Tendencias | Artículos | 13 JUL 2001

Ventajas de la telefonía IP

Desarrollo de Cap Gemini Ernst & Young
Javier Jiménez.
La telefonía IP acaba de despegar. Cada vez son más las empresas que se suman a las ventajas que se obtienen: ahorro de costes, integración de redes, movilidad de personal, entre otras. Una de las empresas que acaba de apuntarse a esta tecnología es la consultora Cap Gemini Ernst & Young. Francisco Fontecha, Vicepresidente de la división Telecom Media Networks de la consultora en España, comenta su experiencia en la implantación de la telefonía IP. Telecom Media Networks es la división de la consultora Cap Gemini Ernst & Young para el sector de las telecomunicaciones. En España cuenta con oficinas en Madrid y Barcelona, donde emplea a unas 500 personas de los 2.500 empleados que tiene la firma consultora en nuestro país. Acaban de mudarse a un nuevo edifico hace un mes, ubicado en el parque empresarial Parque Norte, de Madrid, motivo por el cual aceleraron la implantación de la telefonía IP en sus oficinas. “Si hay un cambio de oficinas y se tiene que hacer una inversión en telefonía clásica, dentro de un año, sin llegar a cumplir los plazos de amortización, vas a tener que tirar todo el sistema. Ya no sólo es comparar lo que cuesta un sistema u otro, sino que dentro de un año voy a tener que tirar toda la inversión que he hecho”, explica Francisco Fontecha, Vicepresidente de la división. Para Fontecha, la decisión estaba clara: “No se trataba de decidir si implantar o no la telefonía IP, en nuestro caso la cuestión era cuándo. Y estaba claro que ese “cuando” iba a ser ahora o dentro de ocho meses, pero no más allá. Hicimos las cuentas, y no dimos cuenta de que no merecía la pena esperar un año a que hubiese más servicios. Comparativamente los servicios que presta la telefonía IP frente a la telefonía tradicional ya son iguales o en algún caso superiores”, señala. Uno de los principales argumentos para la implantación de la telefonía IP en la firma consultora es el modelo de proceso de trabajo de los miembros consultores, que exige gran movilidad en el trato y visitas con los clientes, al tiempo que debe asegurar el acceso a la información en todo momento. Precisamente, este carácter de movilidad es una de las grandes ventajas que subraya Fontecha de esta tecnología. “Una de las grandes ventajas es la movilidad, en muchos sentidos. Primero en cuanto que permite ir a ver a un cliente con el PC y te llevas toda la información, pero también una conexión IP, o sea tu teléfono dentro del PC, lo que permite no tener que andar configurando nada, sino que es como si estuviese en su despacho con todos las ventajas”, señala Fontecha, quien añade que esta movilidad también se produce dentro de la compañía. “Muchas veces tenemos reuniones a las que vamos con el PC, lo que nos obligaba a tener una conexión permanente en la sala de reuniones. Ahora, llegas con el PC y tienes acceso al teléfono, datos, etc, estés donde estés, permanentemente localizado”, asegura. Esta movilidad es reforzada con una conexión inalámbrica dentro del edificio que permite estar en cualquier sala con el tema de la conexión resuelto. Otra ventaja es “que podemos compartir documentos al tiempo que hablamos por teléfono”, dice. En esta línea, la telefonía IP les ha aportado la integración de todas las comunicaciones en una sóla red Ethernet LAN, lo que facilita el acceso a la información y poder compartirla. Fontecha asegura que la adopción de esta tecnología no ha supuesto esfuerzo alguno para la plantilla de trabajadores, que se reparten entre Madrid (unos 400) y Barcelona (120). En este sentido, algo tiene que ver la manera en que se está llevando a cabo esta implantación. “Empezamos hace un mes, y nuestro compromiso es implantar un servicio cada mes. Este mes de junio, empezamos con el directorio, que nos permite tener acceso a todo el directorio corporativo, sin tener que consultar agenda, a la vez que permite ver quién está llamando (identificación)”. El próximo mes toca la mensajería unificada, y así sucesivamente. Cap Gemini Ernst & Young tiene además otra ventaja frente al resto de empresas, y es que pueden ir sumando sus propios desarrollos, a la vez que sirve de banco de pruebas para su futura implantación como otro servicio de la firma consultora para la cartera de clientes. Pero sin duda, una de las ventajas de más peso en este sistema es el ahorro de costes. Con la telefonía IP, las llamadas y comunicaciones entre Madrid y Barcelona resultan a un coste muy inferior que en la telefonía tradicional. Además, una llamada desde Madrid a un teléfono cualquiera de la Ciudad Condal, a través de las oficinas de Barcelona, obtiene el coste de una llamada metropolitana. Otra de las ventajas es que la telefonía IP les permite seguir utilizando la infraestructura de telefonía tradicional. Es el caso de la sede catalana, donde el sistema se ha integrado con un centralita PBX a la que han añadido Call Manager. Este hecho posibilita la rentabilidad de inversiones anteriores, lo que a su vez se suma al ahorro de costes a la hora de implantar este sistema. ¿Y la calidad? En este aspecto Francisco Fontecha es tajante: “Ningún problema. Puedes comprobar ahora mismo cómo no hay diferencia, no hay clips, y al ser una red privada no hay ningún problema de ancho de banda.”. Fontecha pone como ejemplo de calidad las conferencias que realizan con otras partes del mundo, en este caso Londres, donde la conversación se desarrolla con calidad suficiente para “entender con claridad el idioma”, sin ruidos ni distorsión. “Ni siquiera aprecias ruidos cuando utilizas la opción “manos libres””, asegura. El sistema Una vez adoptada la decisión de implantar la telefonía IP, la cuestión es qué sistema instalar. En Cap Gemini Ernst & Young optaron por una solución de Cisco Systems. Se trata de un servidor NT en el que reside el software que hace las veces de centralita. Este software se denomina Call Manager, que es también la aplicación instalada en las oficinas de Barcelona. “Otro aspecto importante son los teléfonos, que son distintos a los tradicionales”, señala Fontecha. En este caso, Cisco ha instalado cerca de 250 teléfonos IP “que son dispositivos IP”, y que comprenden los modelos Cisco IP Phone 7940, 7960 y 7910, según las necesidades del usuario del terminal. A esto hay que añadir otros complementos como micrófonos y altavoces para su instalación en los PCs. Todos ellos se encuentran conectados con un conmutador, en este caso el Catalyst 6509 de Cisco. “Los teléfonos tienen la característica de que están conectados con un switch de tres bocas, una interna y dos externas. De estas dos bocas externas, una es la que está conectada al equipo central y la otra queda libre para la conexión con el PC”. Esto supone la ventaja de que no se necesita duplicar el número de puertos en el puesto de trabajo, sin el cableado de la telefonía tradicional. Además, la instalación se divide en dos VLAN, una para la parte de voz y otra para la parte de datos. “Esto nos permite separar el tráfico en la red”, asegura. Otra de las ventajas de este sistema es la reducción del espacio en la sala donde se alberga el corazón del sistema. En el caso de la firma consultora, han pasado de la utilización de tres racks totalmente cableados a usar uno sólo (en rea

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios