| Artículos | 07 MAY 2004

Las nuevas oportunidades que ofrece la tecnología. Líneas tecnológicas estratégicas

Ricard Piñol.
El pasado 2003, fue un año prácticamente dedicado al sistema operativo y la infraestructura tecnológica de base. 2004 representa una oportunidad para asimilar la nueva y a la vez actualizada tecnología.
Cuatro grandes áreas dominan los planes de TI durante el presente año: movilidad, seguridad, continuidad del negocio e infraestructura. La aproximación de las organizaciones a estos aspectos depende en gran medida de si implantan las nuevas tecnologías de manera rápida, estándar o tardía. No obstante, para mantenerse de forma competitiva en el mercado, todas las compañías tratarán con ellas de algún modo. Y por su puesto, las decisiones que se hagan sobre las tres primeras áreas estarán vinculadas a la elección del sistema operativo e infraestructura en que asentarlos.

Movilidad
Los dispositivos móviles se están introduciendo real y plenamente en nuestra vida personal y profesional. Los llamados smart phones combinan la funcionalidad de una PDA con la capacidad de conectividad de un ordenador portátil. Únicamente falta que los puntos de acceso Wi-Fi empiecen a formar parte de nuestra vida cotidiana. Es cuestión de tiempo que las redes inalámbricas pasen a complementar los servicios de comunicaciones ofertados por los proveedores.
Quienes adopten rápidamente la tecnología durante este año obtendrán ventajas en la intersección de la movilidad y las infraestructuras tecnológicas para obtener eficiencia y flexibilidad. Y los rezagados siguen a la expectativa del gran boom.

Seguridad
Las amenazas planteadas por los virus y los hackers van a continuar y pueden incluso incrementarse con la aparición de nuevos dispositivos. Es posible que veamos los primeros ataques contra redes de dispositivos celulares de transmisión de datos, tales como GPRS, utilizando Bluetooth como medio de propagación. Sin más, la proliferación de dispositivos móviles está complicando los desafíos de seguridad a los profesionales de TI.
Otro tema que hoy en día está en primera línea es el de las soluciones de Patch Management. Los vanguardistas ya están trabajando en cómo utilizar la tecnología que han adoptado para la gestión de la seguridad de sus plataformas, para reducir costes de operaciones y para obtener ventaja de negocio. Mientras que los rezagados comenzarán a tratar la seguridad de manera integral en la empresa y tomarán conciencia de la importancia de implantar esta tecnología en sus infraestructuras.

Continuidad del negocio
Durante este año quienes ya hayan asimilado la nueva tecnología se moverán más allá de su preocupación por la recuperación de desastres y su objetivo se centrará en la continuidad del negocio. Para estas compañías, el asunto crucial es cómo asegurar la función en curso de los procesos del negocio para los cuales el equipo de TI ha diseñado cuidadosamente la infraestructura y ha tomado decisiones meditadas en cuanto al uso y configuración de los sistemas. Más que simplemente mantener los servidores a los niveles de servicio, estos profesionales de TI han de idear maneras de asegurar la disponibilidad del espacio de trabajo y los archivos necesarios para el personal para que puedan hacer su trabajo.

Hacer más con menos infraestructura
Para la mayoría de las compañías es fundamental poner su centro de proceso de datos en orden. Ya sean rezagadas como vanguardistas, las compañías van a dedicar presupuesto a conseguir explotar más y mejor los sistemas existentes a la vez que mirar de reducir el volumen de servidores existentes.
El imperativo “hacer más con menos” continúa marcando las decisiones de la infraestructura tales como estandarización del sistema operativo y de la plataforma. Mientras que los presupuestos de TI deberían aumentar modestamente, la mayoría de los fondos todavía serán asignados a hacer que los sistemas existentes sean más eficaces y a la reducción de los costes de TI. Los adoptantes tempranos van a buscar maneras de utilizar la tecnología que han implantado para obtener mayor valor de negocio. Los rezagados se encontrarán forzados a poner al día sus infraestructuras y sustituir sistemas anticuados, en algunas ocasiones forzados por la discontinuidad de los productos con los que están trabajando. En esta línea, acabo mencionando un aspecto relevante y significativo que nos permitirá obtener el máximo beneficio de nuestras infraestructuras: la estandarización de las estaciones de trabajo. El hecho de disponer de un entorno homogéneo y racionalizado nos ayudará a reducir los costes de mantenimiento, facilitando la integración de las nuevas aplicaciones y tecnologías e incrementando la eficiencia de la gestión de la seguridad y las operaciones, de modo que simplemente por este hecho la inversión esté prácticamente rentabilizada.

Ricard Piñol, consultor Ingeniero de Sistemas y Practice Area Support de Avanade en España
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios