| Artículos | 21 SEP 2001

"Queremos ayudar a la Administración a modernizarse"

José de Rafael Gavalda, director general de la AEC
Patricia Torralba.
La Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) agrupa al 60% del sector de la consultoría en España con el objetivo principal de impulsar la consultoría en la dirección de las empresas públicas y privadas para la mejora de la competitividad. Su director general, José de Rafael, comenta la situación actual.

¿Qué objetivos se ha propuesto la Asociación para este año?
- La AEC es una asociación que lleva 20 años trabajando y que durante todo este tiempo ha defendido los intereses de sus socios. En estos momentos, nos hemos planteado como prioridad absoluta ayudar a la Administración Pública española en todos los procesos de modernización que quedan pendientes de realizar. De hecho, estamos muy cerca de la iniciativa Info XXI, que es la que aglutina todos estos proyectos de harmonización.

¿Cómo se relaciona la AEC con Info XXI?
- La Asociación colabora definiendo las necesidades de informatización de la Administración. Una de estas necesidades es precisamente un mayor uso de la consultoría en sus proyectos.

¿Existe alguna diferencia entre la consultoría en la empresa privada y en la pública?
- Yo diría que no. La implantación de las nuevas tecnologías está dando sus frutos en tareas concretas como la recaudación de impuestos y la recaudación de la seguridad social. Estos dos proyectos han servido a la Administración Pública española para darse cuenta de que las inversiones que se realizan tienen un gran retorno. Desde la AEC queremos hacerles ver que hay otros proyectos de gestión e integración que se podrían poner en marcha ya y que permitiría al ente público obtener un retorno a la inversión igual o mayor que el se está obteniendo en la Agencia Tributaria.

¿Qué papel jugarían en estos proyectos las consultoras?
- Coordinando todos los esfuerzos de procesos, tecnologías, recursos humanos y estrategia. Estos son los cuatro pilares básicos que deberían aplicarse en cualquier proyecto y de hecho ya se están aplicando en muchos casos. Pero es necesario realizar una mayor inversión. Lo que vemos desde la AEC es que cuando uno de nuestros socios o cualquier otra empresa quiere trabajar con la Administración se encuentra con unos concursos públicos, como ordena la ley, pero que por lo general están dificultosamente definidos en cuanto a necesidades y mal dotados económicamente. Las excepciones las encontraríamos en la Agencia Tributaria y en la Seguridad Social, donde se han definido bien las necesidades y se ha invertido el dinero que ha sido necesario. El motivo es que el retorno de la inversión era muy claro y no lo es tanto en el resto de instituciones públicas, aunque desde nuestro punto de vista sea evidente. Una buena inversión repercutiría en una mejora de la eficacia, la eficiencia y la efectividad.

Este es por tanto el principal objetivo de la AEC en estos momentos.
- Efectivamente. Estamos trabajando en este sentido y de una manera optimista ya que estamos encontrando una cierta receptividad a nuestras propuestas en el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Queremos ser muy proactivos y no dedicarnos a administrar cuotas de asociados sino incentivar el consumo de la consultoría sobre todo en el sector público que es donde más necesidad tenemos. Consideramos que el sector privado está muy bien atendido y que en él tenemos una consideración profesional extraordinaria.

¿El número de socios es estable o piensan aumentarlo?
- Actualmente contamos con 20 socios y nuestra idea es duplicar este número en los próximos años. Ya hemos recibido cuatro nuevas solicitudes de empresas que quieren formar parte de la Asociación y estamos analizándolas.

En cuanto a la situación del sector de la consultoría en España, ¿considera que se encuentra en un buen momento?
- Pues evidentemente sí, según nuestro último estudio el sector creció un 16,7% en el año 2000 con respecto a 1999. Consideramos que los servicios de consultoría tradicionales están muy saneados y muy reconocidos por los clientes. En este momento una iniciativa de negocio que no esté debidamente estudiada por profesionales del mundo de la consultoría corre muchos más riesgos como se ha visto con las empresas de Internet. La gente se cree que las herramientas sirven por sí solas pero esto no es así: hay que saber coordinarlas e integrarlas y esto es mucho más sencillo de realizar contando con la experiencia de los consultores.

¿Cómo consigue el sector de la consultoría esos conocimientos?
- Hay dos vías fundamentales. Las empresas grandes de consultoría tienen unos servicios de investigación muy importantes, centralizados, donde se analizan las nuevas tendencias tecnológicas del futuro. Luego los consultores se van especializando en ciertas materias y la van dirigiendo su implantación en múltiples clientes por lo que su experiencia no puede ser comparada con la de un director de Tecnologías de la Información que se enfrenta por primera vez a una tecnología y que desee implantarla él solo. Una de las grandes ventajas que ofrecen las empresas de consultoría es aprovechar toda esta investigación y experiencia para aplicarla al mundo de los negocios. Las empresas de consultoría se están consolidando cada año más porque los resultados de su actuación son obvios.

¿Se encuentra la consultoría con escasez de buenos profesionales?
- Sí, evidentemente es un problema que se está viviendo y que se agrava en este sector ya que los buenos profesionales son muchas veces contratados por los clientes. En este sentido y como esto no es algo nuevo, tenemos también más experiencia en métodos de retención de empleados que otros sectores.

Desde la AEC, ¿recomiendan la globalización o la especialización a sus socios?
- Yo creo que la tendencia es a la globalización y a la creación de alianzas para poder abarcar los proyectos cada vez más globales a los que se enfrentan los potenciales clientes pero también cada vez más regionales para lo que la consultora que siga el proyecto general con un cliente y quiera llevarlo a una filial en una provincia deberá aliarse con una consultora local para poder ofrecer los mejores resultados.

Por último, ¿por qué una consultora debería formar parte de la AEC?
- Nosotros pretendemos ser un sello de calidad que acompañe a nuestros socios, una especie de garantía para los clientes. Para ello exigimos a nuestros socios unos mínimos de equipación, conocimientos, calidad, seriedad y ética.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información