| Artículos | 19 ENE 1996

Deutsche Bank

La informática internacionaliza la banca
Joan C. Ambrojo.

El grupo Deutsche Bank ha dado un giro importante a su tecnología con la reorganización de los servicios informáticos. Distribuida por centros de competencia, España supone para esta entidad uno de los equipos más importantes de la informática corporativa: aquí se encuentra uno de los únicos tres centros MVS mundiales del Deutsche Bank. Y también decide cómo será la banca electrónica (tarjetas de crédito) del grupo y participa en otros proyectos. En el período 1990-94 ha realizado unas inversiones en tecnología que han superado los 11.200 millones de pesetas.

Conocido en el pasado como Banco Comercial Trasatlántico, utiliza en España la denominación Deutsche Bank desde enero del 94: "Un estudio reflejó que la marca alemana era muy bien aceptada", explica Munté. La internacionalización es una de las principales características del Deutsche Bank, desde el idioma oficial (inglés) hasta en la misma informática. Así lo explica Ramón Munté, consejero-director general de Deutsche Bank Tecnología y Servicios, AIE, empresa del Deutsche Bank.

El equipo de informática español, con plena libertad de movimientos y responsabilidad, se coordina con la central para aprovechar las sinergias del grupo. Una de las consecuencias de esta filosofía es la especialización en áreas concretas. Por ejemplo, uno de los tres centros MVS se encuentra en España (los otros dos, en Alemania): significa procesar las operaciones de otros países. La filial española también participa -incluso como responsable- en el desarrollo de aplicaciones mundiales. Esta política global se inició en 1994 y está dando muy buenos resultados, según el directivo. Tanto que en los próximos años se ampliará el papel del equipo español. De momento, Deutsche Bank Tecnología y Servicios está desarrollando el front-end de las oficinas alemanas, algo que podría ser utilizado también en nuestro país.

Larga historia en España

Bajo el nombre de Banco Alemán Trasatlántico, los orígenes del Deutsche Bank (DB) en España se remontan a principios de siglo (1904). En 1951 se convierte en el Banco Comercial Transatlántico, con fuerte participación de capital y clientes alemanes. El grupo Deutsche Bank toma el control del capital en 1989 para relanzarlo y fortalecer su presencia en España. Para ello renueva la forma de abordar el negocio: incluye actividades como el crédito, los seguros, la gestión de fondos de inversión y la Bolsa. También crea Deutsche Bank Servicios Informáticos, una entidad independiente para satisfacer las necesidades del grupo.

Entre 1990 y 1992 elabora un primer plan informático con vistas a modificar todos los sistemas de información. De los Siemens utilizados en los años 70 había pasado a la plataforma IBM MVS a mediados de los 80. En ese momento muchas aplicaciones se convierten "porque eran bastante obsoletas, de baja calidad y basadas en batch. Hemos renovado todos los sistemas, afortunadamente, en una plataforma de la que no hemos tenido que migrar: siempre ha habido MVS y sobre ésta desarrollamos los sistemas", explica Ramón Munté.

Es, fundamentalmente, un plan basado en los estándares del mercado. Obsoletas, las aplicaciones de entonces "no pueden dar respuesta a las necesidades de negocio de un Banco que está cambiando muy deprisa y comienza a ser agresivo. Hemos de ir haciendo los planes al mismo tiempo que vamos implementado". Entra a trabajar directamente en CICS Deutsche Bank2 y Cobol. Como metodología de desarrollo utiliza Method One de Andersen Consulting, a partir de la cual desarrolla toda la plataforma.

El primer paso ha sido construir una base de clientes central, accesible remotamente en tiempo real y donde residen todos los datos de cada cliente. Al mismo tiempo se va creando una base de información para su explotación posterior. Hoy día, el uso del Infocentro es muy importante: 150 personas extraen datos de este servicio para sus estudios, análisis o estadísticas, con total independencia de los procesos estructurados. Igualmente valiosa es toda la información extraída del MIS para la gestión total del negocio: es fruto de la tarea previa de captura de datos.

Hasta el cambio informático, la arquitectura de las oficinas estaba basada en una plataforma Nixdorf, "como muchos Bancos durante los años 80", asegura Munté, con equipos 8864. En pocos meses, "todo un récord", añade, este entorno ha sido sustituido por redes locales Token Ring y OS/2. Las comunicaciones anteriores a 1994 utilizaban líneas X.25. A partir de entonces se apoya en la Red Uno, que también tiene los días contados: pronto reinará la RDSI. Desde los servicios informáticos y tecnológicos del Banco se gestionan la voz y los datos. Paralelamente, las comunicaciones troncales entre Madrid y Barcelona utilizan líneas de 64 kbits y están conectadas a la red privada del grupo en Alemania a través de otras dos líneas similares.

En estos momentos el centro de cálculo está formado por un mainframe Comparex 99/942 (220 Mips), en producción, y un IBM 9121/440, con 420 GB (32 Mips), en desarrollo. En caso de necesidad el IBM puede operar como backup crítico de producción. Capacidad de disco: un total de 439 GB. Un robot ABA/2 maneja 10.500 cartuchos. Dos AS/400 (E50), y B35) cubren básicamente las necesidades de las filiales del Banco de gestión de fondos. En esta arquitectura hay dos impresoras de papel continuo (88 ppm) con funciones avanzadas.

Una de las características principales del plan es la homogeneidad -"nos facilita mucho la gestión"- y el empleo de sistemas distribuidos. Tanto en los servicios centrales (servidores con OS/2 y estaciones bajo DOS, por cuestión de equipamiento) como en las oficinas, las redes Token Ring funcionan bajo OS/2. En la arquitectura también tienen su papel dos AS/400 y un VAX. Todos corren paquetes externos para usos muy específicos y que están totalmente integrados en la gestión del centro de cálculo. La reorganización ha sido masiva en todos los ámbitos. Prueba de ello son los 2.900 PC instalados (IBM y Nixdorf), uno por cada empleado. En el ámbito ofimático la estrella es Microsoft, con paquetes como Word, Excel, PowerPoint Access y Microsoft Mail.

Integración frenética

El momento más trascendental del proyecto se produce en 1990, cuando se inicia el plan. En ese momento posee 100 oficinas y el objetivo era alcanzar de 300 a 400 en un plazo inferior a los cuatro años. En marzo de 1993 la compra del Banco de Madrid (con 300 agencias) favorece los planes. Su informática, gestionada por Banesto SCA, se integra completamente en los sistemas del Deutsche Bank en sólo un año. Las oficinas cambian su plataforma y se integran los ficheros en el host. El Banco de Madrid tenía sistemas equivalentes a Banesto, basados en host, "pero que no llegamos a conocer. Cogimos ficheros y los depuramos, una tarea importante, similar a la realizada con la base de personas", señala Munté. El ritmo de integración fue frenético: 30 oficinas cada dos semanas. Finalmente, y a pesar de la compra del Banco de Madrid, Deutsche Bank mantiene en la actualidad 320 oficinas.

A esta operación se añade otra de análogo calibre. Es la integración de los equipos informáticos de Deutsche Bank Servicios y los propios del Deutsche Bank en Deutsche Bank Tecnología y Servicios AIE (agrupación de interés económico creada para evitar redundancias del IVA). Sin embargo, por motivos administrativos y según el tipo de operaciones que se realicen también se contrata a Servicios de Informática,SA. La plantilla de Deutsche BankTS, que actúa con todas las compañías del grupo como un cliente más, no pertenece al Banco. Según Munté, desde el punto de vista de gestión esta fusión ayuda a entender más la importancia de la tecnología. "Un director del departamento de marketing no pide cosas al servicio tecnológico, sino que las compra. Tiene constancia de lo que valen las cosas". En total, el banco ha inver

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información