| Artículos | 21 MAY 2004

El sector de TIC español vive momentos de incertidumbre

A la espera de conocer la estrategia del nuevo gobierno
Ana Sanz.
Con el diálogo como herramienta de trabajo indispensable, según sus propias palabras, y tras un mes de su designación como ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla no ha desvelado aún las que serán las líneas maestras de la política de su gabinete en materia de telecomunicaciones y desarrollo de la Sociedad de la Información. A la espera de su comparecencia ante el Congreso, prevista para finales de mayo, el sector de TIC en su conjunto espera obtener respuesta a la multitud de cuestiones e incertidumbres planteadas tras la desaparición del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

A falta ya de un ministerio específico que haga frente a cuestiones como la política a seguir en el sector de telecomunicaciones, la implantación de la Sociedad de la Información en España, el desarrollo del programa España.es, la inversión en I+D+i o la convergencia con Europa en materia tecnológica, los únicos planteamientos conocidos hasta la fecha en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, heredero entre otras de las áreas claves del desmantelado Ciencia y Tecnología, son la creación de una secretaría específica de Telecomunicaciones y para la SI y el fichaje de Francisco Ros al frente de la misma, que actúa también como presidente de la entidad pública empresarial Red.es y de su consejo de administración.
El Consejo de Ministros del pasado 14 de mayo trajo algunas novedades en el organigrama del gran ministerio que dirige José Montilla, si bien las esperadas líneas estratégicas en materia de telecomunicaciones y SI tendrán que esperar a ser conocidas en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados, fijada para finales de mayo, si bien “su postura será coherente con los compromisos adquiridos en el programa electoral del Partido Socialista”, según un comunicado del ministerio.
En este sentido, los nombramientos de María R. Callejón al frente de la dirección general de Pymes, y de Jesús Candil como director de Desarrollo Industrial van terminando de perfilar el nuevo organigrama ministerial. Al igual que sucediera tras la designación de Franciscos Ros, reconocidas trayectorias profesionales avalan a estos nuevos responsables, con el denominador común de haber participado en proyectos del antiguo Ministerio de Ciencia y Tecnología, en el caso de Callejón, y como vocal asesor de la dirección general de Política Tecnológica por parte de Candil.

Vuelco tecnológico
Tras sus casi cuatro años de existencia y tres titulares ministeriales, Anna Birulés, Josep Piqué y Juan Costa, la supresión de Ciencia y Tecnología después del proceso electoral del pasado 14 de marzo, supuso el traspaso de algunas competencias al Ministerio de Educación, mientras que las principales secretarías y direcciones generales quedaron adscritas a Industria, Turismo y Comercio.
Desde la perspectiva del mercado, este cambio en el ministerio que debía abanderar la construcción y alfabetización tecnológica en España, concretado ahora en una Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la SI, no ha dejado indiferente al sector de TI, que si en un primer momento acogió con decepción esta decisión ahora espera con impaciencia y con incógnitas abiertas la estrategia a seguir por el nuevo Gobierno. Si bien, uno de los aspectos mejor acogidos ha sido el nombramiento de Francisco Ros al frente de la misma, que cuenta en su haber profesional con una amplia experiencia en este sector. Un apoyo que ha ratificado también el ministro Montilla en una de sus escasas intervenciones públicas, al señalar que Ros era una persona idónea para “impulsar el crecimiento del sector, garantizar la competitividad empresarial y el respeto por el derecho de los consumidores”.
Pero los síntomas de preocupación entre los principales agentes del sector tecnológico español son claros y evidentes, tal y como confirma el hecho de que algunos directivos de empresas tan destacadas como Telefónica, Microsoft, HP, Intel e IECISA, que en su día establecieron una declaración de intenciones con los responsables del extinto ministerio de Ciencia y Tecnología y con la entidad pública empresarial Red.es para la implantación de la SI tanto en el ámbito ciudadano como en el tejido de las pequeñas y medianas empresas, han solicitado la celebración de una reunión con el titular de Telecomunicaciones y para la SI, Francisco Ros, para conocer cuál es la estrategia que piensa seguir con los planes que se pusieron en marcha durante la anterior legislatura del Partido Popular, en concreto sobre la ejecución del programa España.es, y qué acciones conjuntas de colaboración emprender en este sentido.

Interrogantes sin cerrar
Si bien algunas empresas han declinado hacer declaraciones a Computerworld hasta no conocer las líneas que el titular de Industria, Comercio y Turismo comunicará al Congreso, otros representantes del sector no han dudado en mostrar su preocupación sobre los planes que tenían con la Administración o la responsabilidad en el desarrollo de la SI, que han calificado como “un proceso ya imparable”.
Este es el caso de Isabel Tocino, presidenta de Siebel España y Portugal y vicepresidenta de Sector Público en Europa, que desde su experiencia política en destacados cargos del Gobierno del Partido Popular y ahora al frente de una importante multinacional de software, subraya la incertidumbre creada tras la desaparición del departamento de Ciencia y Tecnología. “Me ha sorprendido mucho –asegura–, porque creo que estamos en el momento para consolidar lo que es la SI. Es muy difícil pensar que si no tienes el foco puesto con un ministerio muy específico vas a incrementar el I+D+i, y más en un campo como la SI. Estamos expectantes y en un momento complicado para hacer predicciones. Creo que las TIC se han dejado en un ministerio sobrecargado de funciones fundamentales y con retos importantísimos. Me preocupa mucho, porque España está en un momento vital para consolidar la productividad y competitividad de sus empresas, de su Administración, y este es un elemento diferencial que se hace evidente en el uso de las TIC. Es un momento de incertidumbre sobre qué va a pasar con toda la infraestructura que se había creado, sobre el programa España.es, la convergencia en materia tecnológica con Europa,...”.
Para Ángeles Metiche Cárdenas, responsable de programas de desarrollo de la SI en Microsoft Ibérica, este cambio no supone de momento una ruptura en los planes que ejecuta la compañía con la Administración: “nosotros hemos colaborado siempre y seguiremos colaborando con el Gobierno Central y con las Administraciones Autonómicas para poner todos los medios que contribuyan al pleno desarrollo de la SI en España, independientemente de quién sea el interlocutor en cada momento. De cualquier gobierno esperamos que sea sensible al avance tecnológico como un factor clave de la modernización del país, desde el punto de vista económico y social. La voluntad de colaborar es la misma y mantenemos el mismo compromiso en contribuir al desarrollo de la industria local y a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Creo que, como líder de la industria, al igual que otras empresas, tenemos un papel que jugar en la implantación de la SI, y en este sentido nada ha cambiado para nosotros”.
Algo más indife
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios