Actualidad
Análisis
Tendencias
Estudios
Analítica de datos

Los datos de tráfico móvil arrojan luz sobre la “brecha de uso digital”

Investigadores de IMDEA Networks Institute han realizado un nuevo estudio que evidencia cómo la utilización de las tecnologías de la información puede ser un factor de desigualdad social.

móvil

Los investigadores de IMDEA Networks han dado un nuevo paso en sus estudios sobre la incidencia de la brecha digital. Así, tras un estudio previo en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y Orange Innovation sobre la llamada brecha de uso, término que se refiere a cómo las personas pertenecientes a diferentes clases sociales, debido a las diversas habilidades digitales, tienen una capacidad contrastada para beneficiarse de las nuevas tecnologías y, por tanto, de los servicios que éstas permiten, siguen arrojando luz sobre la cuestión. Y es que se trata de una causa emergente de desigualdad social, ante la cual la investigación se esfuerza por proporcionar una mejor comprensión y ofrecer orientaciones para alcanzar una solución final.

 

Cuantificación, valor diferencial

La publicación Second-level Digital Divide: A Longitudinal Study of Mobile Traffic Consumption Imbalance in France muestra los resultados del estudio de la interacción entre el consumo de servicios digitales a través de dispositivos móviles y los niveles de urbanización en toda Francia. Los datos demuestran, según destaca el estudio, que existe “un comportamiento emergente por el que las personas que viven en zonas urbanas cada vez más grandes y pobladas tienden a generar un mayor consumo individual de tráfico móvil que las que viven en ciudades más pequeñas”. Aunque este patrón no es inesperado, la investigación ha permitido cuantificar por primera vez el fenómeno de forma precisa.

Marco Fiore, Research Associate Professor de IMDEA Networks, destaca que "hemos demostrado, por ejemplo, que una persona residente en una ciudad de un millón de habitantes genera, de media, aproximadamente el doble de tráfico de datos móviles que una persona de un pueblo de 10.000 habitantes". En este sentido Fiore señala el gran esfuerzo que supuso la investigación: “El gran reto al que nos enfrentamos y que tuvimos que resolver fue la escala del estudio. Utilizamos terabytes de datos sobre miles de ciudades y decenas de miles de emplazamientos radioeléctricos, y tuvimos que fusionar estos datos al tiempo que tratábamos los errores de medición, las incoherencias y los valores atípicos. Las competencias del grupo de investigación en la plataforma de procesamiento de big data y la analítica de datos fueron clave para resolver estos problemas”.

 

Desequilibrio per cápita entre ciudades

Una conclusión fundamental del estudio es que el desequilibrio en el uso del tráfico de datos móviles per cápita entre ciudades de diferentes tamaños ha crecido de forma constante y sustancial durante el periodo 2014-2019 en un país desarrollado como Francia. "Cabría esperar que la extensión de la conectividad de banda ancha móvil 4G a las regiones menos urbanizadas hubiera contribuido a cerrar la brecha, pero nuestros datos muestran lo contrario". El hecho de que la brecha de uso digital aumente a lo largo del tiempo a pesar de que las condiciones de accesibilidad de las personas usuarias sean similares es un fenómeno que exige nuevas investigaciones.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research