Cloud Computing
Tendencias

Los sectores financiero y asegurador, en busca de una cultura 'cloud' transversal

La nube es una palanca de flexibilidad e innovación, pero el principal reto de su éxito reside en implantar una cultura corporativa que cale en cada departamento.

Mesa Redonda Red Hat e Intel

La nube se ha convertido en una caja de herramientas llena de ventajas para los sectores financiero y asegurador. Sus cualidades, bien aterrizadas, pasan por la agilidad, la reducción del tiempo de respuesta al mercado, una mejor colaboración con el ecosistema fintech y la atracción de talento. Además, estas industrias son, según la consultora IDC, dos de las más avanzadas en el despliegue de estas prácticas; 10 puntos más que la media mundial en todos los sectores. Pero la migración requiere de un cambio cultural transversal en la organización que comience en la junta directiva y cale en todos y cada uno de los departamentos. Y, es que, su impacto va más allá del desarrollo de unos pocos silos de innovación alojados en cloud, sino que estas entidades están obligadas a forzar sus estrategias de integración de los nuevos servicios con las aplicaciones core alojadas, en muchos casos, en los sistemas legacy. Para analizar este ecosistema ComputerWorld ha organizado, en colaboración con Red Hat e Intel, una mesa redonda en la que han participado varios directivos TIC de compañías como Banca March, Banco Sabadell, Cofide, DKV Seguros, ING, Nationale Nederlanden, Sanitas, Segurcaixa Adeslas y Unicaja Banco.

La mayoría de los expertos explicaron que sus entidades cuentan en la actualidad con una infraestructura híbrida en la que combinan sus activos entre la nube pública y la privada dependiendo de su criticidad y funcionalidad. Además, confirmaron esa ganancia de agilidad, flexibilidad e innovación, sobre todo a la hora de explorar casos de negocio basados en nuevas tecnologías como la inteligencia artificial (IA) o el machine learning (ML). Asimismo, desmitificaron algunos mantras, como el de los costes, que varían dependiendo del consumo de cada empresa, y acordaron que la gran revolución cloud no es tanto de las infraestructuras como de las aplicaciones que allí se llevan.

Sobre la cultura empresarial, una de las principales labores del CIO pasa por convencer a los directivos, más allá de tecnicismos, de que con el uso de la nube salen los casos de éxito y son rentables tanto para los clientes como para el negocio. La pregunta que tienen que responder es el por qué de este paso que va a involucrar a todos los empleados. Por último, se habló de un sector hiperregulado que también necesita alternativas y segundas opciones. En este sentido, la ciberseguridad y la continuidad de negocio se alinean en la cúspide de la pirámide imperativa de los designios de cloud.

 

Una nueva forma de trabajar

Alfonso Navío, director de desarrollo de negocio FSI para EMEA de Red Hat, habló de la aceleración de los procesos de transformación digital de estas compañías, que ya venía de antes del estallido de la pandemia de la COVID-19, pero advirtió que gran parte del sector todavía tiene su core de negocio corriendo en el mainframe. “Por ello, la nube, más allá de su modelo de consumo, es una cultura y una forma de trabajar que garantiza la seguridad y aporta beneficios como la innovación, el talento y la flexibilidad”.

Por su parte, Jaime Forero, responsable del área de industria de servicios financieros y energía de Intel, explicó que uno de los grandes beneficios es el trabajo en código abierto para ofrecer soluciones fáciles de escalar y estandarizadas. “Gran parte de nuestra actividad es examinar las necesidades de las grandes compañías, y lo hacemos con la riqueza que aportan los partners y las tendencias del sector”.

Podrá leer la cobertura completa del debate próximamente en ComputerWorld Insider



TE PUEDE INTERESAR...

Partnerzones

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Servicios que marcan la diferencia



Registro:

Eventos: