Virtualización | Artículos | 10 NOV 2008

Banco Sabadell convierte la virtualización en el centro de su estrategia de TI

Su experiencia en el terreno de los servidores se extrapola al puesto de trabajo y a los cajeros
Natalia Mosquera.

Banco Sabadell es un vivo ejemplo de cómo la tecnología puede ayudar a responder mejor a las necesidades cambiantes del negocio. Los ahorros de costes pero, sobre todo, la flexibilidad derivada de la virtualización en el mundo de los servidores han motivado al Banco a pensar en un modelo de negocio donde toda la infraestructura esté virtualizada, desde el puesto del empleado en la oficina hasta la aplicación de los cajeros.

En los últimos ocho años, Banco Sabadell ha estado sumido en un proceso continuo de integración de otros bancos, circunstancia que ha aprovechado la entidad financiera para renovar el software central del propio core banking y la infraestructura tecnológica. Después de afrontar la actualización del entorno del mainframe y el midrange, faltaba el entorno Wintel: aproximadamente 400 sistemas, en los que “corren, en algunas ocasiones, aplicaciones que son críticas para el negocio”, apunta Carles Abarca, CTO de Banco Sabadell. “El objetivo –continúa– era tener una plataforma no sólo más económica en costes sino también más flexible que nos permitiera hacer despliegue de servidores en minutos en vez de en días, evitando las demoras implícitas en el aprovisionamiento clásico y dando respuesta rápida a las necesidades del negocio”.
Además, este proyecto de consolidación, que persigue la reducción en un 90-95% del parque de servidores Wintel, “jugaba un papel fundamental en el proceso de renovación de la plataforma distribuida del Banco, ya que nos posibilitaba la exploración de nuevos modelos de negocio, en los que la entidad tiene mucho interés y en los que la tecnología, antes de poner sobre la mesa los beneficios de la virtualización, en algunos casos, suponía un límite”, afirma Abarca. En este sentido, el banco se plantea la virtualización de toda la inteligencia distribuida de su red de ventas y piensa en modelos de negocio más flexibles. “Nuestra pretensión última –afirma Carles Abarca– es tener un centro desde el que se sirvan todos los puestos virtuales, desde el puesto del empleado en la oficina hasta la aplicación de los cajeros pasando por un hipotético puesto de venta en un evento o un portátil con el que se desplaza un gestor para firmar un contrato”.

Consolidación del entorno Wintel
Este año, Banco Sabadell ha puesto en marcha la primera fase del proyecto de consolidación de los servidores Wintel y la implementación de la solución de almacenamiento y backup asociada a este nuevo entorno, ya que, señala el CTO de Banco Sabadell, “era precisamente en el mundo Wintel, donde carecíamos de una solución homogénea que nos garantizase, en caso de desastre, que los 400 servidores se pudieran recuperar en un tiempo razonable”. Al virtualizar la infraestructura, el Banco ha decidido cambiar el paradigma y almacenar el snapshot de la máquina, con lo que los procedimientos de respaldo de las propias aplicaciones vuelven a ser dirigibles. Gracias a la tecnología de NetApp, el Banco ha creado una configuración en metro cluster, en la que la propia cabina está divida en dos ubicaciones geográficas distintas –una en San Frutós y la otra, temporalmente, hasta que acaben las obras del centro que están construyendo San Cugat, en el centro que tiene IBM–, de forma que, en caso de desastre total de un CPD, el otro asuma toda la carga sin interrupciones en el servicio.
Para esta iniciativa, en la que va a invertir alrededor de tres millones de euros, Banco Sabadell ha contado con el conocimiento y la experiencia en el terreno de la virtualización de Accenture, debido a que “en el propio proceso de selección de proveedores, se puso de manifiesto que no necesariamente tenía por qué coincidir la habilidad del proveedor para configurar el proyecto con la capacidad para suministrar tecnología, por lo que decidimos segregar del proceso de selección el suministro físico de los equipos y servidores”, puntualiza.
Según el Banco, el ahorro de costes estimado tras la consolidación, incluyendo la compra de nuevo equipamiento, es del 45%, según un estudio realizado a cuatro años. Además, tanto la reducción del número de equipos como la tecnología empleada permiten una reducción del espacio del CPD cercano a los 50 metros cuadrados y un consumo energético una quinceava parte inferior.
Este interés por la virtualización se materializará también en la red de cajeros de la entidad, ya que, tal y como explica Abarca, “estamos viendo con nuestros equipos de desarrollo de cajeros cuáles son las modificaciones necesarias para hacer pilotos el año que viene de cajeros virtualizados. Queremos que este proyecto coincida con un plan ‘renove’ de este tipo de terminales”.


Hacia la virtualización del puesto de trabajo
-----------------------------------------------------------
Con el objetivo de dar continuidad a la estrategia de reducción de costes en sistemas de información, Banco Sabadell trabaja en un piloto de despliegue de la virtualización en el puesto de trabajo. Éste persigue obtener una pauta de comportamiento y una prueba de campo real que permita al banco abordar la virtualización de sus 8.000 puestos de trabajo. El piloto, que contempla la virtualización de alrededor de 1.000 puestos, se llevará a cabo en los servicios centrales y en algunas oficinas. Según Carles Abarca, CTO de Banco Sabadell: “Estamos buscando cuatro oficinas representativas de la red para tener la casuística cubierta”. La virtualización del puesto de trabajo supondrá ahorros derivados de los contratos de full service, valorados en torno al 50%; ahorros fruto del terminal, que variarán si el banco decide sustituir los PC o los reaprovecha como punto de acceso al nuevo puesto virtualizado, una decisión que, según el propio Abarca, “dependerá de los presupuestos que estamos elaborando y del ciclo de vida útil de los puestos de trabajo que tenemos en la oficina”; y, por último, ahorros derivados del consumo energético. “Si un PC que sólo se usa como pasarela de acceso utiliza un 25% menos de energía que si se usara como un PC, el ahorro energético es considerable si se aplica un factor de multiplicación de 8.000 puestos de trabajo y se extiende a lo largo del consumo energético de todo el año”, matiza Abarca.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios