múltiples escenarios.

Un ejemplo es la nube de realidad aumentada, que durante la próxima década creará un mapa 3D del mundo, permitiendo nuevos modelos de interacción y también de negocio para monetizar el espacio físico.

Estas son algunas tecnologías que no podemos perder de vista en este segmento: cámaras con sensores 3D, AR cloud, aviones teledirigidos de carga ligera, vehículos autónomos voladores y conducción autónoma (niveles 4 y 5).

 

Llega el superhumano

Otra tendencia incipiente es la creación de mejoras cognitivas y físicas como parte integral del cuerpo humano, es decir, lo que se conoce como el ‘humano aumentado’. Un ejemplo de ello son las prótesis de extremidades que funcionan incluso mejor que nuestras actuales piernas o brazos. Biochips, personificación, inteligencia aumentada, inteligencia artificial aumentada, inteligencia artificial emocional, espacios de trabajo inmersivos y biotecnología (tejidos cultivados o artificiales) son algunas de las tecnologías enmarcadas en esta tendencia.

 

Adiós a la computación y conectividad clásica

5G, memorias de próxima generación, sistemas LEO (satélites de órbita terrestre baja) e impresión a nanoescala en 3D son algunas de las tendencias disruptivas bajo el paraguas de la computación y las comunicaciones posclásicas.

Mientras que durante décadas, las tecnologías clásicas de computación, comunicación e integración han logrado avances significativos (en gran medida gracias a las mejoras en las arquitecturas tradicionales: CPU más rápidas, memoria más densa y mayor rendimiento, tal y como lo predice la Ley de Moore), las próximas generaciones de estas tecnologías adoptan arquitecturas completamente nuevas.

Un ejemplo que pone Gartner es el de los satélites de órbita terrestre baja (LEO) que pueden proporcionar conectividad a Internet de baja latencia en todo el mundo y que permitirán que el 48% de los hogares del mundo que actualmente no están conectados sí lo estén.

 

Lo digital impera

DigitalOps, gráficos de conocimiento, datos sintéticos, web descentralizada y organismos autónomos descentralizados se enmarcan bajo el concepto de ecosistemas digitales. Estos últimos aprovechan un grupo interdependiente de actores (empresas, personas y cosas) que comparten plataformas digitales para lograr un propósito que les beneficia mutuamente.

La digitalización, apuntan los analistas de Gartner, ha facilitado la deconstrucción de las cadenas de valor clásicas, lo que ha dado lugar a redes de entrega de valor más sólidas, flexibles y resistentes que se transforman constantemente para crear nuevos productos y servicios mejorados.

 

Inteligencia artificial y analítica avanzada

Las tecnologías punteras en lo que respecta a esta tendencia engloban el aprendizaje de máquina, la inteligencia artificial en el edge, el análisis en el edge, la IA explicable, la plataforma de IA como servicio (PaaS), el aprendizaje de transferencia, las redes adversariales generativas y el análisis gráfico.

El uso de la inteligencia artificial en el ‘edge’ está aumentando para aplicaciones que son sensibles a la latencia (por ejemplo, navegación autónoma), sujetas a interrupciones de red (por ejemplo, monitoreo remoto, procesamiento de lenguaje natural[PNL], reconocimiento facial) y/o son intensivas en datos (por ejemplo, análisis de vídeo), apuntan desde la consultora.

En lo que respecta a la analítica avanzada, ésta es el examen autónomo o semiautónomo de datos o contenidos mediante la utilización de técnicas y herramientas sofisticadas, que normalmente van más allá de las de la inteligencia de negocio (BI) tradicional.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios