| Artículos | 10 JUN 1994

Servicom ayudará a Telefónica en la implantación de la RDSI

Consigue 8.500 usuarios en un mes
Joan C. Ambrojo.

Un mes después de la campaña lanzada por la editorial IDG COMMUNICATIONS, con la entrega a sus lectores de más de 150.000 disquettes con el programa de comunicación Servicom, y que permiten el acceso a IDG Online, esta compañía anuncia la suscripción de 8.500 usuarios a la nueva red que abre las puertas a las superautopistas de la comunicación. Incluso puede ser un importante puntal para Telefónica en el campo de la RDSI. Según el director general de Servicios de Información Interactivos,SA (Servicom), Eudald Domenech, existe un pacto de caballeros entre ambas compañías (le factura 18 millones de pesetas mensuales) y somos la primera que utiliza RDSI a costes ridículos. Somos vendedores potenciales de líneas RDSI. También considera que su empresa es un interlocutor entre Telefónica e Internet.

Hasta ahora cuenta con nodos en Barcelona y Madrid, antes de agosto se habrá implantado en Palma de Mallorca, Valencia, Bilbao, Zaragoza y Sevilla, y a finales de año en todas las provincias en las que exista un mínimo de 500 usuarios, según anunció Domenech, en la presentación del servicio realizada en la capital catalana. A través de PC bajo Windows o Macintosh (en un futuro en Unix y DOS) los usuarios pueden acceder a todo tipo de información nacional e internacional a velocidades de 100.000 bps vía modem ó 256.000 bps vía RDSI: desde bases de datos profesionales, periódicos, bolsas de trabajo (ahora la del Institut Català de Tecnologia) a facilidades del correo electrónico o abrir interesantes foros con expertos e investigadores de todo el mundo. Las posibilidades son inmensas y los usuarios executive de Servicom tienen la posibilidad de conectarse a la red de redes Internet, con más de 20 millones de usuarios, y a One-Net, de usuarios Macintosh. Otros servicios son Compra Directa (Soft Mail, Mercado Segunda Mano, etc.), SoloMac (información exclusiva sobre Macintosh) y SoloWin (idéntico, pero para Windows). Uno de los servicios en los que la empresa deposita mayores expectativas es la carpeta corporativa. Es un espacio telemático en el que las empresas pueden comunicarse de forma privada y confidencial con sus clientes, delegaciones, concesionarios, etc. Como en cualquier otro servicio Servicom, el ahorro en las comunicaciones es elevado, hasta en un 200%.

Servicom ha invertido en la puesta en marcha del servicio 150 millones de pesetas, cifra que aumentará a 300 millones de pesetas antes de finales de año; esto no incluye las inversiones necesarias en la continua mejora de las herramientas de navegación, que ayuden al usuario a encontrar rápidamente lo que busca. La salida a Europa se realizará mediante inversores que aportarán el 25% del capital necesario para afrontar la inversión. Ya se ha firmado con una compañía Suiza, próximamente será Holanda y Francia. En cada uno de los países instalará nodos en las dos principales ciudades. Posteriormente el servicio se regionalizará. La contratación a los usuarios se realizará mediante concesionarios, empresas especializadas en telemática que irán implementando los diferentes servicios y productos. Para finales de año la empresa confía en tener 25.000 abonados, lo cual puede significar unos 1.200 millones de pesetas de facturación, pero eso es hacer quinielas, afirma Eudald Domenech.

El servicio está segmentado en áreas de información: el nivel básico cuesta 1.200 pesetas mensuales y permite el acceso a más de 2.000 MB de programas, utilidades, juegos, etc, así como participar en conferencias nacionales e internacionales y acceder al correo electrónico. El nivel executive permite el acceso a servicios como el correo electrónico de alta velocidad Mailbox, la información de Dun & Bradstreet (próximamente todos los datos de 250.000 empresas españolas), todos las demos de programas de WordPerfect, etc. Este usuario ha de abonar 1.000 pesetas más y, en caso de quere acceso a Internet, otras 1.000 más. La cuota executive se ha creado, fundamentalmente, para evitar los problemas que produjo las líneas 903 telefónicas, aclara Domenech.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios