Centro de datos | Noticias | 28 OCT 2015

Nuevas metodologías que minimizan el consumo energético en datacenters

El proyecto ParaDIME, coordinado por el Barcelona Supercomputing Center -Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS)-, ha desarrollado metodologías para minimizar el consumo energético en diferentes niveles de los centros de datos. Suponen un paso adelante en el campo de la eficiencia energética con resultados inmediatos y tangibles.
Datacenter services
Marga Verdú

Investigadores del proyecto ParaDIME han logrado desarrollar un conjunto de metodologías que permiten ahorrar entre un 30% y un 60% en el consumo energético de los centros de datos. Estas metodologías permiten abordar retos relacionados con la potencia, como por ejemplo el uso de dispositivos actuales y futuros o la programación de máquinas virtuales entre los centros de datos, entre otros.

 

En cuanto a los  modelos de programación, el proyecto se ha centrado en el cambio de un modelo de memoria compartida a un modelo de programación centrado en los actores y el intercambio de mensajes, que permite a los programadores conseguir una mayor eficiencia energética y, al mismo tiempo, incrementar su conciencia sobre aspectos energéticos.

 

Hay dos planteamientos ilustrativos: Soluciones de programación individualizadas para las arquitecturas heterogéneas de GPU/CPU. Gestionando el GPU directamente a través de un código optimizado se puede reducir el consumo de energía por un 80% aproximadamente. Sin embargo, esto exige una especialización que reduce la programabilidad. El proyecto ParaDIME ha elaborado técnicas basadas en los lenguajes de dominio específico que generan un código tanto para el CPU como para el GPU, lo que permite ahorrar hasta un 40% de energía y, algo crucial, facilita a más programadores la utilización de estas arquitecturas.

 

Y herramientas que permiten mayor concienciación sobre la potencia y los costes,  valorando las exigencias de potencia de un solo proceso que se ejecuta en un entorno virtualizado. Se pueden también utilizar para modelos de coste centrados en el usuario, para implementar una programación de tareas que tiene en cuenta el consumo energético y como un indicador de la cantidad de recursos heterogéneos consumidos por una aplicación.

En relación al  tiempo de ejecución, el proyecto ParaDIME ha desarrollado una gran infraestructura descentralizada que está formada por pequeños centros de datos que proporcionan calefacción y agua caliente. Este sistema supondría un incremento de la eficiencia, según ha demostrado  el socio industrial de proyecto, la empresa alemana Cloud&Heat.

 

Los investigadores de ParaDIME han desarrollado un programador de múltiples centros de datos, que planifica las tareas en diferentes datacenters, con lo que logra un equilibrio entre las cargas de los centros de datos y las necesidades de calefacción/refrigeración. Esto ha supuesto hasta un 50% en la reducción de las emisiones de CO2 y del consumo energético. Además, el proyecto ParaDIME ha contribuido con una función que rastrea los cambios para los dispositivos de bloque, que ya se ha incorporado en el último kernel de Linux.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información