Tendencias | Noticias | 18 JUN 2018

Uso de la firma electrónica: situación actual y retos

Tecnologías disruptivas como 'blockchain' pueden llegar a sustituir o al menos complementar a las firmas electrónicas.
portátil, ordenador, ejecutivo
Rafael García del Poyo y Samuel Martínez

Son varios los desafíos para impulsar el desarrollo de la firma electrónica. Por ejemplo, la adaptación de determinados requisitos administrativos que reconozcan y/o permitan expresamente la utilización de firmas electrónicas en todo tipo de escenarios dentro del tráfico mercantil.

Además, nuevas tecnologías disruptivas pueden sustituir o complementar a las firmas electrónicas. Un ejemplo es el del blockchain cuyos casos de uso son, cada vez, mayores y donde uno de sus principales propósitos es la generación de una identidad digital única para los usuarios. Y también debe ponerse de manifiesto el impacto que el uso de firmas electrónicas puede tener en otra normativa de aplicación a los procesos de las compañías, tales como el Reglamento General de Protección de Datos o la de servicios de pago –strong customer authentication–. Los prestadores de servicios electrónicos de confianza serán, sin duda, actores esenciales en el desarrollo de herramientas que permitan el cumplimiento de las precitadas normativas, en particular, desde un punto de vista técnico y organizativo.

 

Si quiere leer el artículo completo haga clic aquí 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios