| Artículos | 24 JUN 1994

La formación, sin fronteras terrestres ni sensitivas

Proyecto ETSIT de Teleenseñanza
Luzdivina García.

El proyecto ETSIT es una iniciativa de teleenseñanza por satélite, con capacidad para cursar tráfico de voz, video y datos en aplicaciones multimedia, a través de la interconexión de las redes de área local de centros de enseñanza distribuidos por toda la geografía del Estado español. Asimismo, este proyecto utiliza como soporte de comunicaciones la red CODE de terminales VSAT, desarrollada por la Agencia Espacial Europea dentro del Programa Olympus y adaptada a las necesidades multimedia impuestas por la teleenseñanza. Nuestro satélite Hispasat proporciona el segmento espacial.

El Hombre, desde siempre, se ha comunicado con su entorno a través de los sentidos. Tanto la vista como el oído son capaces de transmitir al cerebro humano la mayor parte de la información que necesita para comprender el mundo que le rodea, aunque estos sentidos impliquen un mayor trabajo por parte de las neuronas por la cantidad de información que pueden recibir. La vista es la forma más rápida de adquirir conocimiento y el sonido existe en la naturaleza de muchas cosas. Todo esto nos lleva a la necesidad que tiene la tecnología de adaptarse cada vez más a las necesidades del ser humano en cada una de sus facetas. Dentro de éstas, la formación o educación es algo muy relevante que acompaña al individuo a lo largo de toda su vida, bien sea como primer aprendizaje o como reciclaje.

En este sentido, últimamente estamos asistiendo a una serie de iniciativas que intentar conciliar ambos mundos: tecnología y formación, con unos resultados en algunos casos espectaculares. La existencia de estas experiencias naturales o sociales nos permiten hablar de una informática educativa en particular o de una tecnología educativa en general, cuyo impacto en la sociedad es cada vez mayor.

Una de estas iniciativas es la puesta en marcha por Telefónica junto con el CDTI, el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación, la Dirección General de Telecomunicaciones y Fundesco, denominada Proyecto ETSIT de Teleenseñanza, un sistema pionero que permite la interconexión de centros universitarios repartidos a lo largo de toda la geografía nacional y que gracias a la interacción multimedia, hace posible construir Aulas Virtuales, que permiten que la distancia no sea un obstáculo a la enseñanza presencial profesor-alumno.

Antecedentes del proyecto

Como hemos destacado, una de las entidades participantes en este proyecto es Telefónica, la cual, a través de su división de Sistemas de Satélites, ha aportado su experiencia en este tema. Esto se debe a que, históricamente, Telefónica Sistemas de Satélites tenía un contrato con la Agencia Europea del Espacio, a través del cual se estableció un consorcio empresa-universidad. Esta última aportaba la especificación de los protocolos en lenguaje abstracto y Telefónica Sistemas de Satélites se encargaba del desarrollo del proyecto a partir de esa definición previa, es decir, el desarrollo del software, la integración hardware, los ensayos vía satélite y la puesta en servicio de la red.

Este contrato, que arranca de 1989, contaba con una red original, cuya finalidad era la intercomunicación vía satélite de redes de área local. Nuestro objetivo era interconectar redes LAN, utilizando eficientemente el segmento espacial, es decir, que con un número pequeño de enlaces de satélite, se transmitieran los paquetes que viajan entre ordenadores, típicamente conectados a través de redes de área local explica Eduardo Gómez-Leal, Responsable del Departamento de Ingeniería de Telefónica Sistemas de Satélites. El proyecto se finalizó en el año 1991, cuando se comenzó a hacer pruebas con un satélite experimental geoestacionario de la Agencia Europea del Espacio, denominado Olympus, y se puso la red en marcha, la cual permitía tanto la comunicación entre una estación central con el resto de las remotas, como comunicación de redes remotas entre si.

Una vez que teníamos esto funcionando, todo el mundo empezaba a hablar de multimedia y comenzaron a aparecer aplicaciones de este tipo sobre redes de área local señala Eduardo Gómez-Leal y añade la pregunta inmediata fue: si nosotros tenemos un sistema de comunicación de redes de área local, que permite que las aplicaciones de LANs también viajen vía satélite y lleguen a sitios dispersos geográficamente, de forma equivalente una aplicación multimedia, que no es ni mas ni menos que una aplicación como otra cualquiera, debería funcionar sobre la red de satélite.

El primer proyecto diseñado por Telefónica Sistemas de Satélites estaba fundamentalmente dirigido a proveer comunicación TCP/IP vía satélite, pero no se orientaba en concreto al mundo de la educación. Sin embargo, según explica el Responsable del Departamento de Ingeniería, el mercado actual está dando cada vez mas importancia a la formación. Esto se observa en la existencia de unos gastos muy grandes de viajes de alumnos y profesores para recibir cursos. De este modo, decidieron utilizar su tecnología para transmitir aplicaciones multimedia, cuyo ámbito natural de utilización es el de la formación. Coincidiendo con la disponibilidad de nuestra herramienta potente, que podíamos poner en marcha para comunicar redes de área local, si bien no teníamos todavía una aplicación multimedia corriendo encima, surgió la necesidad de intercomunicar las Escuelas de Telecomunicaciones.

Asimismo, Eduardo Gómez-Leal explica que en España, las Escuelas clásicas eran las de Madrid y Barcelona, las cuales estaban bien dotadas de profesorado y excesivamente de alumnos, razón por la que se comenzó a crear nuevas escuelas. De este modo, al aparecer tantas facultades de telecomunicaciones en nuestro país, porque la sociedad lo demandaba, surgió la necesidad adicional de profesorado y, en particular, de cursos especializados para estas escuelas, lo que trajo consigo que los docentes tuvieran que viajar por toda España para extender estos cursos. Ante esta situación, se plantearon porque no utilizar una aplicación multimedia sobre una red que ya existía y un satélite doméstico muy potente, como es el satélite Hispasat.

Entidades participantes

De este modo, se gestó el proyecto ETSIT de Teleenseñanza, que fue una coordinación de fuerzas entorno a esta necesidad, conociendo previamente la existencia en el entorno nacional de una capacidad de comunicación de redes de área local vía satélite. Los organismos que se unieron para llevarlo a cabo fueron la Dirección General de Telecomunicaciones, a través del proyecto comunitario ARCO, cuya finalidad es dotar a las distintas zonas de España del equipamiento adecuado; el CDTI; Telefónica, que proporcionaba el segmento espacial en el satélite Hispasat y Fundesco, que debía promover la aplicación y dar la visión pedagógica al invento. El encargado de aglutinar todo esto era el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones, que fue consciente de la carencia de programas de especialización en las escuelas, por lo que se dirigió a diversos entes relacionados con el mundo de la formación, de la comunicación y con el mundo del satélite. Esta fusión de fuerzas dio lugar a un proyecto de comunicaciones vía satélite, es decir, ETSIT en Hispasat. Y que mejor forma de proveer esto, que utilizar unos recursos nacionales avanzados respecto a Europa señala Eduardo Gómez-Leal y añade ahora mismo, podemos decir que esta red es única en Europa y ha despertado el interés de Estados Unidos.

Infraestructuras

En definitiva, se puede decir que el Proyecto ETSIT es la conjunción de dos elementos: la red de comunicación vía satélite que intercomunica redes de área local y la aplicación multimedia que permite la transmisión de video y voz bidireccional, de forma interactiva y compartida entre las aulas remotas y el aula central.

Por otro lado, destacar que la aplicación multimedia ha sido desarrollada por el departamento de Ing

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios