Sanidad
Transformación Digital
pharma

Retos y oportunidades del Pharma 4.0

El sector farmacéutico se enfrenta a dos retos a la hora de evolucionar hacia una industria 4.0: la convergencia entre IT y OT y la explotación de los datos.

pharma

Tradicionalmente, el mundo IT (tecnologías de información) y OT (tecnologías operacionales) han discurrido por caminos paralelos e independientes. Sin embargo, la transición hacia un enfoque Pharma 4.0 exige su confluencia, conectando todos los equipos, con el fin de recabar y analizar los datos generados. Solo así será posible corregir desviaciones en tiempo real, realizar un mantenimiento predictivo de los equipos, reducir tiempos de inactividad, anticiparse a posibles problemas de calidad, evitar el riesgo de retirada de productos, etc. Éste fue el hilo argumental de la mesa de debate ‘La promesa del Pharma 4.0 y el reto de alinear los entornos IT y OT’, que tuvo lugar el 25 de mayo y estuvo organizada por IDG Research en colaboración con Aruba y Siemens.

Sin embargo, la convergencia de IT y OT no es sencilla, puesto que ambas áreas tienen procesos, infraestructura, métricas y pautas regulatorias dispares. Además, son departamentos separados, cada uno con total autonomía y diferentes prioridades, enfoques y capacidades. Además, desde el área de OT se percibe que IT interfiere en su actividad, imponiendo sus preceptos y paradigmas. Por su parte, IT considera que OT no cuenta con ellos desde el principio de los proyectos, lo que puede generar problemas futuros o inconsistencias en las políticas de seguridad que serían evitables.

 

Entendimiento entre IT y OT

El primer escollo que hay que salvar para la integración de IT y OT es la falta de entendimiento mutuo. Para vencer estas resistencias, la experiencia de las organizaciones más avanzadas demuestra que resulta de utilidad incorporar personas del ámbito IT en el área de OT, de forma que sirvan de intérpretes entre ambos departamentos. También es recomendable repartir las responsabilidades entre IT y OT, de manera que se complementen y no entren en conflicto. 

Asimismo, conviene acercar el área de negocio a la de IT, incorporando la figura del business partner, para que se entienda mejor la vinculación entre decisiones de negocio y tecnología, y viceversa. Además, el departamento de IT se debe posicionar como puente entre producción y negocio, aprovechando su visión transversal.

 

Dificultades en la segmentación

Por otra parte, el área de OT presenta algunas limitaciones en el plano tecnológico. Por un lado, la segmentación de redes OT es imperfecta, puesto que hay muchas zonas grises —no siempre está claro si una máquina es puramente OT o requiere conexión con IT— y la asignación de una máquina a cada segmento de red no siempre es evidente. 

Este problema se puede resolver mediante una microsegmentación basada en el dispositivo, en lugar de definir políticas basadas en la red. Esto permite tener máquinas que, aunque estén en la misma red, no hablen entre sí, definiendo políticas específicas para cada dispositivo.

 

 

Atención a la seguridad

Otro de los inconvenientes es que la seguridad no suele ser considerada una prioridad por parte del área OT. Su preocupación en torno a este asunto es mucho menor que para el departamento de IT. Además, OT percibe que la seguridad puede entrar en conflicto con el rendimiento de sus activos. Sin embargo, las redes de OT no pueden estar completamente cerradas. Por ejemplo, los fabricantes de los equipos necesitan poder acceder a ellos desde fuera para realizar su mantenimiento. Además, la creciente sensorización necesita apoyarse en la conectividad. 

En este caso, la solución pasa por el desarrollo de un plan de seguridad que resuelva algunas de las situaciones más frecuentes, como el escaso foco en la respuesta y en los planes de recuperación, la falta de trazabilidad sobre los accesos o la existencia de equipos conectados a la red sin que se conozcan o estén inventariados. En este sentido, es imprescindible identificar todos los equipos conectados para aplicar políticas de seguridad sobre cada uno de ellos.

 

Aprovechamiento del dato

El tercer gran desafío es la explotación conjunta de los datos por parte de IT y OT. El uso de los datos de producción por parte de negocio todavía es incipiente, pese a que sus dinámicas están estrechamente vinculadas. Sin embargo, la mayoría de las empresas no están tecnológicamente preparadas para capturar y aprovechar los datos de producción para una mejor toma de decisiones. El origen del problema se encuentra en que los indicadores utilizados por producción no son comprensibles para el área de negocio y no permiten identificar oportunidades. Hay pocas métricas comunes y, cuando surgen, no se interpretan de forma homogénea.

Esta situación se resuelve mediante la construcción de casos de uso de negocio que impulsen una mayor orientación a datos. Por ejemplo, la utilización de gemelos digitales y simulaciones para avanzar en la innovación, la mejora de la eficiencia de los procesos productivos gracias a la optimización de consumos energéticos, el desarrollo de un cumplimiento regulatorio que facilite la trazabilidad de producto y la integridad del dato, etc. Estos casos de uso requieren una traducción entre los lenguajes de IT, OT y negocio para que puedan abrirse conversaciones. Dicha interlocución es posible si se asignan roles específicos para ello. Además, es preciso contar con el impulso de la alta dirección.


 

Acceda aquí al executive briefing ‘La promesa de Pharma 4.0 y el reto de alinear los entornos IT y OT’

 


Revista Digital

Revista Digital CW julio/agosto

Webinar Ondemand

Modern Data Experience

Communications Platform for Business

Marketing digital Tendencias
Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: