Tendencias | Noticias | 17 MAY 2018

"Pensamos que en el mundo digital estamos protegidos y no es así"

Miguel Pérez Subías, presidente de la AUI, reflexiona sobre el escenario actual de la Red, marcado por el auge de los datos y su explotación masiva, así como sobre los principales desafíos que existen en el ecosistema digital con motivo del Día Mundial de Internet.
Miguel Pérez Subías, AUI
Esther Macías

 

Un cambio normativo del calado de GDPR, el nuevo reglamento europeo de protección de datos, que será de obligado cumplimiento desde el próximo 25 de mayo y traerá implicaciones importantes para las empresas y más obligaciones; la explosión del uso de los datos por parte de los grandes actores de las redes sociales y los buscadores (Facebook, Google, etc.) y también por parte de jugadores tradicionales del mundo de las TI (IBM, sin ir más lejos) que han visto en la explotación de la información con técnicas de big data a inteligencia artificial todo un nuevo modelo de negocio; y la fiebre del llamado internet de las cosas y el todo conectado que implica, de nuevo, que el volumen de datos generado crezca de manera insospechada y también la necesidad de darle sentido conforman lo que Miguel Pérez Subías, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), llama una “tormenta perfecta” o, lo que es lo mismo, el escenario actual de Internet, un “momento apasionante para innovar en el que también ha arrancado un debate sobre los derechos de los ciudadanos en la sociedad digital”.

Pérez Subías hace una radiografía de este panorama a ComputerWorld con motivo del Día Mundial de Internet y de la Sociedad de la Información, que se celebra en todo el mundo y en el que participa activamente la AUI, promotora de la celebración de este día en España desde el año 2005, junto a la Internet Society. En esta edición, teniendo en cuenta lo antes comentado por el experto y que cada dos años se generan más datos que en toda la historia de la humanidad, no sorprende que el lema sea precisamente “La sociedad de los datos". Una sociedad que hasta ahora no parecía ser consciente del riesgo que conlleva ceder los datos en el mundo digital, un debate que se ha abierto con más fuerza recientemente con la filtración de datos de Facebook a Cambridge Analytica.

Es increíble que los usuarios de Internet y de las plataformas digitales no sean conscientes de los riesgos que hay en el mundo digital. Es como si pensáramos que en el ámbito de la tecnología estamos a salvo de todo, cuando no es así”, reflexiona Pérez. “Pensamos que estamos totalmente protegidos y no es así. Afortunadamente todo lo que está ocurriendo sirve para saber esto y estar informados. Además, la nueva regulación GDPR ayudará en este sentido, pues obligará a que los consentimientos en el uso de los datos tengan que ser explícitos. Desde luego esto tiene que hacer reflexionar a las empresas que gestionan los datos. El ecosistema de Internet tiene que ser seguro, eso sí, sin que el usuario tenga que hacer nada. Es necesario desarrollar la tecnología y la regulación para ofrecer esta seguridad”.

 

"Estamos trasladando parte de nuestros derechos en el mundo digital a entidades empresariales y esto es un peligro"

 

Respecto a la manipulación política de la que pueden ser objeto los usuarios de Internet [volvemos al caso de Cambridge Analytica, que presuntamente usó la información captada con fines electorales] Pérez Subías alerta de que la posesión del contenido está en pocas empresas. “Que el acceso a los datos esté en pocas manos es un problema que hay que resolver. La información da poder y ésta puede ser mal utilizada”. El problema, además, según el experto, es que “estamos trasladando parte de nuestros derechos en el mundo digital a entidades empresariales y esto es un peligro. Cedemos libertad de información y muchas más cosas al ámbito privado y es algo que nos preocupa. Por ejemplo, ¿por qué una red social es la que determina si un tipo de foto puede o no publicarse?”.

 

¿Neutralidad de la red? Mejor asegurar la transparencia

Sobre otro de los temas que más debates generan en el ámbito de Internet, el famoso concepto de ‘neutralidad de la red’ (el principio por el cual los proveedores de servicios de Internet y los gobiernos que la regulan deben tratar a todo tráfico de datos que transita por la red de igual forma indiscriminadamente, sin cobrar a los usuarios una tarifa dependiendo del contenido, página web, plataforma o aplicación) Pérez Subías cree que ésta es imposible. “Las redes nunca serán neutrales”, en palabras del presidente de la AUI. “Los criterios de explotación de éstas siempre estarán sujetos a algún interés económico o técnico. Pero lo importante es que haya transparencia y también competencia, pues si solo ofrece determinados servicios un solo proveedor estamos en sus manos”.

A la AUI también le preocupan otros temas, como la importante brecha que existe en España entre los que enseñan y el uso que los jóvenes hacen de las herramientas digitales. “Los jóvenes tienen que aprender que en Internet hay riesgos y límites pero el problema es que los que enseñan no los conocen. Hay que trabajar en ello”. Otro foco de la asociación es impulsar el emprendimiento digital en España: “No se hacen los esfuerzos suficientes”, sentencia Pérez.

En definitiva, la sociedad basada en los datos plantea nuevos desafíos que, según la AUI, deben ser abordados desde diferentes perspectivas y “encontrar un equilibrio sostenible en el que se garanticen los derechos y se promocione la innovación tecnológica en un marco de convivencia social que inspire un desarrollo comprometido con el ser humano”.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios