| Artículos | 26 ABR 2002

Correos y Telégrafos franquea su negocio postal en la Red

El plan de automatización de sistemas optimiza la logística
Ana Sanz.
Correos y Telégrafos, sociedad estatal adscrita al Ministerio de Fomento y proveedor del Servicio Postal Universal en España, no quiere que nadie le plante cara para hacer llegar sus envíos a cualquier rincón del mundo. Pese a copar más del 93% del mercado postal español, sus responsables se mantienen alerta y apuestan por las nuevas tecnologías para no bajar ni un ápice su posición de liderazgo. El Plan de Automatización de Sistemas 2001-2003, con un presupuesto de 300 millones de euros, es su póliza para optimizar la logística y distribución de sus servicios.

Mejorar la calidad y la eficiencia de los servicios postales, telegráficos y financieros de España es el objetivo que Correos y Telégrafos se marcó el pasado año con la puesta en marcha del Plan de Automatización de Sistemas, uno de sus pilares básicos para optimizar hasta comienzos de 2004 los plazos de entrega de sus servicios y adentrarse en el mundo online con todas las garantías para el usuario. Las cifras que maneja Correos y Telégrafos como responsable del Servicio Postal Universal en España dan idea de la complejidad de este proyecto tecnológico para llegar diariamente a 17 millones de direcciones y a dos millones de empresas ubicadas en nuestro país-
La logística interna no es menos profusa: dispone de más de 10.000 puntos de atención al público, entre oficinas, sucursales y carterías, con presencia en todo el territorio nacional y una plantilla que supera los 64.000 empleados. Y su cuota de mercado, de más del 90%, la avalan 5.167 millones de envíos postales, 19 millones de giros registrados en sus oficinas y los 10,8 mensajes recogidos en sus servicios telegráficos durante el pasado año.

Evolución tecnológica
El proceso de innovación técnica como tal de Correos y Telégrafos comienza en el año 2000, “cuando la dirección de Tecnología empezaba a abordar la implantación de grandes sistemas para gestionar los procesos internos de la compañía, al tiempo que se observaba que la operativa del proceso postal estaba poco desarrollada y muy dispersa. Es entonces cuando establecemos una guía estratégica para saber el camino que teníamos que seguir en nuestra organización interna, a la vez que aprovechamos la iniciativa de la compañía para el desarrollo de un plan estratégico para posicionarse frente a la competencia y la liberalización postal. Abordamos conjuntamente el plan de sistemas de acuerdo con el plan estratégico”, explica Carmen Martín de Pozuelo, directora de Tecnología y Sistemas de Correos y Telégrafos.
El análisis del plan de sistemas se adjudica en octubre de 2000 a la consultora Deloitte y en marzo de 2001 se presenta oficialmente junto con el plan estratégico. En él se tratan áreas vitales como la gestión informática, los sistemas de información y la plataforma tecnológica. Al igual que en las grandes organizaciones que abordan la modernización del negocio, la situación de partida no es la idónea “con una componente matricial de todos los sistemas de información en silos aislados y muy distribuidos, e incluso obsoletos en algunos casos -subraya Carmen Martín-. Mientras que la plataforma tecnológica está muy descentralizada, lo que supone un alto coste de implantación y mantenimiento, con una red de comunicaciones con muchas tecnologías dispersas y una baja calidad”. El planteamiento es desarrollar soluciones integrales que den soporte completo a todo el ciclo de la operativa postal, la implantación de estructuras comunes de datos y la creación de una arquitectura tecnológica centralizada.
La orientación que se sigue en la organización de Correos y Telégrafos pasa por convertirse en un proveedor de servicios informáticos para toda la compañía, para lo cual se establecen dos subdirecciones: la de Planificación y Desarrollo de Sistemas, para la definición, desarrollo e implantación de los proyectos; y la de Gestión Informática. Al mismo tiempo, se realiza la implantación de los sistemas de gestión del área económico-financiera con SAP R3 por un valor de más de 7 millones de euros; del área de Recursos Humanos con Meta 4 y del CRM de Siebel, ambos con un presupuesto de unos 3,6 millones de euros.
La arquitectura tecnológica del negocio también ha sufrido una importante evolución “donde el reto era lograr una gestión centralizada que ofreciera un acceso distribuido a la información, de manera que se mejorara la calidad de servicio para todos los usuarios y se garantizara la integridad y la seguridad de la información. Nos hemos decantado por el entorno Microsoft, aunque no nos cerramos en un futuro a otras plataformas”, puntualiza la responsable de Tecnología y Sistemas. La red de comunicación de Correos y Telégrafos, gestionada a través de la filial Correo Telecom, también ha mejorado significativamente para mejorar la calidad de servicio con tres tecnologías, Frame Relay, RDSI y ADSL.

Del buzón a Internet
Establecer mecanismos de gestión y control en los más de doscientos millones de objetos que anualmente se tratan en las oficinas de Correos y Telégrafos es una de las innovaciones que está implantando este proveedor postal con el nuevo Sistema de envíos registrados en admisión, distribución y entrega (Serade), que surge también de la demanda de los clientes que requieren una atención especial para determinados envíos, como las notificaciones administrativas a los ciudadanos y la paquetería en general.
Para Mauricio Fernández del Castillo, subdirector de Planificación y Desarrollo de Sistemas de Correos y Telégrafos, “internamente era necesario tener un control de la gestión y facilitar este tipo de tareas tanto en las Unidades de reparto como en las Oficinas Técnicas, pero además era fundamental facilitar el intercambio de información con los clientes con la trazabilidad del seguimiento de su envío en tiempo real a través de la web”.
Una base de datos centralizada (Oracle y SQL Server) y la arquitectura Microsoft.net son los ejes tecnológicos del sistema Serade, “con el que hemos conseguido universalizar todo el proceso postal –subraya Del Castillo-. Somos la primera organización que ofrece un certificado de seguimiento de los envíos automatizado”. Correos y Telégrafos controla así el registro de los envíos, ya que realiza una recepción en soporte magnético o por correo electrónico de los datos que el cliente prevé depositar, lo que permite una planificación de los depósitos en las Unidades de reparto; controla la admisión del envío, el momento en que se reparte y la finalización del proceso, con la grabación de todos los resultados para el cliente. Los envíos salen identificados en una relación automatizada con el código de barras, lo que simplifica significativamente la labor del cartero cuando realiza la liquidación del envío (giro, reembolso, etc).
Este sistema de información, cuya fase de reparto estará operativa a finales de 2002, beneficiará a las 1.800 carterías repartidas por toda España “y a unos 4.000 usuarios potenciales que podrán tener un control en tiempo real de las remesas de sus envíos”.
Las oficinas de correos tradicionales también se diversificarán como 

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información